sábado, 30 de mayo de 2009

Los pensamientos de Juan Armas Sánchez

El egoísmo es la fuerza de la vida. Sin egoísmo no se podría vivir. Lo que se llama egoísmo es un sentimiento de todo ser vivo y de todo ser humano. Considerarlo como algo especial de unos pocos es una candidez. El egoísmo es un común denominador de la Humanidad o, más exactamente, de todo lo vivo. Casi se puede asegurar que entre el que pasa por egoísta y el que pasa por no serlo no hay más que cuestión de estilo.
El hombre es un animal egoísta y rapaz como todos. No puede ser de otra manera, vida y egoísmo son paralelos. El hombre vela su egoísmo. Es natural.
La cortesía es la hoja de la parra del egoísmo, sin la presión del Estado y de la justicia, más de un individuo sería capaz de matar a su semejante y sacarle después la grasa y utilizarla para impermeabilizar sus botas.
Se ha filosofeado mucho sobre el egoísmo, pero todos los alegatos contra él no valen nada. El hombre es egoísta porque la preocupación por sí mismo es el principio de la vida. Si el hombre y el animal no fueran egoístas, desaparecerían del planeta. Si no tuviera el hombre inconscientemente, como tiene, una super-estimación de sí mismo, ya no quedaría rastro de él. ¿Quién se haría un retrato? Nadie. Uno de los orgullos del hombre es suponer que al lado de unas letras que forman su nombre y su apellido, que son tan suyos como de cualquiera, hay una cabeza pintada por un artista más o menos experto y que en el porvenir una masa de gente que no sabe quién era aquel hombre representado en el lienzo, ni qué hizo en la vida, ni quién lo representó en el cuadro, va a pasar por delante de él y a hacer un comentario más o menos serio o más o menos irónico.
¡Qué pobre ilusión!
Egoísmo es no aceptar el bien que nos ofrecen, acaso porque no estamos seguros de poder corresponder con nuestra gratitud.

viernes, 29 de mayo de 2009

'No sabes cuánto te he querido', Paco Bello

'Viaje redondo', un poemario de Rosario Castellanos

PASAPORTE

¿Mujer de ideas? No, nunca he tenido una.
Jamás repetí otras (por pudor o por fallas nemotécnicas).
¿Mujer de acción? Tampoco.
Basta mirar la talla de mis pies y mis manos.

Mujer, pues, de palabra. No, de palabra no.
Pero sí de palabras,
muchas, contradictorias, ay, insignificantes,
sonido puro, vacuo cernido de arabescos,
jugo de salón, chisme, espuma, olvido.

Pero si es necesaria una definición
para el papel de identidad, apunte
que soy mujer de buenas intenciones
y que he pavimentado
un camino directo y fácil al infierno.

MIRANDO A LA GIOCONDA

(En el museo del Louvre, naturalmente)


¿Te ríes de mí? Haces bien.
Si yo fuera sor Juana
o la Malinche o, para no salirse del folclor,
alguna encarnación de la Güera Rodríguez
(como ves, los extremos, igual que a Gide, me tocan)
me verías, quizá, como se ve
al espécimen representativo
de algún sector social de un país del tercer mundo.

Pero soy solamente una imbécil turista de a cuartilla,
de las que acuden a la agencia de viajes para que
les inventen un tour. Y monolingüe
¡para colmo! que viene a contemplarte.

Y tú sonríes, misteriosamente
como es tu obligación. Pero yo te interpreto.
Esa sonrisa es burla. Burla de mí y de todos
los que creemos que creemos que
la cultura e sun líquido que se bebe en su fuente,
un síntoma especial que se contrae
en ciertos sitios contagiosos, algo
que se adquiere por ósmosis.

LA VICTORIA DE SAMOTRACIA

Avanza como avanzan los felices:
ingrávida, ligera, no tanto por las alas
cuanto porque es acéfala.

Una cabeza es siempre algo que tiene un peso:
la estructura del cráneo que es ósea y el propósito
siempre de mantenerla erguida, alerta.
Y lo que adentro guarda.

COMENTARIO AL ESCULTOR

El que se lamentaba
de hacer su propia estatua con arcilla,
que pruebe las materias que nosotros usamos.
Nosotros, es decir, los marginales:
memoria, ensueños, humo, sueño, esperanza. Nada.

CONVERSACIÓN ENTRE VIAJEROS

A una mujer, ya vieja, que entreduerme
mientras el tren avanza
pero que corre a la excursión con una
avidez que le quita la nobleza a sus años
(como si todavía creyera o si esperara)
le pregunto: Su historia ¿tiene alguna coherencia?
¿El mosaico de días y de acciones
formó algun afigura que pueda contemplarse?
¿Se escribirá un libro co su vida?
¿Se pintará un cuadro con su cara?

Me ve con reprensión, como a una impertinente
que no alcanza a turbarla auqnue esté adjudicándole
un pasado que niega, una memoria
que renunció a tener, y me responde
que posee un a cuenta bancaria como para
comprarse galerías, bibliotecas,
todo lo que los otros han ordenado y hecho.

Y que no necesita de ninguna otra cosa.

PROPOSICIÓN DE LA BOA

(A las puertas de la tour d´Argent)

No comas nunca nada
que no seas capaz de digerir,
que no seas capaz de vomitar.

NINGUNEO

En la tierra de Descartes, junto a la estufa
-ya que nieva y tirito-,
no pienso, pues pensar no es mi fuerte; ni siento,
pues mi especialidad no es sentir sino sólo
mirar, así que digo
(pues la palabra es la mirada fija):
¿Qué diablos hago aquí en la Ciudad Lux,
presumiendo de culta y de viajada
sino aplazar la ejecución de una
sentencia que ha caído sobre mí?

