sábado, 29 de noviembre de 2008

'Los pensamientos de Juan Armas Sánchez'

Estar celoso es el colmo del egoísmo, es el amor propio en defecto, es la irritación de una falsa vanidad.
. . .
¿Quién es ciego? El que encuentra placer en lo que no debería hacer. ¿Quién es sordo? El que no escucha las palabras de la verdad. ¿Quién es mudo? El que no sabe decir palabras afectuosas en el momento oportuno.
. . .
La ciencia es orgullosa por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde porque no sabe más.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Un poema de Mallarmé

CANSADO DEL REPOSO
Cansado del reposo cuya pereza ofende
La gloria por la cual huyera de la infancia
Adorable de bosques de rosas bajo el cielo
Natural, y cansado más aún del duro pacto
De cavar cada víspera nuevas fosas amargas
En e1 terreno avaro y frío del cerebro,
Torvo sepulturero de mi esterilidad,
—¿Qué decir a esta Aurora, oh Sueños, visitada
Por las rosas, si el miedo de sus rosas sombrías
Rellenará los ojos del vasto cementerio? —

Yo quiero abandonar el cruel y voraz Arte
De mi pueblo; y sonriendo a los viejos reproches
Que me hacen el pasado, mis amigos, el genio
Y hasta la misma lámpara que sabe mi agonía,
Imitar al buen Chino de paz límpida y fina
Que goza éxtasis puros mientras pinta la muerte,
Sobre tasas de nieve arrobadas de luna,
De una flor singular que perfuma su vida
Trasparente, la flor que sintió, siendo niño,
Injertarse en la azul filigrana del alma.
Para una muerte así que es ensueño de sabio

Yo he elegido, sereno, un paisaje lozano
Que también sobre tasas pintaré distraído.
Una línea de azul será un lago sumiso,
Bajo la desnudez de un cielo porcelana,
Y una luna creciente perdida entre las nubes
Remojará su cuerpo en el cristal del agua
No lejos tres bambúes, pestañas de esmeralda.

'El Tren Vertical' de Alfonso López con María Ávila Bravo-Villasante

jueves, 27 de noviembre de 2008

De cómo y por qué Jesús Malia insiste en publicar a Rosario Castellanos en Poesía Abierta

Amigo lector. No sé si sabes que en este blog hemos publicado íntegro el poemario de Rosario Castellanos 'Trayectoria del polvo'. Por si no lo conocías, te lo digo.
¿Por qué? Bueno, accede a la etiqueta 'Trayectoria del polvo' y lo sabrás. Además, amigos mexicanos, igual que me sorprende que allá no tengáis acceso a Mortadelo y Filemón, de nuestro genial Ibáñez, me hiere que aquí en España no tengamos acceso a la poesía de Rosario, que sea una absoluta desconocida.
Así que hoy os anuncio que el poemario citado está íntegro y por orden en una sóla entrada, accesible a través de las etiquetas 'Trayectoria del polvo', 'Rosario Castellanos' y 'Aprendiz de poeta'.
No perdáis la ocasión, disfrutadla, que Chayito y su poesía se hacen querer. Por cierto, que no pararé aquí, otros poemarios de Rosario habré de publicar. Y que el Fondo de Cultura Económica me perdone esta intromisión. Quién sabe, igual les estoy brindando la ocasión de publicarla en España. Ojalá. Me haría más fácil hablar de ella, como tanto me apetece.

'Aula Literaria' en la Fundación Centro de Poesía José Hierro

Hoy jueves 27 de noviembre, a las 20.00h., en el salón de actos de la Fundación.
Alumnos del taller de Creacíon poética
Aula Literaria

Los alumnos del taller de Creación poética, dirigido por Jesus Urceloy, darán muestra de su trabajo en el taller. Presentará el acto Tacha Romero.

Fundación Centro de Poesía José Hierro
C/ José Hierro, 7 - 28905 Getafe (Madrid)
Tfno.: 91 696 82 18 Fax: 91 681 58 14
info@cpoesiajosehierro.org

miércoles, 26 de noviembre de 2008

'Argonautas' en Toledo, del 26 al 29 de Noviembre

El jueves 27 de noviembre de 2008, a partir de las 21 horas, en el Círculo de Arte de Toledo (Plaza San Vicente, 2) con la presencia de Francisco Cenamor.

