lunes, 28 de febrero de 2011

Verso del poeta ayacuchense de Bs As Juan de Lapala

(El torturador, 2005)

Oda a la pared por parte de una ventana. qué
sería de mi sin la oscuridad de tu encierro ys
i no les ocultaras afuera todo el mundo. vosq
ue has presenciado la espalda de los fusilado
s. vos que has sido engarzada de sombras. mi
lenaria y altiva, haciendo frent
e a vientos y ag uaceros. vos q
ue sabés el deta lle del laberint
o y el presidio.q ue has sufrido
el odio de homb res que desdee
l cielo te destruy en. vos que ha
s sufrido el esca rmiento de dio
ses que desde la tierra te voltean. casi ubicua,
en tus orillas has guarecido al rey y al vagabu
ndo. vos sos mi razón, mi sostén. sin vos yo n
o sería esos ojos para los ojos. vos, derruida y
apilada te yergues. ¡oh, tullida majestad de loi


nfranq
ueable¡


Muchas gracias, Juan, por participarme tu poesía. Un saludo para Buenos Aires.

Sonetos de Gutierre de Cetina

Horas alegres que pasáis volando
porque a vueltas del bien mayor mal sienta;
sabrosa noche que en tal dulce afrenta
el triste despedir me vas mostrando;

importuno reloj, que apresurando
tu curso, mi dolor me representa;
estrellas con quien nunca tuve cuenta,
que mi partida vais acelerando;

gallo que mi pesar has denunciado;
lucero que mi luz va obscureciendo;
y tú, mal sosegada y moza aurora;

si en vos cabe dolor de mi cuidado,
id poco a poco el paso deteniendo,
si no puede ser más, siquiera un hora.

________________________________


Por repararse de una gran tormenta
con que el cielo una noche amenazaba,
debajo de un alto olmo suspiraba
temeroso Vandalio en tal afrenta.

No que con las ovejas tenga cuenta,
ni el temor de los lobos recelaba;
antes un ruiseñor que allí cantaba,
la historia de su mal le representa.

Piadoso, (a) la avecilla enamorada
dijo: «¿Qué así te afliges y cantando
muestras la tempestad tener en nada?

¿Qué haremos los dos, pues que llorando,
nuestro triste cantar tan poco agrada?»
«¿Qué? -dijo el ruiseñor- Morir amando.»

domingo, 27 de febrero de 2011

23 de mayo: Bases IX Premio de Poesía Carmen Merchán /Cazalla de la Sierra

1000 euros a un poema (30-70 versos). Hasta el 23 de mayo de 2011

CONVOCATORIA IX Premios de Poesía Carmen Merchán Cornello – Cazalla de la Sierra 2011
“… y una tierra fecundada por una nueva siembra” (Forugh Farrojzad).
Con el deseo de que no se apague la luz, ni el perfume de la brisa, que en estos días refleja la llama que encendida arrastra la pasión de libertad en nuestro sur y para que podamos seguir buscando la semilla que haga emerger el verso por encima de las crisis y a pesar de ellas. A pesar de todo, fecundar la tierra y renacer. Descubrir la palabra que libera y clama por llegar a nuestros corazones. Para atraer a nuestro lado la verdad de la Poesía, los descendientes de Carmen Merchán Cornello, a través de la Asociación Cultural “Carmen Merchán Cornello”, convocan el Premio de Poesía CARMEN MERCHÁN CORNELLO-CAZALLA DE LA SIERRA 2011, en su novena edición, que se regirá conforme a las siguientes

BASES

1ª.- Podrán concurrir a estos Premios todas las personas que lo deseen siempre que sus poemas estén escritos en castellano. Todas las condiciones de esta convocatoria tendrán efecto por igual para las dos modalidades a que se hace referencia en la base nº 7.

2ª.- Las obras serán originales e inéditas, no habiendo sido premiadas en otros concursos.

3ª.- El tema de los poemas será libre, así como sus aspectos formales (métrica, rima, etc.)

4ª.- Se presentará un poema o conjunto de poemas de tema común, cuya extensión no sea menor de 30 versos ni exceda de 70. Cada autor podrá presentar un solo trabajo.

5ª.- Los originales irán sin el nombre del autor, por el sistema de lema y plica, incluyendo en un sobre cerrado la identidad, las señas del autor y su número de teléfono, así como una breve reseña bio-bibliográfica. No serán admitidos aquellos trabajos que lleven alguna identificación de su autor, ni siquiera en el remite del sobre de envío. Exclusivamente para quienes concurran en la modalidad “local”, a que hace referencia la base nº 7, una declaración de cumplir con los requisitos establecidos para ello.

6ª.- Los originales, que no podrán llevar dibujos, fotos ni otros elementos decorativos, se presentarán por quintuplicado ejemplar, mecanografiados y grapados o cosidos (en el caso de que el poema ocupara más de una hoja), antes del 23 de Mayo de 2011 en la BIBLIOTECA PÚBLICA DE CAZALLA DE LA SIERRA, c/ Plazuela, nº 32, 41370 Cazalla de la Sierra (Sevilla), haciendo mención en el sobre al Noveno Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello. No se admitirán originales enviados por correo electrónico, ni otro soporte que no sea el descrito anteriormente. En cualquier caso, se agradecerá la mayor sencillez en la presentación.

7ª.- Se establecen dos premios. Uno dotado con 1.000 €, de Ámbito Nacional, al que puede concurrir cualquier poeta, incluidos los de la Sierra Norte de Sevilla. Y otro dotado con 500 €, al que sólo podrán concurrir los poetas nacidos, descendientes o residentes en cualquiera de los pueblos que integran la Comarca “Sierra Norte de Sevilla”, haciéndolo así constar en el sobre de envío de originales incluyendo la palabra “Local” junto al nombre del Premio.