La sentencia que dicta: 'No existes'. Y la firman
los que para firmar usan el Nos
mayestático: el Único que es Todos;
los magistrados, las cancillerías,
las altas partes contratantes, los
trece emperadores aztecas, los poderes
legislativo y judicial, la lista
de virreyes, la Comisión de Box,
los institutos descentralizados,
el Sindicato Único de Voceadores y...
...y, solidariamente, mis demás compatriotas.

NAZARETH

Descendiendo a la cueva en que el Arcángel
hizo su anuncio, pienso
en María, ese vaso de elección.

Como todos los vasos, quebradizo.
Como todos los vasos, demasiado pequeño
para el destino que se vierte en él.

EL RETORNO

Piso la tierra del Anáhuac, que es
la tierra de mis muertos.

Pues bien: como su nombre lo indica-y otros signos-,
están muertos. No hablan.

Algunos, los recientes, con el mentón atado
todavía al último pañuelo.
Otros con la mandíbula intacta, calcio vuelto
a su existencia mineral, que es muda.

Así, pues, no me piden
que yo viva por ellos,
que mire el mundo que no ven, que lleve
adelante un destino que no alcanzó a cumplirse.

Si necesito justificaciones
para estar, para hacer
y, sobre todo, para no borrarme
(que sería lo lógico suguiendo las premisas)
habrá que conseguirlas de otro modo.

¿Con los vivientes, que me dan la espalda,
que no me ven pero que si me vieran
sería con el rechazo del que sabe
que, por ley natural, a menos cuerpos
mayor espacio y aire y esperanza?

¿Con los que llegan ya con la granada lista
para hacerla explotar entre sus manos?
¿Con los que ven en mí el estrobo, la ruina,
el esperpento
que hay que destruir para construir de nuevo?

No. La respuesta no han
de darla únicamente los humanos.
Quizá hacer una obra...
¿Obra?¿Cambiar la faz de la naturaleza?
¿Añadir algún libro a las listas bibliográficas?
¿Hacer variar el rumbo de la historia?

Pero si éste es asunto- otra vez- de hombres
y del tiempo medido al modo de los hombres
y según los criterios
con los que ellos aceptan o rechazan.

¿Entonces, qué?¿Dios?¿Su mandato?
Es demasiado tarde para inventar ahora
o para regresar a la infancia dorada.

Acepta nada más los hechos: has venido
y es igual que te hubieras quedado o que si nunca
te hubieras ido. Igual. Para ti. Para todos.

Superflua aquí. Superflua allá. Superflua
exactamente igual a cada uno
de los que ves y de los que no ves.

Ninguno es necesario
ni aun para ti que, por definición,
eres menesterosa.

Lo he extraído de 'Poesía no eres tú', en el Fondo de Cultura Económica. Tienen librería ne Madrid en la zona de Moncloa: librería Juan Rulfo.

jueves, 28 de mayo de 2009

Nicolás Valencia Redondo, póstumo 'Sala para fumadores'


Un libro se anuncia:

SALA PARA FUMADORES

Cuando muere alguien como Nicolás Valencia, a los amigos se nos vacían un poco las calles del pueblo. En la Fuentehonda sopla un viento helado que anhela su presencia y por la calle Madrid ya no se va a ninguna parte. Y su madre enfila el camino del cementerio, pero allí tampoco está. Si acaso, nos sorprende algunas veces su aliento caliente en la nuca al doblar una esquina o su abrazo tan deseado bajo la marquesina del bus. Por ahí sigue Nicolás, entre nuestros recuerdos y sus palabras, y no queremos que se nos vaya. Por eso que los amigos vamos a editar, con la ayuda y el permiso de su familia, lo que de su poesía hemos conseguido salvar a pesar suyo. Con sus versos aprendíamos a vivir, pues Nicolás dibujaba la vida con la misma energía que lo consumió, tan joven.

Los de Patrañas os esperamos en lo de Mario el día 29 de Mayo, viernes, a las 22 h.

Andrés Mencía

'Derecho de pasión', Gloria Fuertes

Al pan, pan.
Y al queso...
¡tetilla!

_______________

Los ángeles se ríen
por la gracia de Dios.
Yo me río porque me haces gracia.
Los eruditos académicos
se ríen sin gracia.
¡Vaya desgracia!

_______________

Soy feliz con lo que soy,
no necesito tener nada.

_______________

Amo a las personas que me gustan.
Mis amantes no tienen sexo.
Amar por sexo y no por amor
es un atraso y un exceso.

_______________

Sea cóncavo,
llano o convexo,
un beso de amor
es un beso.

'Derecho de pasión' recoge textos inéditos de Gloria Fuertes en edición de Julio Santiago (Cuadernos del laberinto, nº 4).

Eneko en www.20minutos.es

martes, 26 de mayo de 2009

Javier Vázquez Losada en 'Casi sin querer'

No es más
La hormiga se pasea confiada
por el balcón de la estación
hasta que la embisten,
le da tiempo a recordar
toda su vida
que no es más que un paseo
por algún balcón florido o no
de alguna estación.

Un poema de Javier Vázquez Losada en 'Casi sin querer', editado por Baile de Sol.

'Esfera terrestre' inagotable

(Ver entradas anteriores de Sobre cántico para leer el poema del que se habla.)