'Cuttlas', de Calpurnio, en www.20minutos.es

Aprendiz de poeta con Jorge Manrique

1
Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después, recordado,
da dolor;
y nos hace parecer
que cualquier tiempo pasado
fue mejor.


2
Pues si vemos lo presente
cuán fugazmente es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
Qué nadie se engañe, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de pasar
de tal manera.

Jorge Manrique, en las 'Coplas a la muerte de su padre', en versión de Jesús Malia. Consúltese acerca del original a través de la etiqueta Manrique, en este mismo blog.

martes, 25 de noviembre de 2008

Un poema de Juan Malpartida

EL POZO
I
El tiempo, voz que cae en la memoria,
alcanza un horizonte que me ignora
y deja, sobre la tarde ósea,
una dura materia oscurecida.
Lo que miro se desvanece, lo que miro:
el mar retrocedido a sus orígenes,
vuelto una sola hoja sin rumor.
Oscuro rodar de las horas,
el recuerdo de tus palabras
aliado a la tarde insondable,
la ausencia de tus palabras labrando
la otra cara del ser .

Anclada en el jardín, la marejada
ruge toda la noche
mientras camino por los cienos
circulares de los nombres y hago recuento
en las cumbres peladas del insomnio:
pasillos de otra casa, calles de una ciudad
devorada e inventada cada día,
conversaciones corno el pan tangibles
ahora ya reflejos,
metamorfosis del instante
más allá de los cuerpos.
No es tiempo,
tiempo es el agua que toda la tarde
mientras escribo,
horada la acequia, inunda mi oído,
las raíces aéreas del lenguaje
y mi mano bajo la lámpara.
Pero mi mano piensa
y sus sombras tibias
se derraman, se vuelven,
ven
el mundo inmarcesible,
la hora que no vuelve.

Juan Malpartida en 'El pozo', Pre-textos

'En el Caurel', de María Xesús Díaz

María Xesús Díaz
www.mariaxesusdiaz.tk

lunes, 24 de noviembre de 2008

Ángel Guinda en la Biblioteca Nacional

'Lisboa', de Miguel Pastrana

LA CANCIÓN DEL RAÍL

EN aleros, pórticos,
balcones,
por calles y laberintos,
zumba la entrañable
melodía.
No música, aire es,
que surte
de efluvios restallantes.

Sonido incandescente
surcos en el sueño
deja
ensanchando
los vitrales.

Vuela subita y
liviana. Etereas
espirales, como
un ocaso de musgo;
como voz que
guarda, sueña, acuna.

Aún invisible, no
es quimera. Llaga
márgenes secretos; vulnera
recónditos bastiones
ocultos al sol.

Sentida y anhelada,
no se oye ni
adivina. Sólo
llega, brota y unge
los párpados y manos;
y lava y cura
las tres heridas.


Es canto de vida
cotidiana. Nota
florida e imperenne
que ahuma los faroles;
que grita, llora
y desespera,
hilvanando fragmentos
de existencia.


La canción del raíl
tiene su propia
música: está escrita
en los corazones
de una sola
dirección.

‘Lisboa’, Colección Mirador, Ediciones de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles(2008), de Miguel Pastrana

domingo, 23 de noviembre de 2008

Jejeje, pero...

Ya se empieza a escuchar el siguiente chascarrillo con un puntito de mala leche: "¿Cuál es el mejor chiste de Mingote? El peor chiste de Forges'.
Para contrastarlo, visita este enlace:
http://www.abc.es/opinion/editoriales-columnistas.asp, y al final de la página mira el chiste de Mingote. Si no lo haces hoy, busca por fecha: 23-11-2008.
Una lástima que ABC no permita descargarse la imagen desde su web. Hay quien sigue queriendo poner puertas al campo. No se han enterado de qué va esto de internet. Por cierto, ¿cuántos años pasaron hasta que en 'El País' se dieron cuenta de que cobrar para acceder a los artículos era un osbtáculo para su propia imagen y su crecimiento? En España hay que agradecer a 'El Mundo' que estuviera a la vanguardia también en este punto.