8ª.- El Jurado que estará constituido por dos personas representantes de la familia convocante (una de las cuales actuará como Presidente) y otras tres personas designadas por la ASOCIACIÓN CULTURAL “JOSÉ MARÍA OSUNA” y la BIBLIOTECA PÚBLICA SAN JUAN DE LA CRUZ, tendrá capacidad para interpretar las bases. Fallará el Premio, que no podrá ser declarado desierto, antes del 26 de Junio de 2011, haciéndolo público el mismo día del fallo, y además con comunicación directa a los premiados.

9ª.- Los premios se entregarán en CAZALLA DE LA SIERRA en un acto público al caer la tarde del día martes inmediatamente siguiente a la celebración de la Romería anual, en el mes de Agosto, que este año lo es el día 9, para lo cual será imprescindible la presencia de los premiados, que serán avisados con antelación. El alojamiento del poeta premiado en la modalidad Nacional en la noche de entrega de los premios correrá a cargo de los organizadores.

10ª.- Los trabajos no premiados serán destruidos. No se mantendrá, en ningún caso, correspondencia con los autores de las obras presentadas, salvo la notificación que falle el Jurado.

11ª.- Los poetas premiados accederán a que sus poemas sean publicados en la Revista de Cazalla de 2011, así como, si lo considerase oportuno la Asociación convocante, en alguna otra publicación conmemorativa de los premios. También habrán de facilitar sus poemas en formato digital cuando se les requiera para ello.

12ª y última.- El mero hecho de participar en este concurso implica la aceptación de todas sus bases. Las decisiones y el fallo del Jurado serán, en cualquier caso, inapelables.

NOTA: Para cualquier aclaración sobre esta Convocatoria pueden dirigirse a Dª Monte Falcón, en la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz de Cazalla de la Sierra.

En Cazalla de la Sierra, a 31 de Enero de 2011.

jueves, 24 de febrero de 2011

María Antonia Ortega, viernes 25 de febrero, 20:30 H, Pub Joyce, (Alcalá, 59)


María Antonia Ortega (Madrid, 1954) es licenciada en Derecho. Actualmente, compagina el ejercicio de la abogacía con la crítica literaria. Ha publicado varios libros de poesía: Épica de la soledad (Libertarias, 1988); La viña de oro (Libertarias, 1989); Descenso al cielo (Torremozas, 1991); El espía de Dios (Libertarias, 1994); Sí, Antología poética o La existencia larvada (Huerga&Fierro, 1998); Junio López (Huerga&Fierro, 1999); La pobreza dorada (Devenir, 2003); Poema alemán (Aristas de cobre, 2003); Disgresiones y rarezas. Postales, recuerdos, souveniers (Devenir, 2007); y El pincel fino / A dreaming woman (Polibea, 2010).

Su obra ha sido incluida en diversas antologías, entre otras: La poesía de la experiencia española de finales del siglo XX al XXI (Devenir, 2011); Las moradas del verbo. Poetas españoles de la democracia (Calambur, 2010); Trato preferente. Voces esenciales de la poesía actual en español, (Sial, 2010); Cuatro gatos. Otras voces fundamentales en y para la poesía española del siglo XXI, (Huerga&Fierro, 2009); Veinte poetas españoles del siglo XX (Fundación Editorial El Perro y La Rana, 2008); Poesía española contemporánea (Hofstra Hispanic Review, 2007); Poetas en blanco y negro (Abada Editores, 2006); Di yo, di tiempo (Devenir, 2006); De lo imposible a lo verdadero (Sial, 2000); Milenio, poesía ultimísima (Sial, 1999); Ellas tienen la palabra (Hiperión, 1997); Elogio de la diferencia (Caja Sur, 1997); etc.

Sus poemas han sido traducidos al italiano y al rumano. Ha participado en diversos encuentros internacionales de poesía (Perú, Letonia, Irlanda...). Su obra ha sido abordada en profundidad por la poeta y profesora Marta López-Luaces.

Enlaces:

SoyPalabra: blog de María Antonia Ortega:

Equipo Esmirna

Matemáticas y literatura en la Residencia de Estudiantes

'Avanti', antología de poesía del cambio de siglo



Pablo Luque Pinilla realizó la antología 'Avanti' de poesía española para. Según reza la contraportada (en palabras de Alberto Lisbona):

"Entre las numerosas voces del coro de la poesía española escrita a caballo de los siglos XX y XXI, Avanti nos ofrece catorde de ellas, afinadas y representativas de algunas de las tendencias que conviven actualmente.
Pablo Luque Pinilla informa exhaustivamente del estado actual de la situación poética en el territorio español, muestra lo que hay y propone, desde sus preferencias como lector, una apuesta -entre otras posibles- de lo que es. Su criterio de antólogo prioriza, con intención abierta, los poemas antes que a los poetas, la meditación y comunicación tanto como la expresión, cediendo al historiador la última palabra".
¿Los autores seleccionados? Pere Gimferrer, Antonio Colinas. Miguel dÓrs, Ángel Guinda, Enrique Gracia Trinidad, Eloy Sánchez Rosillo, Chantal Maillard, Jenaro Talens y Abelardo Linares.
De esta nueva presentación (o recuerdo) participarán Ángel Guinda y Enrique Gracia Trinidad.
En los siguientes enlaces, accedes a la selección de versos de estos autores que realizó Pablo Luque Pinilla para una revista digital italiana, entre los que están muchos de los poemas luego publicados en 'Avanti':

¿La política en España? Y la empresa, y nosotros


martes, 22 de febrero de 2011

Mañana, recital en Lavapiés, ciclo a cargo de Rodrigo Galarza

Número 2 de la revista 'El alambique'. Presentación en El Ateneo



El Ateneo de Madrid y la Fundación Alambique para la Poesía

tienen el placer de invitarle, el miércoles, 23 de febrero, a las 20 horas, a la presentación del nº 2 de la revistaEl Alambique (dedicado al poeta Ángel Crespo).