Ni el arrojo de conocer ni la memoria o los hallazgos (tan escasos) pueden satisfacer nuestro afán de sabiduría, siempre insatisfecha. Ni el raptor de la sondas ni el amoroso náufrago te aliviarán, mar sabio; me digo a mí y te digo a ti, amoroso náufrago que me acompañas.
‘Que entre curvas te combas’. Una realidad tan compleja no puede ser lisa, es curva. Combar no se utiliza únicamente como redundancia, va más allá, dota a ese carácter curvo del conocimiento de una actitud permanente de cambio. El mar se comba y curva de continuo, complejidad mayor la de esta superficie en perpetuo cambio. El mar, el mundo, se comban, cambian, seguidamente.
‘Incorruptibles curvas’ lo tomaré por indescifrables ‘Sobre el azul perfecto’. Perfecto, por sinónimo de incorruptible: cerrado, concluso e intangible. Todo lo que se toca se corrompe. ¡No flash, por favor, no flash!, hasta la luz corrompe. La corrupción, en el verso de Jorge, es la espuma. La aparición de espuma que se niega al deseo de conocer, de asir, de aprehender, es otra forma de manifestar, en este mar pleno y refulgente, los queridos y celebrados límites.
¡Qué mediodía tan hermoso! Mediodía, pleno sol. De nuevo el sol. ¿El mediodía ya apareció o aún no hemos hablado de ‘Las doce en el reloj’? Esto de no leer linelamente es lo que tiene, que no sabe uno si habla del pasado o del futuro. En todo caso, ¡presente!
Por cierto, que me pregunto qué tiene que ver este poema con ‘El contemplado’ de Pedro Salinas. Será el futuro el futuro quien me traerá esta pregunta.

'Cuttlas', de Calpurnio, en www.20minutos.es

lunes, 25 de mayo de 2009

Nuevo curso de fotografía en Lavapiés, Jose Veses

Se termina la temporada y este es el último curso del año:

CURSO DE FOTOGRAFIA BÁSICO con plazas libres. Curso intensivo con horario de 19,30h a 21h los lunes y miercoles desde el dia 1 al 29 de Junio. La presentación del mismo es el día 1 a las 19h (para conocer al profe, aula y detalles) en la Sala Triangulo (c/Zurita 20, Lavapies). Su precio es de 150€, a pagar en efectivo al final de la 1ª clase (siempre y cuando sea lo que buscabas).

Este curso consta de:
-Control de cámara, luz y óptica.
-Composición y desarroyo visual.
-Ejercicios prácticos técnicos y artisticos.
-Sesión con luz fija y modelo.
-Salidas para material y exposición fuera de horario.
-Complementos analógicos y digitales(flash, filtros, etc...).
-Trato digital básico en la toma y descarga.
-Actitud de trabajo individual.
-Retrato, fotoreportaje, paisaje...

Requisitos: Cámara analógica o digital con opción de manejo manual.

Si quieres guardar plaza para este curso escribe a jvesesfoto-arroba-fotografo.com. Si necesitas más información, no dudes en pedirla.

Gracias y un saludo.

Jose Veses

Diego Valverde Villena en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Mapa

Ese mapa que me diste
de tu corazón
es como uno de esos mapas turísticos:
todo lo hermoso
está cerca
y las calles son cortas
y las rutas diáfanas.

Pero luego
las distancias no corresponden
hay calles que no están señaladas
y los caminos son complejos
e intrincados.

Y ya es muy tarde, porque me he adentrado
en la ciudad, y ya no hay vuelta
atrás.

Tus ojos miran muy lejos
y ya no me sirven de referencia.
Me he perdido
irremisiblemente.

Mauro Entrialgo en http://blogs.publico.es/mauroentrialgo/

sábado, 23 de mayo de 2009

Los pensamientos de Juan Armas Sánchez

Sobre la base del egoísmo prepara sus rapiñas la codicia, sus falsedades la calumnia, sus atentados el mal, y sus horrores la crueldad y la venganza.
. . .
De entre los hombres que pudiendo no hacen bien, salen los que hacen mal; los grandes egoístas son el plantel de los grandes malvados.

jueves, 21 de mayo de 2009

'Derecho de pasión', versos de Gloria Fuertes

Mi ánimo no viene
de ningún ánima bendita,
sino de ti,
cuando me produces fiebre
y luego me la quitas.

_________________

Yo voy despacio
para llegar a ti,
tú vas deprisa
para llegar a nada.

_________________

He tenido un corazón
abierto de par en par,
por eso, a veces,
mis amores
entraban de dos en dos.

_____________

Ojalá llegue el día
en que tu cuerpo
salga de mi cama
cada vez que el sol
entre por mi ventana.

Poemas de Gloria Fuertes en 'Derecho de pasión', editado por Julio Santiago (autor de la ilustración) en Cuadernos del laberinto, nº 4.

Un poema de Juan José Soto en 'Madrid: una ciudad. muchas voces'

Manos
inmensas
desforadas
De hondura y sentido
Este siglo entero de sangre
De tardío alumbramiento
Metástasis de sombra
En la habitación de la palabra
En sus crispados rincones
De silencio
De voces airadas
De profecía en los desolados muros

Enardecido verbo
A salvo de los desquiciados sanatorios
De la crecida tiniebla en el rostro
Horda abatida por el golpe de un verso
Aunque luego acometan
Rayos escondidos entre los árboles
Los ojos grandes de la furia
La muerte rozagante a gritos
Derribados inapelablemente todos
A manos de una sorda canción

Eneko en www.20minutos.es

miércoles, 20 de mayo de 2009

Jueves 21, Réflex-iones Rock

Sidney Harris en http://www.sciencecartoonsplus.com/index.php

'Querida Quiela'

12

Aunque con Láora creo que no tuviste mucha relación, Querida Quiela:

le he dejado tu libro, y eso que ella no es lectora de poesía y que me da la impresión, ya te dije, y es cierto, que te aborrece. Sigo sin saber las razones. (Yo nunca sé las razones.) Pero, a pesar de todo, le despiertas curiosidad y te va tomando cariño, tanto hablarle de ti y tanto como me quiere, que no podía ser de otra manera. Me recomienda, además, que se lo lea a Pulido, tal vez comprenderá mejor lo que cree mi delirio.