'Réflex-iones rock' en Lavapiés

sábado, 22 de noviembre de 2008

viernes, 21 de noviembre de 2008

'El Gabinete' en Ciudad Universitaria (México)



Observación astronómica y proyección de imágenes del espacio del colectivo Safir con música en vivo de El Gabinete.

19:00 Hrs, Las Islas

Ciudad Universitaria, Ciudad de México

Presentación de 'La hamaca de lona' en el Ateneo de Madrid

Presentación de 'Ficciones de carretera' de Aurora Pintado















Viernes 21 de Noviembre
19:30 H
Casa del Libro,
Madrid

'Lisboa', de Miguel Pastrana

MANANTIAL DE SUEÑOS
ESTÁN quienes afirman que un sueño no es real. Los que proclaman su bruma intangible y condenan los vergeles al pétreo silencio de la materia.


Sé la historia de azahares muertos. Porque nadie se atrevió a gritar sus nombres o a filtrar su esencia en el magno océano de una pupila.


Oí hablar de siemprevivas calcinadas por ígneos heraldos rencorosos. Incluso escuché un sordo rumor de náufragos implorando perdón camino de La Baixa.

Aún así, grito, afirmo, proclamo:
¡No es falsedad el sueño!
¡No es humo la ilusión!
¡Alerta!
¡En pie!
Yo sé de imperios hechos con quimeras;
de pináculos construidos en base a lo imposible:
de mundos surgidos en la nada.

Donde las aguas verdes sueñan estrellas inalcanzables y lunas purpúreas invaden los viejos áticos; donde nubes alicatadas envuelven el sopor de la mente y un vetusto funicular entona cantos olvidados. Allí, regia, índiga, traslúcida, se alza esplendorosa, Señora de los Mares, la ciudad del Imposible.

¡Qué rumorosa inflorescencia de sueños crepusculares, alboradas febriles y atardeceres oceánicos!
¡Qué fúlgido transminar de granados miradores!

No hay buhardilla que no inflame los espíritus,

ni calles, ni terrazas, ni jardines
que no asalten y conquisten las mentes abiertas al azul de lo inmenso.

No busquéis aquí lo real; no pretendáis hallar la razón, pluma de cristal perdida entre fados, saudade y aromas de bica. Sólo colores del ensueño, infinito arcoiris y lágrimas de plata.


Es inútil resistírse. Imposible escapar al sideral torbellino: colinas y balcones; santuarios, cielos inundados en el vasto friso de una mirada encendida, o de una elipse extraviada. Tan sólo agonía de la materia, inexorable huida hacia el beco donde ánimas vomitan realidad.

Pero no.

Ya, no.

Es tarde,
¡Tarde!
¡tarde!
para los vencidos da vida.

Tarde para quien osó franquear el limbo, la Eternidad, y ya no hay punto de retorno, ya no existen mundos donde asirse. Sólo un imposible universo de vielas exaltadas y agresivas, de callejas en pugna y umbrales olvidados.

Sólo esencia; esencia pura y virgen
de este ubérrimo manantial de sueños.


‘Lisboa’, Colección Mirador, Ediciones de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles(2008), de Miguel Pastrana