Miguel Losada, Ángel Guinda, Amador Palacios y Agustín Porras abrirán este acto, en el que también se leerán textos de algunos de los colaboradores del citado número.

Ateneo de Madrid * Sala de Conferencias * Calle Prado,


Poemas de Chema Barredo en 'Marea'

El pozo amable

El final del teorema,
por fin tu boca
cuando el milagro nos sorprende,
apoteosis en sombra, piel sobre piel.

La mano avanza entre la tela,
zona de sueños profanada
y el misterio se hace luz,
los sueños exploran la hondura
del pozo más secreto.

Todo el enigma entre las rocas
de unas piernas, medianoche con sol
y no amanece.

Horas furtivas, de amor las horas,
algarabía del metal
frente a la carne de metal
que cruje. Chirrían los costados
de dos locomotoras
que chocan sin hacerse un arañazo.

En el nocturno cuadrilátero,
libar del pozo más amable.


Es demasiado tarde

Es demasiado tarde
para que vuelva el sol de medianoche,
o descubrir la cara oculta
del deseo. Tarde para medir
el precio del amor y las rutas de la carne,
la distancia que separa dos voces,
el color de la vida sin esquinas.
Para extender la cuerda de tus brazos
ya es tarde. En otros he dormido
con ecos del insomnio,
sin dejar huellas.

Y busco disfraces como piel
cuando leo tu nombre escrito
en la pared del laberinto.

Es demasiado tarde
para volver a casa
si el sueño es un suspiro,
si el tiempo es una hora,
si sólo nos empuja algún recuerdo.


Futuro

Mañana es la hora que amanece
en tu boca sin remedio, luego buscas
el alivio de la farsa, inventas
la disculpa que ya me sabe a miedo
y vuelves por la noche
cuando el cielo más se asombra
de las horas y duerme.

Mañana es la palabra que mejor conozco,
la pronuncias despacio,
siempre tuya,
siempre ajena
de mi, de nosotros, en el aire.

Futuro sin rumbo en los días que me roban
el sueño, si es que hubo, del tiempo
que no nos pertenece.
Mañana es el silbido de las balas
en batalla de invierno prematuro,
el prólogo de nunca
y puntos suspensivos,
lluvia en suelo mojado
y destino de todas las promesas.

Comentamos 'Arranques' en Sobre Cántico

ARRANQUES

Recordarás, imagino, la secuencia inicial de poemas de la primera parte de ‘Al aire de tu vuelo’: ‘Más allá’, ‘Los nombres’, ‘Niño’. En esta segunda parte: ‘Alborada’, ‘Sabor a vida’, ‘Jardín en medio’, ‘Arranques’. En ‘Más allá’ y en ‘Alborada’ se repite el alba (repasa los textos si lo crees necesario), aunque en aquella primera parte era más conceptual y metafísica (la toma del cuerpo por el alma, el despertar de los sentidos y el despertar de la razón) que en esta segunda parte, donde el despliegue de imágenes de la naturaleza es sencillo pero portentoso. A continuación de aquel nacimiento del día y de la luz de ‘Más allá’, Jorge se aventuraba a reflexionar sobre la necesidad y la valía de los nombres asignados a ese mundo que se nos abre. Ahora, directamente nombra la belleza en ‘Sabor a vida’ y ‘Jardín en medio’, la belleza, el recreo y la paz en el medio natural (también en el artificio del jardín). No te sorprenda, ‘lo profundo es el aire’. Ante aquella necesidad de nombrar la realidad, ante aquel nacer, Jorge sentíase como un ‘Niño’. Ahora Jorge se nos manifiesta también como un niño (se repite el término) en sus ‘Arranques’ ‘Por el agua’ y ‘Por la hierba’. Ay. Si Jorge no hizo Matemáticas es porque no las conoció, sino las habría amado y aprovechado mucho.

POR EL AGUA

Entran los pies en el mar,
Que ya ondula
Chispeando: sobre el agua,
Luz más rubia.

Precipitándose corre
Con tumulto de roturas
Una alegría que cae
De bruces sobre la espuma.

El tan niño hacia su voz
Se aúpa,
Se multiplica, resalta,
Onda aguda.

Rizándose va y creciendo
Con ondulación de suma
Todo un caos de salud
Que se crea ya su curva.

Arrollador griterío,
Absoluta
Vida sin sombra ni término:
Criatura.

POR LA HIERBA

Se arroja el niño a la hierba
Que es un mar,
Y por lo fresco y lo blando
Nada ya.

(¿Hacia dónde tantas ondas
Bajo el sol?)
-Dame el campo con el cielo,
Damelos.

¡Cuánto mar por esa hierba,
Ah, ah, ah!
¡Para todos ahora mismo
Quiero más!

-Dame el campo con el cielo,
Damelos.
(¿Hacia dónde tantas ondas
Bajo el sol?)

La hierba es un oleaje
De verdad.
Entre las manos del niño
Pasa el mar.

Chistes de Balboa

El empleo en España


Plan de rescate de la Unión Europea


Extraídos de http://balboadrawings.blogspot.com/

lunes, 21 de febrero de 2011

Eduardo Espósito publicó 'Quilombario':poemas

Continuum
O será que alguien dibujó un hombre sobre un cadáver y el hombre estaba muerto?
Carlos Sordini

La vida
es esa rara mezcla
entre lo que debió ser
y no fue
y lo que fue
y no debió ser
Ese gualicho apócrifo
Ese suspiro ralo a ras del alma
constante
irresoluto
Esa monedita de 5 y devaluada
que llevás siempre con vos
y por puro acatamiento
Aquel dado cargado de improbables
Este coito con astillas
donde ocurro
inacabado.