Pero no sé yo cómo puede ser que te mire de una forma tan antipática si apenas os habéis conocido, querida Quiela. Hay amores y odios que es nacer y no mueren.

Javier Vázquez Losada en 'Casi sin querer'

Desde 1913
Cuanto no escribo es cuanto sé
y eso en el mejor de los casos.
Pasarán los días y las noches
uno tras otro
se volverán silencio
lo que ocurrió ya no existe más
y tocará esperar otro día otra noche
aventados con amores más o menos tiernos
esperar
los movimientos de pánico
resumidos en tres palabras que es cosa de ahorrar,
recoger un pensamiento casi insomne
y sonreír para estar más guapo en la foto
para que nadie se fije
en el siniestro designio
de un tiempo obsceno
el tiempo que delimita
algo por aquí y un poco más por allá.
Entretanto la luz comienza a entrar por mi ventana como si me saludara.

Un poema de Javier Vázquez Losada en 'Casi sin querer'. editado por Baile de Sol.

martes, 19 de mayo de 2009

Lectura de Miguel Ángel Gara, mañana día 20 de mayo

Seguimos en 'Esfera terrestre', poema de 'Cántico'

(Ver entradas anteriores de Sobre cántico para leer el poema del que se habla.)

Una forma natural en la que proyecta Jorge la esfera (esfera que es irrealizable, como todos sabemos) es el mar. Mar sabio y, por tanto, sin alivio posible (como la esfera): ‘Ni el raptor de las ondas/ Ni el amoroso náufrago’, a lo menos, le ayudarán a sanar.
‘El amoroso náufrago’ no me parece difícil de desentrañar. Nótese, de nuevo, en primer lugar, el violento contraste entre náufrago, hombre perdido, y el epíteto amoroso. Un hombre tan dramático y tan lindamente engalanado que (exageremos la emoción) no nos mueve al llanto sino al éxtasis. (Ruego al lector: he puesto el dedo en la cosa, no me pida su nombre.)
Total, que este amoroso náufrago es el hombre que voluntaria y amorosamente se pierde a sí mismo (o propio) en las procelas del mar de la sabiduría.
De otra parte, aun viendo al mar arribar a la playa y entregarle sus olas, no me queda nada claro que sea la playa el raptor de las ondas que Jorge refiere. Aún y así, profundicemos, digo especulemos.
Dijomos más arriba en este mismo papiro de voluntad kilométrica, que ne la playa, en su arena, en sus conchas, descansa nuestra memoria, o, mejor, se vierte. Memoria que se realiza en cada nacimiento, cada niño, círculo de la rosa, playa en conchas.
Luego, nos habla Jorge de la sabiduría (el mar) en dos formas; la inteligencia y la memoria. La inteligencia se hunde amorosamente en lo ignoto y temible, la memoria retiene o rapta los resultados de tales indagaciones.
Ya me he excedido, pero no te preocupes, la próxima semana, un poquito más.

Poemas de Óscar Oliva

Mientras tomo una taza de café...

Mientras tomo una taza de café repaso los poemas
que he escrito
¡Cuánta confusión! ¿Cuántas palabras perdidas!
¿Bajo qué impulso lancé mi pecho mis descomposturas
a la búsqueda de ese mar que no es claro ni habitable?
Si he dicho soledad árbol ocieno
fueron palabras imprecisas para extender mis brazos
para darle un vuelco al reloj y mostrar mi desnudez
y sus caminos
He tomado conciencia de mis obligaciones
y he querido dar a los hombres nada más un relámpago

Debajo de una imagen ahora me duermo
ahora la doblo ahora la subrayo

Mañana despertaré en un mundo nuevo

No está en ninguna parte...

No está en nniguna parte
Cuando regresé de la oficina busqué su sombra
levanté el cuaderno
arrimé la silla a la mesa
y me puse a trazar su geometría
Tomé un vaso de agua y me sorprendió su dulzura
Busqué en mi traje en las gavetas de mi escritorio
Cansado sentí deseos de mujer pero no salí a la calle
Releí viejas cartas que me puse a atar lazos con mi saliva
a construir amores perdidos con mis cabellos
habitaciones y amigos que un día conocí en mi frente
Pero sentía su presencia como un acoso
su lujuria dentro de mi estómago
(Tal vez en el jardín desenterraba plantas y buscaba hormigas
para la poderosa baba de su lengua entumecida como escorpión)

Poemas de Óscar Oliva en 'Áspera Cicatriz', recogidos en 'Poesía en Movimiento'

Círculo de Bellas Artes

lunes, 18 de mayo de 2009

Un poema de María Sangüesa en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Ebria de ti

Ebria de ti vivía y en mi ausencia
hice cuanto pediste que yo hiciera.
Quiéreme, pediste
y yo te quise.
Ámame, rogaste
y yo te amé.
Aléjate, impusiste
y me alejé.
Perdóname, dijiste
y perdoné.
Vive sin mí, gritaste
y yo viví.
Olvídame, imploraste
y te olvidé.
Vuelta a mi ser de aquella borrachera,
de nuevo se cruzaron nuestras huellas...
Y no puedo entender lo que te apena,
pues hice cuanto pediste que yo hiciera.