martes, 18 de noviembre de 2008

'La ola', de María Xesús Díaz

María Xesús Díaz
www.mariaxesusdiaz.tk

Aprendiz de poeta con Jorge Manrique

Jorge Manrique, 'Coplas a la muerte de su padre', Castalia didáctica(1993), edición a cargo de Carmen Díaz Castaños.
Comenzar por la crítica a la edición. Defecto gravísimo, es, que en cada página nos encontremos con tan gravosa colección de notas al pie y definiciones de palabras que a juicio del editor serán desconocidas por el lector. Defecto gravísimo porque también se hace una introducción, una nota previa y se presentan documentos y juicios críticos, bien antes o depués de la exposición del texto.
¿No cabían allí?
Tan abrumadora colección de notas al pie, no hace más que entorpecer la lectura, pues la facilidad de acudir a ellas es una tentación inevitable incluso cuando no nos resulta necesario. En cualquier caso, responde a lo que algunos ignorantes creemos que es la filología en este exiguo rincón del mundo que es España: importan más el comentario y la crítica que la lectura de la obra original, el comentario que el objeto, el comentarista que el autor.
Esta publicación de la que hablamos se supone dirigida a estudiantes, y es de suponer que de secundaria, por lo excesivo en la comentario al pie. Mal ejemplo para ellos. Estamos tan prontos a resolver sus dudas, que ni tan siquiera dejamos que aparezcan. Pretendemos mantenerles con papillas hasta la edad adulta. ¡Ptú! Por favor, las notas, al final del libro, no a la par de la obra. Las acotaciones del crítico, al final, no a la par, que junto a ella desmerecen y le resta valor, por desviarnos y desconectarnos de su lectura. Porque, quién es el protagonista. Déjennos disfrutar libremente del texto, no nos amarguen con su maniqueísmo. Más tarde nos ocuparemos de opinar y de conocer, incluídas otras opiniones, si es que nos interesa.
Dicho todo lo cual...las coplas que aquí se presentarán no son sólo una selección, se hace versión de ellas. Quién quiera conocer la edición en la que se inspiran, que acuda a la mencionada,
la numeración se corresponde con la allí indicada.
Éstas que expondré, son 'Las coplas a la muerte de su padre' de Jorge Manrique, en selección y versión libre de Jesús Malia.¿Por qué?
En primer lugar porque estoy ocioso y me apetece: me resulta placentero jugar con esta obra de hace seis siglos y hacerla mía. Porque en ella me busco, antes de penetrar en su valor original y en lo que otros tengan que decirme de sí y de ella.
En segundo lugar, porque al remontarnos en nuestra lengua se demuestra su inutilidad. Si se mueve, si cambia, si gana y pierde vocablos y formas, es porque no vale, es insuficiente. Nos resultaría muy complicado entendernos hoy con alguien que empleó nuestro idioma hace 6 siglos. Es de mi gusto decir esto, como digo que, viniéndonos a nuestros días, un poema sigue siendo tan inútil, porque hay una multitud tal de lenguas, que nace siendo inaccesible a la mayor parte de los hombres y las mujeres. ¡Ah!, qué envidia del hombre de Atapuerca. ¿En qué rincón del mundo que se observan sus pinturas no se entiende su significado? Ayer, hoy, mañana. Así, que, actualizo las coplas según mi gusto para que sigan muertas. ¿Qué importa que el cuerpo de un cadáver yazga seis siglos en igual posición o se lo mueva?
En tercer lugar, porque soy aprendiz de poeta, y qué mejor para aprender que ir a las fuentes, y para avanzar, que criticarlas.
En cualquier caso, y no os aburro más, lo principal es que me gustan y tengo el ocio necesario para prácticar coplas, cosa que nunca, hasta anteayer, pasó por mi cabeza.
En la mayoría de los casos, los cambios son nimios. Tanto, que me dará vergüenza escribir, como haré, que son de Jorge Manrique en versión de Jesús Malia. Por favor, amigo lector, vea el original. La obra es de Jorge Manrique, no mía. Lo mío es un juego con la forma, en la mayoría de los casos, sin pervertir el sentido. Serio, pero un juego.
Próximamente.

lunes, 17 de noviembre de 2008

José Quintero en www.planetabuba.net

Un poema de Stephane Mallarmé

LAS VENTANAS
Del hospital cansado y del fétido incienso
que asciende en la blancura vulgar de las cortinas,
al Santo Cristo magro de un gran clavo suspenso
el moribundo vuelve las espaldas en ruinas;

se arrastra y anda, y, menos para escaldar su podre
que para ver el sol sobre las piedras, pega
sus pelos blancos y su pelleja de odre
a las ventanas que una luz clara anega.