Le gustaba Beethoven

Ayer nevó en Bs As después de 89 años
También ayer falleció Lidia la vecina
después de 85
Eventos que no ocurren a menudo
como ases en la manga salen a la luz
Dos buenas jugarretas del destino
un extraño combo inesperado
Si no viajo pienso
no veré la nieve nuevamente
si no muero no veré a Lidia como ayer
Lo cierto es que nada garantiza
que si viajo en Bariloche habrá nevado
que si muero iré a tomar el té con la vecina
o a escuchar a Beethoven
tocarle un solo de arpa
La nieve comienza a disolverse igual que Lidia
y yo sentado frente al mar de lo ya escrito
me abrigo bien en mi afán de perdurar

10/07/07


Ojo por ojo

Me ningunearon
Los todifiqué

Sonetos de Gutierre de Cetina

Entre osar y temer, entre esperanza
y un triste recelar desesperado,
entre gozo y dolor, entre un cuidado
y un cierto no sé qué de confianza,

entre aquel bien que un amador alcanza
mientras espera gozar lo deseado,
y entre aquel mal que siente un desdichado
que teme de fortuna en la bonanza,

Vandalio, enamorado y temeroso,
está entre un cierto sí y un no más cierto,
no suceda a su bien fortuna aviesa,

cuando dijo: «¡Dolor fiero, rabioso!,
hoy triunfas de mi vida hoy seré muerto
si Amarílida falta a su promesa.»

________________________________


Con aquel poco espíritu cansado
que queda al que el vivir le va dejando,
en brazos de Amarílida llorando
Vandalio, de salud desconfiado:

«No me duele el morir desesperado
-dijo-, pues con mi mal se va acabando,
mas duéleme que parto y no sé cuándo.
Señora, ¿habrás dolor de mi cuidado?»

La ninfa que con lágrimas el pecho
del mísero pastor todo bañaba:
«Sin premio no será tu amor», decía.

Mas él, puesto en el paso más estrecho,
mucho más que el morir, pena le daba
no poder ya gozar del bien que oía.

Este último, ¿no te parece un chiste?

domingo, 20 de febrero de 2011

8-03-2011: El programa La Vida es Bella, de RTVM, organiza el II Premio de Libro de Relatos La vida es bella

Podrán concurrir al premio aquellos originales que reúnan las siguientes condiciones:
a) Libros de relatos inéditos escritos en español, independientemente de la nacionalidad del país del autor (se admitirán relatos aparecidos en publicaciones periódicas, antologías e Internet)
b) Extensión mínima de 80 páginas y máxima de 125 (formato DIN A-4), a un espacio y medio, por una cara. Letras Times New Roman o Arial 12.
c) No haber sido premiadas en otro concurso, ni hallarse pendientes de fallo en cualquier premio.
d) Se establece un primer premio consistente en la publicación de la obra ganadora.
e)Los derechos de autor serán del 10% sobre el PVP del libro sin IVA.
f) Los textos participantes deberán enviarse al correo premiolavidaesbella@gmail.com
g) Cada autor podrá presentar sólo un libro de relatos, enviándolo en un archivo de word con páginas numeradas, mecanografiadas, y sin la firma del autor, sustituida por seudónimo escrito en cabecera. Se enviará en el mismo correo un segundo archivo a modo de plica que contendrá exclusivamente:

* Nombre y apellidos del autor (con el seudónimo)
* Fecha de nacimiento (opcional)
* Domicilio, teléfono y correo electrónico
* Breve nota bio-biográfica que incluirá sólo:
o Profesión del autor (voluntario)
o Libros publicados en solitario (no más de 5)
o Título y editorial de las antologías en las que ha participado (no más de 5)
o Si ha ganado premios, reseñar un máximo de 3

h) Se valorará especialmente aquellos libros de relatos que formen un todo homogéneo y que tengan como características la acidez, la crítica, el impacto, humor (aunque sea negro) y un contacto directo con la realidad, en temás científicos, tecnológicos, sociales, de relaciones humanas etc...
i) El plazo de envío de originales empieza el día 7 de febrero de 2011 y acabará a las 23h 59' 59'' del día 8 de marzo de 2011.
j) El programa La Vida es Bella formará un jurado compuesto por tres personas. La obra ganadora será aquella que logre la mayoría de los votos. El veredicto del jurado será inapelable incluyendo la declaración de 'premio desierto'
k) El fallo será anunciado a los medios de comunicación en un plazo no superior a los cinco días una vez que el jurado designe el ganador.
l) El autor o autora ganador/a del premio deberá presentar su novela, una vez editada, en Marbella y Málaga.

''LA VIDA ES BELLA'' se reserva el derecho de recomendar un máximo de 5 obras de entre las recibidas a la editorial que lleve a cabo la publicación de la obra ganadora.
(La participación en esta convocatoria implica la aceptación de sus bases y del fallo del Jurado que será inapelable e incluso podrá declarar el premio como 'desierto'. No se mantendrá necesariamente correspondencia sobre las obras. Ni tampoco se devolverán los originales recibidos)

martes, 15 de febrero de 2011

Charles Olsen recita en Lavapiés

'Marea', poemario de Chema Barredo Viudés

Restos de la hoguera

El ruido convoca los silencios
y el amor de madrugada despierta
a deshoras, orilla de los labios.
Renuncia el tiempo a la medida.

Las huellas que se pierden en la espalda
ya no son huellas, sólo desorden,
cadenas en las manos
que no aprisionan nada,
caminos cuesta arriba
en busca del tesoro prometido,
el olor del cabello, la piel.
Espacio para descubrir las horas.