Mauro Entrialgo en http://blogs.publico.es/mauroentrialgo/

Ayer día17 de mayo múrió Mario Benedetti: 'Hagamos un trato'

Hagamos un trato

Cuando sientas tu herida sangrar
cuando sientas tu voz sollozar
cuenta conmigo.

(de una canción de Carlos Puebla)

Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos ni hasta diez
sino contar conmigo.

Si algunas veces
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.

Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Mario Benedetti

domingo, 17 de mayo de 2009

Paco Bello (¡Pare taxi, pare taxi!) también publica versos

Publicados por "POESÍA ERES TÚ" :
PACO BELLO, MARTA NOVIEMBRE Y ALICIA MARTÍNEZ.

Lunes, 18 de mayo, a las 20:00 horas, en JUNK CLUB.
C/ Costanilla de San Andrés, 12. MADRID.
Metro: Latina. Conocida como Pza. de la Paja.
Acceso por La Musa Latina.


Próximamente verás y oirás en Poesía Abierta vídeos de Paco Bello.

sábado, 16 de mayo de 2009

Los pensamientos de Juan Armas Sánchez

El fatalismo delas leyes económicas es una doctrina que tiene una ciencia siniestra y contribuye a tranquilizar la conciencia moral de los ricos. El hombre afortunado acepta con maravillosa paciencia que la fortuna le haya favorecido a él y no al vecino de la buhardilla que sufre hambre y frío, en virtud de las leyes de la economía, que disponen de un modo irremediable que haya pobres y ricos.

jueves, 14 de mayo de 2009

Cecilia Quílez Lucas recita en San Roque (Cádiz)

RECITAL POÉTICO DE CECILIA QUÍLEZ LUCAS. Viernes, 15 de mayo, a las 20:30 horas, en el Salón de Actos del Palacio de los Gobernadores (Fundación Ortega Brú). Pza. de la Iglesia s/n. San Roque (Cádiz).

'Derecho de pasión', de Gloria Fuertes, primeros poemas

Un te quiero a destiempo
siempre llega muerto.

_______________

Paso hambre, Amor,
y tú continúas dando
miguitas de pan
a cualquier paloma.

_______________

Te he cantado mi soledad
para que me encantaras
con tu compañía.

_______________

Tú eres mi penitencia, yo tu manta,
contigo no me falta la Semana Santa.

_______________

Me ha tocado quererte y te quiero.
Me ha tocado cuidarte y te quiero.
Me has tocado el puntito del pecado
y...¡Te quiero!¡Te quiero!¡Te quiero!

'Derecho de pasión' es la edición de Julio Santiago de los últimos versos de Gloria Fuertes. (Cuadernos del Laberinto, nº 4.)

Sidney Harris en http://www.sciencecartoonsplus.com/index.php

Un poema de Antonio Ruiz Pascual en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Terremoto en el Perú 15-8-2007

Las calles tiemblan
estallan los cristales de los edificios
la gente se arodilla sobre el asfalto
corren con pasos innumerables
parecen hablándose a lo lejos
el perfil de Lima es amenazante
su dolor es riguroso
la impotencia se pregona
el terror se fragua sobre la sangre
se desnuda sobre la carne hecha sombra
Perú está bañado en llanto
con casas enlutadas sobre los escombros
Pisco, Nazca, Ica, Cañete...
la muerte tiene hambre
se lleva todo cuanto quiere
fragmento de vida
golpeando el empedrado
redoblando en el tambor violento
con el chasquido
a la mitad del vuelo
tú me miras en la noche
que amortaja
con las penas furtivas
donde las lágrimas se arrancan
nos ha pulverizado
esa fuerza destructiva
nos ha llenado de féretros
y de almas olvidadas
la pena frágil nos devuelve aguaceros
levantándonos sobre los muertos
levantándonos sobre los muros caídos
levantándonos sobre los escombros
sobre los perpetuos funerales
donde la débil mano se acrisola
para empezar de nuevo
sobre la sombra del ocaso
sobre la sombra de la aurora y su martirio

Eneko en www.20minutos.es

miércoles, 13 de mayo de 2009

Basilio Rodríguez Cañada en Arco Poético

Los mércoles, 'Querida Quiela'

11

Curioseando en los cajones, querida Quiela, te he encontrado:

una fotografía tuya en la que estás abrazada a un hombre joven y guapo (los dos sóis jóvenes) que no tiene cara de poeta. Sus ojos cerrados son los de Pulido.

En otro momento me habría puesto celoso, probablemente, pero hoy me alegra conservarla. No poseo ninguna fotografía en la que nos estrechemos, y al verte en ésta es a mi a quien veo de frente envolviéndote entre mis brazos. Ya ves, la vida, cómo da vuelta, acedades que endulzan. Qué hermosa la memoria que virtúa los recuerdos. Y ésta que he encontrado en los cajones, no estaba ensuciada ni por una mota de polvo. No amarillea, como el otoño no cambia al ciprés.

Eras y serás, querida Quiela. Siempre.

'Madrid: una ciudad. muchas voces' se presenta en Lima

Presentación de
Antología poética Madrid: una ciudad, muchas voces

y lectura poética a cargo de los poetas

CAROLINA FERNÁNDEZ

MIGUEL ILDEFONSO

JOHNNY BARBIERI

JUAN JOSÉ SOTO

Miércoles 13 de mayo 2009

11:15 a.m.

Facultad de Ciencias Sociales

Segundo Piso

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

LIMA

'Jirones', de Eduardo Rezzano, en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Desgarramos otra vez
nuestras prendas de
fina confección

¿Tenemos las uñas
demasiado largas?

¿Estamos atormentados?

¿Reaccionamos desmedidamente?