Y la boca febril y del azul voraz
—como cuando, de joven, aspiró su tesoro,
una piel virginal, de otro tiempo— el agraz
de un largo beso amargo pone en los vidrios de oro.

Ebrio vive; olvidando la cruz, los óleos santos,
el reloj, las tisanas, el lecho obligatorio,
la tos... y cuando sangra la tarde, en amarantos
sus ojos de los cielos en el rojo cimborio,

ven galeras doradas, como cisnes esbeltas,
dormir sobre unas rías de púrpura y de armiños,
meciendo el iris de sus líneas desenvueltas
en un gran abandono cargado de cariños.

Así, con asco de los hombres de alma dura,
hundidos en el goce, donde sus apetitos
se sacian, y que amasan esta horrible basura
para darla a sus hembras y a sus hijos ahítos

me escapo, y voy buscando todos los ventanales
desde donde la espalda se da al mundo y, bendito
en su vidrio, que lavan rocíos eternales,
que dora la mañana casta del Infinito,

nc contemplo, y me veo íngel, y muero, y quiero
—sea el arte aquel vidrio o sea el misticismo—
renacer coronado del sueño de mí mismo,
al cielo anterior, de Belleza manadero.

Pero ¡ay! que el Aquí-abajo es dueño; su crueldad
en los propios umbrales del azul me atosiga,
y el vómito hediondo de la Bestialidad
a taparme allí mismo las narices me obliga.

¿No habrá manera —;Oh Yo, que en dolor te consumes! —
de romper el cristal que aumenta mi ansiedad,
y de escaparme con mis dos alas implumes,
a riesgo de caer toda la eternidad?

sábado, 15 de noviembre de 2008

'Los pensamientos de Juan Armas Sánchez'

Para el hombre el campo libre es una lección de moral, de piedad, de serenidad, de humildad, de resignación, de amor. El campo nos ama. Y en el campo se ahogan nuestras dos semillas ciudadanas o sociales más malignas, que son la de la vanidad y la de la envidia.
. . .
Las ideas de los hombres son como piedras, y los cargos que ejercemos como cántaros. Siempre se rompe el cántaro.

viernes, 14 de noviembre de 2008

La flauta espinazo 2, Maiakovski


'La soledad, la luz y la memoria', un poema de Orión de Phantoseas

LA SOLEDAD, LA LUZ Y LA MEMORIA

... ya se han ido las pocas golondrinas
que alegraban la tarde en los aleros;
el otoño se viste en los umeros
y el silencio se adentra en las encinas;

...por los montes del alma y sus colinas
la mente se estremece en los alberos;
el ocre, cuesta arriba en los senderos,
conduce hacia las fuentes cristalinas;

...junto al tronco y las ramas de esta higuera,
- entre el aire y el tiemblo de la vida -
la soledad se acuesta muy temprano;

y en su rueca, de auténtica hilandera,
va hilvanando la luz, en mi memoria,
al filo fiel y exacto de su mano.


http://www.oriondepanthoseas.com

(Weblog literario del autor: poesía relato, novela, filosofía y otros)

martes, 11 de noviembre de 2008

Presentación de la antología 'Bukowski Club 06-08'


Hoy, 19:00H en FNAC de Callao.
Están antologados, entre otros, Antonio Rómar, Daniel Herrera, Francisco Cenamor, Jesús Malia, Jesús Urceloy, Leo Zelada, Rafael Sarmentero, Verónica García y Víctor Sierra.

Octavio Ocampo, www.octavioocampo.com.mx

'Canasta de rosas'

'La pasión hoy'



Nuevo número de la revista 'Octo Digital'

En este número nuestro principal protagonista será Odisseas Elytis. El poeta griego aparecerá en cuanto abramos la Caja de Pandora(Óscar Martíin Centeno): su historia y sus libros son desgranados en nuestro artículo principal. En la sección Traducidos(Pablo Moreno González) podréis escuchar, tanto en castellano como en griego, alguno de sus más célebres poemas.

Dentro de Rescatados nos encontraremos con Rosario Castellanos(Jesús Malia). Su vida, sus libros y dos poemas recitados y musicados.