La raya que traspasa la impaciencia
concede un hueco al arrebato.

La carne cuando choca con la carne
se deshace. Después sólo veremos
humo, los restos de la hoguera.


Urgencia

Sólo es urgencia del abrazo
que me lleva hasta tu cuerpo,
cuando la noche se hace brisa
y todo huele a calma.
Es la rutina de las horas
que dictan la costumbre.

Se guían las manos
en canal de la ruta sospechada
donde siempre vuela el tiempo
y la mirada es cómplice.
La luz no se detiene.

El norte, que todo rumbo olvida,
es sólo esfera
que gira como péndulo,
o como agua que fluye,
facultad de los amantes
cuando están alineados los planetas
sin tiempo definido.


Alas de plomo

No saben reír
a pesar de los felices cumpleaños,
o del tiempo que retrasa su carrera,
nunca sucede nada
sobre el cuerno de abundancia
de las horas que son rocas,
y no sucede nada
debajo de los besos de un domingo,
ni al lado de las fotos
que decoran el salón,
ni de cada mirada.
Ella, él, alas de plomo.

Nunca sucede nada
detrás del comentario satisfecho
en el sofá que les acoge,
la vida no molesta su rutina
de un norte puntual con los horarios,
sólo la eternidad como testigo
en la escena que nunca se alborota,
ni se conmueve, mecida en el silencio
y la distancia exacta de las manos.

Y no sucede nada en la quietud
de noches sin milagro,
de días que se agolpan
y encadenan, nada ocurre
en esa placidez que se prolonga,
de no ser, de nada ser
en una geografía que recorren
con los ojos cerrados.
Sin cielo que refleje cualquier nube.

Comentamos 'Jardín en medio', suma y compendio de Cántico

JARDÍN EN MEDIO

“Azoteas, torres, cúpulas/ Aproximan los deseos/ De las calles y las plazas/ A su cielo.” Al cielo, pues mira Jorge, levantando la vista de la ciudad, para encontrar “Vacación./
Nubes, nubes de bureo,/ Libres, lentas,/ Varían, vagan sin término.// Luminoso el redondel,/ La ciudad confusa dentro,/ Mayo sin prisa por Junio/ Se abandona a su entretiempo”, para encontrar la paz y el abandono. “Buen desorden:/ En el rumor un concierto/ Se insinúa/ Silencioso. ¡Dulce estrépito!// Cercada por el bullicio,/ De seguro no está lejos/ De nadie la realidad/ De un portento.” No está lejos, pero dónde. ¿Dónde ha de buscar Jorge sino en los recoletos, en la soledad clausurada de jardines y versos, en lo más íntimo? “¡Oh soledad clausura!/ Recoleto/ Queda todo frente al sol,/ Bajo el viento.” Y ahí, abetos, mirlos, el fructífero diálogo (preguntas con su srespuestas) entre los fresnos, mariposas, flores, golosos insectos, felicísimas y concretas margaritas, agua viva, fresca sombra, “¡Qué buen calor! Un ambiente/ De secreto,/ Banco, follaje, penumbra,/ Sol inmenso.// ¿Sobrará tanta belleza?/ Yo la quiero./ Basta acaso que un ocioso/ Goce, lento.” Y sin acaso. Basta. Porque entre tanto embeleso, como dijera de los fresnos, “Tanta comunicación/ Sin descanso entre los juegos/ Más remotos me regala/ Mucho más de cuanto espero”. Así que vemos que Jorge, que tanto parece huir de la ciudad o la urbanidad (¿no?), sí cree que hay comunicación posible, pero no cifra su esperanza entre los hombres, sino en el hombre con el medio natural y entre sus seres. “Ancho espacio libre, césped,/ Olmo a solas en el centro,/ Con ahínco poseído/
Mi silencio.// Mas…¿Otra vez? He ahí,/ Recompuesto,/ El discorde mundo en torno,/
Tan ajeno.// Por el aire/ Flotan, de un rumor suspensos,/ Muchos cruces/ De otras voces y otros genios.”

“Ventura, ventura mínima:
¿Quién te arrancará del hecho
Mismo de vivir? ¡Vivir
Aún y el morir tan cierto!

He ahí la realidad
Revuelta: fárrago acerbo.
¿Y el jardín? ¿Dónde un jardín?
-En el medio.”

Ay, Jorge, que no cambia su discurso, pero que cada vez más bello.

Chistes de Balboa



Influencia de los políticos en el lenguaje. Actualidad española.

Extraídos de http://balboadrawings.blogspot.com/

lunes, 14 de febrero de 2011

Eduardo Espósito publicó 'Quilombario':poemas

Todo fluye

Un hombre entra en el río
dispuesto a refutar a Heráclito
Trastabilla
Pierde pie
Es arrastrado por las aguas
Otro hombre será hallado muerto
en un río al que nunca entró
mañana


Una de Ciencia-Micción

Abrir la cremallera
por una vez
por un minuto
Bajarla en forma lenta
y espontánea
Cerrar los ojos
tapar el gesto de placer
con una mano
o con un gesto
que se ubique en las antípodas
Abrir los ojos
en la justa medida del alivio
Sostener la boca entre los labios
morder el inferior y
sacudir el excedente
Esconder aquel rosa mortecino
con precaución de las mandíbulas
del cierre
Sonreír
(ahora sí) con
la misión y la micción cumplidas
Alzar el rostro al cielo raso
izar la cremallera
y no olvidarse el portafolios.