Aguja e hilo
aguja e hilo y

a zurcir mujer
que no hay plata
para estrenar ropa
que estos harapos
nos vestirán de
reinas

martes, 12 de mayo de 2009

Esculturas de Ron Muec, y fin

Sobre Cántico, seguimos en 'Esfera terrestre'

(Ver entrada anterior de Sobre cántico para leer el poema del que se habla.)

Por si queda duda de que Jorge habla del hombre en el mundo (qué otra cosa si no es la labor del poeta), ‘Esfera terrestre’, con cuyo título reúne lo abstracto (la esfera) con lo concreto (la Tierra).
La abstarcción de la esfera la remarcará el mismo Jorge en los últimos versos, así como su aflicción. Esta abstracción es la propia en su sentido científico, afán de universalidad, que Jorge explicita, y cuyo fin es la explicación de las formas y las leyes naturales. Ante la imposibilidad de alcanzarla, la esfera, símbolo de ese último sentido, se aflige. El abstracto se humaniza, diría un filólogo (creo, que yo no sé hablar como ellos). Yo diré que es la construcción cínica, esta metáfora, de un científico descreído de la ciencia. Alza la abstracta esfera en el intento de explicar el mundo y proyecta en ella la aflicción de no poder alcanzar su fin. ¡Qué hunor, Jorge, qué humor!
De otro modo, la esfera es el propio hombre pensante y frustrado. Qué obviedad, ¿verdad? Perdón por señalar con el dedo. Qué mala educación.
Continuará. De fijo.

'El bosque herido', exposición fotográfica de Pedro Ramos Torre, hoy en el Traveling

'Cuttlas', de Calpurnio, en www.20minutos.es

lunes, 11 de mayo de 2009

'Este mal ácido', un poema de Cecilia Quílez en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Noches son días y noches
sin treguas, sin esperas.
Soy un mal absoluto,
un socavón en mis lisiadas facultades,
un ácido retortijón de instrucciones
que me hiere el vientre desde dentro.

Pongo mis vísceras encima del escritorio
y las miro sin contemplaciones.
Y espero.
Espero a ver si pasa alguien
que las tamice como a las lentejas
que se desahucian en el mármol.

Con un poco de suerte,
el resto
será todo un festín.

Mauro Entrialgo en http://blogs.publico.es/mauroentrialgo/

'La invasión de las cosas', un poema de Juan Pinilla

LA INVASIÓN DE LAS COSAS

En mi cuarto se acumulan las cosas
ocupan las mesillas y las baldas
engullen los rincones y los huecos
no dejando nada para la nada

Luego se extienden al salón y al baño
se intercalan sobre las encimeras
robándose entre ellas la importancia
facturas, cartas, anuncios y poemas

Discos desnudos libros desordenados
prendas sobre sillones y respaldos
las cosas se rebelan a su modo
para ocultarme el mundo que hay debajo

Y sobre el suelo arañas de tejidos
microcosmos de minucias varias
tribus de remolinos con cabellos
decididas a onnubilarme el alma

En mi casa se amontonan las cosas
estrechando el espacio de mi aura
bloqueando mi visión del horizonte
ejército invasor aun sin espadas

Mi casa está invadida por las cosas
amanezco y me observan indiscretas
desafiándome a coger el plumero
a vencerlas con orden y bayetas

En mi cuarto se acumulan las cosas
y las miro sin salir de mi cama
se las ve confiadas pues intuyen
que hoy tampoco libraré esa batalla.

sábado, 9 de mayo de 2009

Los pensamientos de Juan Armas Sánchez

Haría falta que, de vez en cuando, un poeta tuviese una fortuna para gastar, para enseñar al rico lo que se puede hacer con el dinero.
. . .
Lo importante no es escuchar lo que se dice, sino averiguar lo que se piensa.
. . .
Aquellos que están encargados de la dirección de intereses supremos, deben permanecer asentados en las cimas del mando, sin descender jamás a los valles de la acción personal, física y directa.

jueves, 7 de mayo de 2009

José Emilio Pacheco gana el Reina Sofía

Pacheco se ha impuesto a la uruguaya Cristina Peri Rossi, el nicaragüense Ernesto Cardenal y el español Francisco Brines; además de a ti, querido lector, y a mí mismo. Otra vez será. Al menos ha ganado alguien que merecía los 42 000 eurazos del 'galardón'.

'Derecho de pasión', últimos versos de Gloria Fuertes editados por Julio Santiago

Gloria Fuertes muere el 27 de noviembre de 1998 en Madrid.

Durante sus tres últimos años de vida, Gloria escribe. Y comparte los versos con su amigo Julio Santiago.

En 2008, con motivo del décimo aniversario del luctuoso hecho, Julio Santiago edita (Cuadernos del Laberinto, nº 4) 'Derecho de pasión': los textos póstumos de Gloria Fuertes con ilustraciones de Julio Santiago.

Al ser una edición no venal, de 250 ejemplares numerados (de los que Julio me ha obsequiado con el 183), será difícil que tomes uno entre tus manos.

Así que aquí, en Poesía Abierta, me permitiré volcarlo. Con todo respeto y cariño a las obras de Gloria Fuertes y Julio Santiago. Y con permiso de Julio. Gracias.