En el Octógono hemos atrapado un fragmento en directo del magnífico poeta Fernando Beltrán. Dentro del proyecto de recitales coordinado por Óscar Martín Centeno en Alcobendas, realizó una magnífica lectura en el mes de abril de 2008, bajo la lluvia más intensa que jamás conoció Madrid.


http://www.grupoartistico8.com/Grupo_Art%C3%ADstico_8/Octo_digital_escrita_4.html

Para escucharlo puedes hacerlo desde el programa iTunes (es la forma más fácil) poniendo en la pestañita de buscar: octo digital podcast. Si no tambén pudes hacerlo desde nuestra página web.

Óscar Martín Centeno

lunes, 10 de noviembre de 2008

'Lisboa', de Miguel Pastrana

LOS MUELLES

LOS muelles de
Lisboa
no tienen sueño;
yertos barracones
velan su noche tibia.

No tienen sueño,
y ante las grúas apagadas,
quien no duerme, narra
historias de amor, de dancings
y chaperos.

Por óxidos balardos,
andenes y ostiales,
un sordo rumor
de Africa
busca mujeres blancas
para ahogar penas
y lejanías.

Siluetas esbozadas
descienden Alecrím.
Al son de barras

y tabernas.
Eça de Queirós, ya
mármol que no sueña,
señala mástiles y
dársenas.

No tienen sueño,
y entre muslos mal pagados,
náufragos del orden
buscan lo perdido.


‘Lisboa’, Colección Mirador, Ediciones de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles(2008), de Miguel Pastrana

José Quintero en www.planetabuba.net

sábado, 8 de noviembre de 2008

'Los pensamientos de Juan Armas Sánchez'

Nada hay tan veloz como la calumnia; ninguna cosa más fácil de lanzar, más fácil de aceptar, ni más rápida en extenderse.
. . .
En la vida nadie se para, y no hay más que dos caminos: uno hacia el bien y otro que conduce al mal, y es preciso marchar por uno de ellos.
. . .
El que no sabe por qué camino llegar al mar, debe buscar el río por compañero.

'Lect(r)uras'


Imagen de Susi Cruz

viernes, 7 de noviembre de 2008

'Lisboa', de Miguel Pastrana

LUCES DE LA CIUDAD
MÍRALAS
: blancas, azules, verdosas, de color rojizo, sanguinolentas, cegadoras, mortales. Es como si la tierra se volviese cielo estrellado, y un cendal trémulo y fosforescente descendiera de las alturas. Como si una efervescente marejada invadiese Lisboa.


¿No ves a los tranvías, escintilantes embarcaciones, surcar este bruñido y sideral océano? Cetrinos carámbanos refulgentes escupen zafiro sobre las viejas fachadas, y el espíritu, aterido, perdido, anegado, ansía un ara donde elevarse en estelas de sueño, un altar donde sacrificar la realidad.


¿Te atreves tú, alma perdida, esencia abúlica, a profanar el templo donde esplenden los deseos infinitos y el ardoroso anhelo de lo ignoto? ¿Osarás, aliento desnudo, ente arrastrado por los velones del recuerdo, verdugo y víctima de tu propia catarsis? Es aquí, en el flujo de este Vía Crucis encantado, que se dirige a Santos, el Rossío o Alcántara, el lugar donde agoniza la razón en resplandecientes tolvaneras, ansiando renacer bajo el amor de un fogonazo crepuscular.

Yo sé que no te niegas al sacrificio de los callejones; y tampoco al de tules vaporosos que sueñan barandillas y tejados, pero es necesaria mucha fe. Fe para no agonizar en el destello de un anuncio luminoso, o en aquella ventana encendida que unge limón sobre los adoquines. Fe por la cual hallar tu noche sin mañana sobre la vetusta carpa de gemas azules que cubre Lisboa.