Acerca de la sensación ilusoria de que el tiempo se detiene cuando te enamorás a primera vista (MRUA)

Un hombre decide
pasear por las cornisas
de una ciudad impiadosa
No es el hombre araña
Su condición de héroe
ha caído en desuso
entre sus hijos
Es más bien
el regusto seco de la muerte
lo que lo acerca
al vuelo de la vida
Al frío refilón de los asombros

Una mujer parte
a una aventura similar
en el revés del edificio
No calza un batitraje nocturnal
pero es hora de mostrarles
que se puede
Es acaso la danza de la vida
con su doblez de náusea
lo que la acerca
al gusto dulce de la muerte
Un acre repudio
a todo tedio

Él: elegante sport
Ella: de mini
Se encuentran dos segundos
en el aire
Se gustan de una
Se desean
No alcanzan a tocarse

Mala suerte.

Esta noche en Lavapiés, poesía

Sonetos de Gutierre de Cetina

La nueva luz en el nacer del día
al mísero Vandalio, que guiaba
sus ovejuelas, por su mal mostraba
cosa que su dolor mayor hacía.

Una avecilla que caído había
en la encubierta liga, vio que estaba,
y mientras por soltarse trabajaba,
más la enredaba el visco y la prendía.

Mirando el mal ajeno estaba atento,
y pensando hallar en él consuelo,
duro ejemplo le trajo al pensamiento.

«¡Mirad -dijo el pastor- que ha hecho el cielo
por mostrar en dibujo aquel tormento
que padece el que ha dado en un recelo!»

____________________________________


El dulce fruto en la cobarde mano
y casi puesto a la hambrienta boca,
de turbado lo suelta y no lo toca,
vencido de un temor bajo, villano,

Vandalio; y el Amor, fiero tirano,
que al alma asombra con sospecha loca,
mientras la vida deseando apoca,
la hambre crece y crece el temor vano.

En tanto, el caro fruto deseado
de la vista al pastor desaparece,
y ni comer se deja ni tocarse;

cuando con un suspiro apasionado
dijo: «Tal sea de aquél a quien se ofrece
un bien de que no sabe aprovecharse.»

jueves, 10 de febrero de 2011

Selección de versos del 'Trabajo ilegal' de Óscar Oliva

En el día más alto

1

El año va bajando escaleras que conducen al mar.
Noviembre da un manotazo helado sobre mi carne.
Sobreviviente del día que pasa como una tormenta,
aparezco entre las maldiciones
y desgracias de un pueblo que no tiene paz.

Aparejado con el día
que levanta su cabeza por entre botes de naranjas podridas,
el rostro de la soledad, arde;
y yo,
envuelto en trapos aparentemente limpios, ¡quisiera vivir mil años...!

2

Otra vez como entonces, como ayer,
¡no sé qué hacer, qué decir, qué contestar!
Me viene un ansia de trastornar las cosas.
Las cuatro esquinas me agarran por los hombros.
Los cuatro vientos me sostienen los pasos.
¿Quién arranca este verso que no tiene sonido,
que no tiene huesos clásicos en su pecho?
¿Quién se inclina ante la alegría como un esclavo?
La razón del papel es ser ceniza.
No hay más remedio para el hambre que el pan.
Ni más sol, este que se pudre en los rincones de la tierra.

Ni más esperanza que la voluntad mía, hasta que muera.

4

Amanece despacio: con el frío adentro, golpeando.

El nuevo día relumbra entre tanques de gas.
El que antecede a este, ¿en dónde estaba?
¿En el rincón de una hora sostenida por paredes inmóviles?
¿Qué gesto, madre mía, fue el primero marcó para siempre mi rostro?
No me reconozco escribiendo estas cosas.
Yo sé que soy otro,
que a mi estandarte no llega la miseria de lo fácil,
la calumnia de lo oscuro:
que mi palabra pesa lo que pesa mi sangre.
Yo sé que a mi lado, en las ciudades, lejos, en los campos,
hay, ¿cómo decirlo?,
un ansia de que el cielo sea humano,
que el día infiel se desplome como una casa destruida.

Malagón da una lección de economía para niños


Ver más en http://malagonadas.blogspot.com/

martes, 8 de febrero de 2011

'Marea', poemario de Chema Barredo Viudés

Cuando vuelva, vuele, viaje

Será desde ese instante,
más lejos que la luz y su renuncia
a la memoria,
al otro lado de ese tiempo
que a veces nos separa,
que a veces nos propone otro disfraz
cuando busque la sombra de unos labios
que retienen mi nombre,
cuando vuelva,
o vuele,
o viaje
sobre el rito impetuoso
y las horas se hagan plenitud.


Indicios

Por qué ese lunes con sabor
de madrugada fría,
las horas que son nada
y el roce de miradas como niebla.
Por qué callamos?.

Y ese cielo de plomo
que sólo tiene dudas,
o la distancia entre los cuerpos
y los días sin fin,
sin apariencia.
A qué fingir con las manos
el juego de los ciegos,
de las trampas.

Por qué esa mentira de más,
o llegar tarde al tiempo
de puertas que se cierran,
de no subirnos
al último viaje que se inicia.


Me aguarda

La mujer que me aguarda
cada día, con la cesta de cerezas
apoyada en su regazo
urde horas en el telar del tiempo,
cubre el hueco de la ausencia
sin que medie la noche,
gira el cuerpo con el vuelo de los pájaros
y mira desde el fondo de los ojos
porque me aguarda.

Me aguarda y yo sólo lo sé.

Comentario a 'Sabor a vida', poema de Jorge Guillén en 'Cántico'

SABOR A VIDA

De la naturaleza, Jorge, no hay que esconderse. ‘Las alegrías de un hombre/ Se ahondan fuera esparcidas./ Yo soy feliz en los árboles,/ En el calor, en la umbría.’ Y es que ‘Hay ya cielo por el aire/ Que se respira./ Respiro, floto en venturas,/ Por alegrías’. Qué flamenco mi Jorge, y olé, por alegrías.