Sidney Harris en http://www.sciencecartoonsplus.com/index.php

Medievo, revista de historia

Un grupo de escritores, catedráticos y profesores de universidad, algunos ya jubilados y otros todavía en activo, para dar a conocer la historia de una forma documentada y veraz, hemos creado una revista de HISTORIA. La mencionada revista se distribuye por el correo electrónico que nos es proporcionado por los suscriptores. En ella son publicados artículos de la antigua Historia de las Américas, Medicina Medieval, Religión, Antropología, Metafísica, Filosofía Medieval y, en general, de la Alta, Plena y Baja Edad Media y de todas las órdenes militares y religiosas que existieron en el mundo. El primer número fue lanzado el pasado día 30 de marzo. El número 2 será publicado, Dios mediante, el día 30 de junio. Estando suscrito podrás leer las revistas publicadas en la web cuyo acceso está restringido solamente a suscriptores.

Para obtener más información y suscribirte gratuitamente, si así lo crees oportuno, puedes entrar en la siguiente dirección:

http://www.agalera.net/medievo.htm

Dándote las gracias de antemano, te envía un afectuoso saludo,

MEDIEVO. Revista de Historia

Antonio Galera Gracia – Fundador

www.agalera.net

Un poema de Javier Vázquez Losada

Parece que haya que explicarlo todo
... Y yo
siempre mirando
la luz desde la sombra
me comparo y soy nada
pequeño
por mirar cosas más grandes
más vale que me entere
de que soy de mi propio
tamaño.

Un poema de Javier Vázquez Losada en 'Casi sin querer', editado por Baile de Sol.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Versos de Óscar Pirot en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Postmortem

Al despertar:
cabellos en la almohada,
pestañas huérfanas,
lagañas en el lagrimal,
pájaros que pronuncian nuestro bostezo.

En los pliegues de las sábanas
algo nimio se queda
mientras el cuerpo se levanta para el día.

Algo digno de microscopía
que no detecta la mirada,
apenas como el polvo
en el rayo de luz que se desvela.

Al despertar:
millares de células muertas
sobre el silencio tendido de la cama.

Pero con gesto pueril
nos largamos a la ducha
sin saber que a diario
un cadáver ensaya nuestra muerte.

Niebla

En la niebla se insinúa
la ceguera del paisaje.

Como cada miércoles a las 15:00 horas españolas, 'Querida Quiela'

10

Salvo Láora y Pulido nadie más me pregunta por ti, querida Quiela:

nuestro hijo Noné viene mucho a verme desde hace algún tiempo y cada vez que le hablo de ti pone cara de no me martirices, pobre diablo. Es duro sentirse tratado así por un hijo, amor, pero me resulta más difícil no poder hacerle ver que fue tu ilusión por muchos años, y que seguramente por él no me dejaste antes. Después de todo, ¡viene a verme!,signo claro e in-e-quí-vo-co de amor.

A veces pienso, sin embargo, que sí que os véis, y que eres tú quien le impulsa a buscarme, que después de todo te preocupo, porque no es normal que Jacobo, nuestro nieto, tenga tu misma forma de abrazarme sin conocerte y quererte mucho, querida Quiela.

'Cuttlas', de Calpurnio, en www.20minutos.es

martes, 5 de mayo de 2009

Carlos Salem gana el Premio Internacional Seseña de novela romántica

"Cracovia sin ti" es una historia de amor urbana, con tintes de realismo mágico y vivencias cotidianas.

"Cracovia sin ti" es el título de la novela inédita con la que el escritor hispanoamericano Carlos Salem ha ganado la V edición del Premio Seseña de novela romántica. El certamen, convocado por el Ayuntamiento de la Villa de Seseña con la colaboración de Caja Castilla-La Mancha e Imagine Ediciones, tiene carácter internacional y a la convocatoria de este año se presentaron casi un centenar de originales.

El jurado, formado por los escritores Fernando Marías, Espido Freire y Gustavo Martín Garzo, el alcalde de Seseña, Manuel Fuentes Revuelta, la concejala de Cultura, Mariam Fernández Martín, y la directora de ImagineEdiciones, Silvia Pérez, acordó por unanimidad premiar a la obra de Salem, definida por el propio autor como "una comedia romántica sin más concesiones al género que las que la propia historia pedía".

Sobre "Cracovia sin ti", Espido Freire destacó la peculiar estructura fragmentada de la novela, poco habitual en este género literario, y alabó que se apueste "por la renovación en un tipo de libros que han permanecido tradicionalmente relegados a las estanterías femeninas». Martín Garzo comentó que «ha sido todo un gozo leer esta novela" y José Luis Muñoz, ganador de la anterior edición del premio, definió la novela de Salem como "un libro rompedor, obra de un autor que ha hecho juegos malabares con las palabras» y escrito con un «envidiable sentido del humor".

Carlos Salem admitió que la novela comtiene tintes autobiográficos, ya que "el personaje femenino central es la mezcla de dos mujeres a las que quise mucho", aunque en su escritura primó la ficción y el deseo de "hablar sobre la gloriosa estupidez en que nos sumimos al enarmorarnos, lo difícil que resulta coincidir frente al azar de los desencuentros, y dar una nueva vuelta de tuerca a la terrible fábula de La cigarra y la hormiga, con la que tanto nos asustaron de pequeños".
Homenaje "libre" a uno de sus autores preferidos, el brasileño Jorge Amado, la novela narra una historia de amor urbana, con Madrid como escenario "y como personaje", que es contada, en buena medida, "por un gato llamado Gato", y contiene elementos de realismo mágico y vivencias cotidianas, "que siempre nos parecen extraordinarias cuando nos enamoramos". El humor, invitado de honor en los escritos del narrador nacido en Argentina, "surge del propio absurdo de la vida, ya que lo que a nosotros nos parece dramático, visto desde los ojos del otro, a menudo en hilarante".