Yo intenté escudriñar el fulgor de la existencia, masticando olvidados céfiros argentinos; pero, cegado y malherido en mi lenta caída, he despertado sin recordar nada. Quizás, víctima de centelleantes alucinaciones, aceché el áureo roce del destino enfundándome en un cuerpo de neón, y comiendo pedacitos de estrellas, pero ya no recuerdo nada. Nada.


Y no recuerdo, porque el pasado enmudece y se difumina al encallar en el oceánico arrecife de los sueños; al intentar, en supremo gesto de arrogancia, dominar las brumas eternas que devoran resquicios de cordura.


Pero no es al universo de hogares y candiles satisfechos donde quiero llevarte; tampoco al luminoso paraíso de acomodados e idiotas complacientes que juzgan dominar las procelas de su sangre.


Es más allá.
En el centelleante mundo surgido cuando el cárdeno disco embiste contra la plata vieja del Tejo, y el río, linfa maternal, acoge al desamparado en su matriz. En el resplandor de esa esquina olvidada, de aquel lento y herrumbroso farol que tinta en el último quicio de una terraza. En el interior de un fúlgido corazón sumergido en los abismos del deseo.

Allí es donde te quiero guiar.
A las más hondas simas de la creación humana. Al cegador delirio de una bombilla en flor o una fuente eléctricamente mortal.

Ven.
Únete a este viaje de pupilas yertas y sueños febriles. Yo te llevaré por los más melodiosos caudales del espíritu, hacia el refulgir de los siglos marchitos y olvidados; hacia el recóndito manantial de luz donde nacen todas las penas y alegrías. Descubrirás el yerto calor de las buhardillas encendidas, de los patios verdosamente enamorados y de las callejas soñolientas y azules. Conocerás la magia funesta, sublime, que palpita entre plazas llameantes, por tejumbres fosforescentes. Conocerás, al fin, esa verdad última, escondida en el postrer latido del alma.


La descubrirás, sí.
Pero te advierto: quizás no sobrevivas.


‘Lisboa’, Colección Mirador, Ediciones de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles(2008), de Miguel Pastrana

'El puente', de María Xesús Díaz

María Xesús Díaz
www.mariaxesusdiaz.tk

jueves, 6 de noviembre de 2008

De Luis Luna en 'Al Rhila(El viaje)'

Zoco
1
Traza
líneas en el aire.
Estudia
la arquitectura
de su soledad.

2
El trazo curvilíneo de la bóveda
acomete la esfera del membrillo
se derrama en la duna bermellón de la especia
en el oro esplendente del alfanje
en el gajo encendido de una boca.

3
Siento cómo la especia
nos otorga fragancias
de un lugar recordado.
Un espacio que algunos
designan paraíso.

4
Contemplo dos muchachos
que ríen bajo el sol.
Ellos no saben
del lenguaje que escribe el sudor en su cuerpo.

5
Me encuentras
como una piedra
en tu camino.
No te inquieta mi calma
te completa.

6
El té oscuro
que juntos disfrutamos
habitará en nosotros
forjando nuestra sangre.
La sangre idéntica que nos recorre.

7
La palabra esperada
derrota
la experiencia
perfila los matices
delimita sus sombras.

8
El tiempo se acumula
bajo las blancas
esteras del olvido.
Disemino semillas
para que permanezca mi memoria.

Luis Luna en 'AL Rhila(El viaje)'
Otros poemas de este libro ultimísimo, se encuentran en este blog, de la participación de Luis Luna en Diversos.

Luis Luna en la Casa del Libro (20 horas), Madrid

'Hiperversos', de Gonzalo Escarpa

cruzrf.gifHIPERVERSOS: PERFOPOESÍA Y LATERALIDAD

Segunda sesión: BEN CLARK

ben.jpgBen Clark, ibicenco-galés afincado en Salamanca, es gestor cultural, poeta y colaborador habitual en prensa. Ganador del XXI Premio de poesía Hiperión por su obra “Los hijos de los hijos de la ira”. Subcampeón del Campeonato del Mundo de Poetas Pesados.