Hacia fuera, Jorge, nos volcamos, sí, pero sin prisas y hacia lo que no pasa: ‘¡Actualidad! Tan fugaz/ En su cogollo y su miga,/ Regala a mi lentitud/ El sumo sabor a vida’. ¿Más claro? ‘Lenta el alma, lentos pasos/ En compañía./ La gloria posible nunca,/ Nunca abolida.’ ¿Son estas aventuras, Jorge? ‘¿Aventuras? No las caza/ Mi cacería./ Tengo con el mismo sol/ La eterna cita.’ Y yo contigo, Jorge, cada lunes: lunático, yo; y Poesía Abierta, los martes: guerrera, ella.

Más viñetas. ¡Qué no decaiga!




P. Balboa es Pablo Balboa Navarro, de cuyo blog extraigo estas muestras. Comenzamos por el principio.

lunes, 7 de febrero de 2011

Eduardo Espósito publicó 'Quilombario':poemas

Tabula Rasa

Todo consuelo está lleno
de lugares comunes
Erramos de manera estrepitosa
zeppelines de piedra
salvavidas de estaño (parecemos)
hundiendo a quien amamos
en la profundidad gelatinosa
de un sofisma
que ni a nosotros convence
Zarza ardiente que quema
al mensajero
La simple desventura agigantada
por un presunto empacho
sabiduría angélica
de parches y remiendos
Así se fue la Plath
envuelta en gases
así partió Alejandra empastillada
para escapar de tanto bien
El poema hecho astillas
desde entonces
el empujón final a un apiedad
con sobrepeso.


Una irrisión apenas

La calle negra de alquitranes y venenos
ondula al fondo de sí misma
Miasmas cono bibelots
Recordatorios de una especie
humana acaso
y de que otros disponen de la lluvia
y de algunos vivientes casi a cuerda
hirviendo en el sudor de Dios
Desventuras de la chingada
Malformado destino hereditario
como si cada cosa bella
fuese pozo de otro sapo.


Diosa en danza

Ella baila sola
colgando su presencia
de la nada
sumada a la memoria
de unos pasos
Ella baila llora ríe flota
acaso más divina
que el común inmortal
Extrañamiento de gnomos
en sus ojos
Las piernas a trasluz
huesitos de alabastro
Ella baila
tejiendo galaxias a crochet
dudando de su esencia
mirando hacia este suelo
con pavor
Ella baila sola/loca
Los hombres que la aplauden
no hacen sombra

Sonetos de Gutierre de Cetina

¡Ay, mísero pastor!, ¿do voy huyendo?
¿Curar pienso un ardor con otro fuego?
¡Cuitado!, ¿adónde voy? ¿Estoy ya ciego
que ni veo mi bien ni el mal entiendo?

¿Do me llevas, Amor? Si aquí me enciendo,
¿tendré do voy más paz o más sosiego?
Si huyo de un peligro, ¿a do voy luego?
¿Es menor el que ahora voy siguiendo?

¿Fue más ventura el Betis, por ventura,
que era agora Pisuerga? ¿Aquél no ha sido
tan triste para mí como ese agora?

Si falta en Amarílida mesura,
¿cómo la tendrá Dórida, sabido
que llevo ya en el alma otra señora?

__________________________________

Sin poderse alegrar de cosa alguna,
de envidia, de ira y rabia ardiendo el pecho,
mirando la ocasión de su despecho,
en brazos de Endimión decía la Luna:

«¡Ah, dichosa Amarílida!, fortuna
que el más fiel pastor siervo te ha hecho
te asegura del mal, de quien sospecho
que si no tú, escapar puede ninguna.

Tú sola vivirás leda y contenta,
de aquel disimular de amor segura,
que en los hombres sin fe se anida y sella.»

Endimión, que oyendo esto se afrenta,
responde así: «Hizo igual ventura
a la fe del pastor, la beldad de ella.»

jueves, 3 de febrero de 2011

Selección de versos del 'Trabajo ilegal' de Óscar Oliva

Ahogo en un vaso de agua

De la ceguera vengo,
arcaico,
inarmónico,
inagotable por las cuestas del ajo,
alegre,
medio borracho,
bullente de grifos y géyseres,
dando la impresión de un cometa desgarbado.

Me descuelgo del perejil
por un bejuco de luciérnagas:
quedo a la altura de los topos,
embarrado de luciérnagas.

Bajo por la punta de un alfiler.
Soy el primer eslabón o punto de un círculo,
clamo adentro de ese círculo,
trato de romperlo,
con un gesto,
con los dientes.

Pero es inútil. Me ahogo.
Hay que comenzar de nuevo, hasta la desesperación:
de la ceguera vengo, voy a la ceguera,
dando la impresión de un hacha jorobada...


Sin paz me acuesto

Sin paz me acuesto,
sin paz me levanto.
No hay sosiego,
¿en dónde está el pan
y en dónde está el vino?

Cuando me miro,
creo que soy alegre
como esos días alegres cuando llueve.
Pero viene la dicha como un río
y no permanece más.
Y no pertenece más a mi cuerpo.
Y se hace recuerdo.

Y parece que se tratara de un amigo lejano.

Applets

Uno es Matemático, ya se sabe, y también que se inició profesionalmente en la informática. Aquellos malos y memorables tiempos. Ay.

Más tarde descubrí que esas cosita tan tonta y que tanto impresionaba a mis alumnos de pequeñitas aplicaciones para la web (que en Java se llama applet), se podía emplear con una preciosidad de programa informático para hacer Geometría: Cabri. Cabri es una poderosa herramienta para hacer construcciones geométricas también dinámicas, un juguete que proporciona inagotables momentos de placer a los matemáticos, en particular, y las personas insaciables, en general.

Así que ya estaba, el matemático tenía en su mano la herramienta matemática para gozar en soledad y la herramienta informática para mostrarlo en público.