El autor, que se define como "un novato de 49 años", permaneció inédito hasta 20007, año en que se publicó su primera novela, "Camino de ida" (Salto de Página), que en 2008 se alzó con el Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón a la Mejor Primera Novela Policial publicada en español y recientemente fue traducida al francés bajo el título de "Aller Simple". Al año siguiente llegó la segunda novela, "Matar y guardar la ropa", que mereció una excelente acogida de crítica y público, el libro de relatos "Yo también puedo escribir una jodida historia de amor" (Ediciones Escalera), y el libro de poemas "Si dios me pide un bloody mary" (Ya lo dijo Casimiro Parker). En mayo de 2009 se pondrá a la venta su tercera novela, "Pero sigo siendo el rey", también editada con Salto de Página.

Para leer "Cracovia sin ti" habrá que esperar unos meses, ya que se editará en 2010.

Sobre Cántico, ahora 'Esfera terrestre'

ESFERA TERRESTRE

¿Ni el raptor de las ondas
Ni el amoroso náufrago
Te aliviarán, mar sabio
Que entre curvas te combas?

Incorruptibles curvas
Sobre el azul perfecto,
Que niega a los deseos
La aparición de espuma.

¡Forma del mediodía,
Qué universal! Las ondas
Refulgentes desdoblan
La luz en luz y brisa.

Y la brisa resbala
-Infante marinero,
Rumbo sí, mas no peso-
Entre un rigor de rayas

Que al mediodía ciñen
De exactitud. ¡Desierta
Refulgencia! La esfera,
Tan abstracta, se aflige.

Nuestro nacimiento al mundo, que conlleva la intención, sino de explicarlo, de conocerlo, es ‘Tiempo perdido en la orilla’, nos dice Jorge. Esta olla que hierve no tiene asas, asevera, ni cazo tenemos con que vaciarla y repartirla. ¡Comamamos de ella!
Y esa ribera es orilla de río pero también de mar, como en ‘Esfera terrestre’, que nos ocupa, y ‘Niño’
¿Hay distinción entre mar y río? En ‘Cántico’ no son nuestras vidas los ríos que van a dar en la mar, a secas, con Manrique. Ni tampoco, con Alberti (no quiero barca corazón barquero, quiero ir caminado por la mar al puerto), es el mar el tránsito de la vida y el puerto estación, parada, quién sabe si la muerte.
El río sí es tránsito de la vida, al modo de Manrique, y su orilla para el regocijo. El mar, en ‘Cántico’ (por ahora, digo) es origen de la vida, fin de la vida y nuevamente origen de ésta. Jorge no mira a un hombre, Jorge mira al hombre. Por eso el niño en la orilla del mar, playa en conchas, círculo de la rosa, de los que ya hablamos. El hombre, entre tanto, en el amor, a la orilla del río.
En fin, que me da por creer realizado en ‘Cántico’ lo que creo un imposible en la literatura: ni una sóla palabra se ha colado en el texto que no responda a una intención. Más: Jorge festeja el azar, celebra los límites incomprensibles de la realidad, y estos gozos son auténticos, activa voluntad placentera. Es decir, en el fondo palpita el desasosiego, canta para espantar el mal. Así que ‘Cántico’, me da por creer, no puede ser azaroso ni incompresible, esto perpetuaría el mal que pretende alejar. ‘Cántico’ es descifrable en todos sus términos, y sus significados unívocos, libres de ambigüedad.
Dicho toto esto, la semana próxima nos metemos de lleno en ‘Esfera terrestre’. ¡Lo que queda!

Esculturas de Ron Muec

lunes, 4 de mayo de 2009

'A don Antonio Machado, combatiente', un poema de Miguel Pastrana en 'Madrid: una ciudad, muchas voces'

Para los estrategas, para los políticos, para los historiadores, todo está claro: hemos perdido la Guerra. Pero humanamente, no estoy tan seguro...Quizá la hemos ganado.
Antonio Machado

Si mi pluma valiera tu pistola
de capitán, contento moriría.
Antonio Machado

Valió eso, poeta, capitán
de ciudadanos, hombre alerta
detrás del sueño.
No hay muerte: espera.
Tu palabra alza un muro
de claridad. En él se estrella
la sombra.
Alta llamada, tu voz la llevan
los soldados del Pueblo,
los poetas.

Mauro Entrialgo en http://blogs.publico.es/mauroentrialgo/

'Una temporada en el cielo', un poema de Juan Pinilla

UNA TEMPORADA EN EL CIELO
Vacíos descansan
los frascos de perfume

lo que guardaban
se volatilizó

Las toallas olvidaron
su doblez en el toallero

desasignadas cuelgan
de cualquier manera

Los cajones querrían
vomitar su contenido

revuelto e indigesto
perdida su función

Recuerdos de una temporada en el cielo
del que al cabo caímos

aunque era en buena parte
made in El Corte Inglés

Recuerdos de un tiempo dorado
si bien los tintes tenían algo que ver

Se volatiliza el perfume
y queda el frasco

estrecho en la cintura
como una mujer

Con el tiempo olvidé
el pin de la visa

los códigos de acceso
a aquel mundo de sonrisas profidén

Souvenirs impuros
de una temporada en el cielo

¿Cómo llegué a creer
que alcanzaría mis anhelos

que hallaría mis respuestas
en aquel edén?

sábado, 2 de mayo de 2009

Los pensamientos de Juan Armas Sánchez

Las dificultades, a menudo, parecen mayores a distancia que cuando son examinadas con discernimiento y separadas de la bruma y de las sombras que las acompañan.
. . .
Quienes opinan que el dinero todo lo puede, sin duda están dispuestos a todo por el dinero.
. . .
El dinero se adquiere con trabajo, se guarda con temor y se pierde con gravísimo dolor.