Sobre Ben Clark



Coordina: Gonzalo Escarpa

Jueves 6 de noviembre de 2008. 21.30 h.
La Escalera de Jacob. C/ Lavapiés, 11 (Madrid)

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Poemas de 'Calle' de Miguel Ángel Gara

Le atraía de su voz con su voz:
... ahora veremos las estrellas amigo
contemplaremos gnomos feroces subiendo
al techo del amanecer has visto alguna vez
el cielo la realidad que mezcla tu ficción
mi ficción? alguna vez fuimos felices
protagonistas el domingo
las niñas cubiertas de luz
su música verdad
sobre la vida
vida
enfermedad y muerte
necesidad de sexo
tras las cámaras
que el maquillaje oculta
en olas de asco ante el espejo roto
que es el papel brillante
la pantalla donde mujeres
ofrecen labios a niños
de ciudades inútiles lenguas
para que charlatanes sin conciencia
puedan hablar y hablar y hablar y quedarse
callados...





Columna

Sus ojos dejaban de sonreír
cuando la sonrisa llegaba
a sus labios. Marlowe

quién
eres
dime
la
verdad
no
mientas

eres
la
verdad.




La palabra

Se alza el telón.
Situado en el horizonte de sucesos
alguien brilla mientras camina antiguamente
a la realidad.

ÉL
Nada está completo,
ni el redondo girar de las estrellas,
la realidad no-toda que se oculta,
y en su fin amanece.

TELÓN

ELLA (La realidad)
En mi fin amanezco.
Qué falta,
qué falta en las moléculas,
abierta ya su boca a lo inmenso posible.
Qué falta
en los espacios cósmicos, el agua
pálida de epitafio
cayendo en las estepas
Qué falta
en la palabra, entonces,
gravedad,
acabada la obra

Libro Calle.

Autor. Miguel Angel Gara

Ed. Amargord.

Enlace a información:

http://www.poesiadigital.es/index.php?cmd=libro


http://www.esmadrid.com/es/pages/graficos/flash/video.swf?video=1690638.flv


Octavio Ocampo, www.octavioocampo.com.mx

'Solo para siempre'

'El viejo y el río'



lunes, 3 de noviembre de 2008

De 'Parque de destrucciones', de Rodrigo Galarza

Parque de destrucciones
2
alguien nos mira desde los muros, quizá el dolor que levanta ciudades
o el dios atroz que ensaya en circos romanos, en prostibularios de la ternura

se les pudre los ojos a los profetas del neón

se les pudre durante el día

ah/

pero el sarcoma baila
cantan los gusanos

alguien nos mira desde los muros
alguien trepa las tapias como una fósil enredadera que todavía arde

no alcanza la morfina que brota de las cloacas
no alcanzan las cloacas de los bares
no alcanzan los bares donde entre parábolas y parabólicas
colgamos los trofeos del infierno:
pero hay más, mucho más:

estoy solo " voy al coliseo a prenderme fuego",
la Castellana parte desde mis piernas y no regresa

me miro en lejanía sin regresar
suelta sus amarras la noche y se oye una sirena
sin embargo el barco se queda zozobrando en mis jugos gástricos
peristáltico velamen




y todos vivíamos sin vivir en nosotros
y todos moríamos sin morir

y algunos resucitábamos sin vivir
pero hay/ habrá más

Parque de destrucciones (El suri Porfiado, Buenos Aires, 2007: Amargord, Madrid, 2008), Rodrigo Galarza

De José Quintero en www.planetabuba.net

sábado, 1 de noviembre de 2008

'Los pensamientos de Juan Armas Sánchez'

Morir deben los pobres bribones, para que los bribones estén seguros.
. . .
El que toma las cosas a broma es siempre vencido por el que las toma en serio.
. . .
Si murmura la verdad aun puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser nunca más que la venganza de los cobardes.
. . .
De los hombres aprendemos a hablar; a callar, sólo de los dioses.

'Artificio', Óscar Martón Centeno en Alcobendas

''Gloria Fuertes, Derecho de Pasión', por Julio Santiago

”DERECHO DE PASIÓN” Homenaje a Gloria Fuertes

Dibujos de Julio Santiago





Café Libertad 8.
C/ Libertad, 8.
Madrid