Pero no (aún me extiendo más, perdóname), no es un trabajo mío el que te voy a mostrar, es un trabajo de Juan Antonio Mora, que tiene por extenso aquí, algo que desde hace mucho atesoro en la esperanza de poder llevar al aula a mis alumnos del Bachilleratos de Sociales o de Humanidades, aquéllos más interesados en el arte. Ese tesoro es el del procedimiento geométrico de construcción de diversidad de arcos. Lindísimo. Pero ay, que no hay manera de llevarlo a clase, que ni siquiera hay tiempo (ni ganas por parte de mis alumnos) de cubrir el temario, así que ¿cómo leches vamos a dedicar tiempo a trabajar en Cabri o Geogebra para que me hagan estas cosas y lo gocen sabrosón?

Pues eso, que como uno no se resigna y quiere compartir las cosas bellas que le pasan, aquí te las cuento. Y con esta entrada y la referencia a la página de Juan Antonio Mora me doy por contento, pues como ves los márgenes de mi blog no me permiten publicarlo como es debido. A modo de ejemplo, ahí va el arco de medio punto. Para seguir divirtiéndote y formándote, ve a la página de Juan Antonio Mora, yo con esto me conformo. He logrado dos objetivos: 1) compartir mis cosillas, 2) aprender a introducir applets en mi blog. Vendrá el futuro.




















Sorry, the GeoGebra Applet could not be started. Please make sure that Java 1.4.2 (or later) is installed and active in your browser (Click here to install Java now)

La economía hoy según Malagón



Ver más en http://malagonadas.blogspot.com/

martes, 1 de febrero de 2011

Poemas de Chema Barredo pertenecientes a 'Marea'

El sol avanza

Aleteo de caricias en la carne,
ceremonias de sabor en el abrazo
que mueren en los labios.

Hierve la piel bajo el vestido,
hierven las manos.
Juegan las partes a buscarse,
se encuentran detrás de la mirada
el punto que sospechan.
Cruzan de norte a sur,
con la respiración del alborozo.

Sabor de luz entre tinieblas
en las cuevas del tesoro.

Manos de ciego sobre pliegues
de la luna, no dejan resquicio
a la medida de las sombras.

Cadencia de sabores que se arquean
en el aire iluminado.
Después, el sol avanza.



Me llegará el veneno

Me llegará el veneno
de tardes que han perdido su misterio
y no son nada.

Del silencio de las horas
me llegará el sonido,
la memoria de tu piel,
el tacto del frío entre las manos
y el cielo en soledad
que apunta directo al corazón.

Me llegarán los ecos
de los pájaros que huyen,
y ahora que no estás
del sabor de caricias.
Del ruido de oleaje que se anuncia.



Cenizas

Ofreces el perfil más invisible,
los ángulos, las sombras,
apenas las aristas
que anidan en tu rostro como letra
de canción que nace muerta.
Amargo sabor de madrugada.

Te vistes poco a poco,
la noche se rebela
y llueven
cenizas en el cielo de noviembre.

Hay manos que no encuentran su camino
cuando cierras la mirada,
sin luz en la escena ya no quedan momentos
y el nombre,
tu nombre, se hace intolerable,
telón de hierro, sonrisa de madera
que pronto arderá en el corazón.

Sobre Cántico, comentario de 'Alborada'

Estamos en la segunda parte de 'Al aire de tu vuelo'. Todos sus versos los hemos publicado en las entradas anteriores bajo la etiqueta Sobre Cántico. Ahora me toca decir sobre el verso. ¿Por qué aporte algo? Quiá. Si lo logro, qué más da. Es tiempo para mí y para Jorge, para seguir forjando nuestra intimidad. Lo demás, qué importa. Gracias, Jorge.

ALBORADA

’Un claror, sonoro ya,/ Se dispara/ Levantando los albores/ En bandadas.’ Tal plasticidad es atípica en lo que llevamos recorrido de Cántico: vemos y oímos a las aves levantar el vuelo cuando el sol asoma. Dulce y féliz estrépito. (¡Ah, cómo fluye ya Jorge por mis venas! Tras escribir esto releo su verso ‘¡Dulce estrépito!’ en Jardín en medio. Así te quiero, Jorge, dentro de mí. ¡Sin contacto,eh!) Nada que ver con aquella otra escena de movimiento en que los rayos del sol recorren la pared (En Más allá, IV: ‘Por aquella pared,/ Bajo un sol que derrama,/ Dora y sombrea claros/ Caldeados, la calma// Soleada varía./ Sonreído va el sol/ Por la pared. ¡Gozosa/ Materia en relación!’), tan inanimada.

Y con estos albores, pues no es uno,sino múltiple: ‘Harto el desvelo, por fin,/ De mi alma,/ Se abate sobre sus propias/ Almohadas’. Qué diferencia entre estas almohadas sobre las que se abate gozoso cuando llega la luz con aquella otra de inquietud y desasodiego (Más allá, II: ‘Y este ser implacable/ Que se me impone ahora/ De nuevo –vaguedad/ Resolviéndose en forma// De variación de almohada,/ En blancura de lienzo,/ En mano sobre embozo,/ En el tendido cuerpo’).

¡Ah!, bajo este sol: ‘Siento el mundo bajo el día,/ Que me embarga/ Los párpados. Bien me esconden/ Las pestañas.// Ese piar renaciente/ De las ramas/ Da a mi sueño su envoltura/ Buena, blanda.// Una luz de patrocinio// Me resguarda./ Duerma el que en su sol confía./ ¡La alborada!’. Sí, Jorge, alcanzar la luz y ¡a descansar! ¿Esconderse, Jorge, tras las pestañas? De la prisa, ha de ser, de los hombres, pero el sol, las aves, los árboles…