sábado, 31 de diciembre de 2011

Madrid Cómico: 10 de septiembre de 1898 (1)




viernes, 30 de diciembre de 2011

'Nostalgia' y 'Monólogo de la extranjera', poemas de Rosario Castellanos en 'Al pie de la letra'

NOSTALGIA

Ahora estoy de regreso.
Llevé lo que la ola, para romperse, lleva
-sal, espuma y estruendo-,
y toqué con mis manos una criatura viva:
el silencio.

Heme aquí suspirando
como el que ama y se acuerda y está lejos.

MONÓLOGO DE LA EXTRANJERA

Vine de lejos. Olvidé mi patria.
Ya no entiendo el idioma
que allá usan de moneda o de herramienta.
Alcancé la mudez mineral de la estatua.
Pues la pereza y el desprecio y algo
que no sé discernir me han defendido
de este lenguaje, de este terciopelo
pesado, recamado de joyas, con que el pueblo
donde vivo recubre sus harapos.

Esta tierra, lo  mismo que la otra de mi infancia,
tiene aún en su rostro,
marcada a fuego y a injusticia y crimen,
su cicatriz de esclava.
Ay, de niña dormía bajo el arrullo ronco
de una paloma negra: una raza vencida.
Me escondía entre las sábanas
porque un gran animal
acechaba en la sombra, hambriento, y sin embargo
con la paciencia dura de la piedra.
Junto a él ¿qué es el mar o la desgracia?
o el rayo del amor
o la alegría que nos aniquila?
Quiero decir, entonces,
que me fue necesario crecer pronto
(antes de que el terror me devorase)
y partir y poner la mano firme
sobre el timón y gobernar la vida.

Demasiado temprano
escupí en los lugares
que la plebe consagra para la reverencia.
Y entre la mutitud yo era como el perro
que ofende con su sarna y su forncación
y su ladrido inoportuno, en medio
del rito y la importante ceremonia.

Y bien. La juventud,
aunque grave, no fue mortal del todo.
Convalecí. Sané. Con pulso hábil
aprendí a sopesar el éxito, el prestigio,
el honor, la riqueza.
Tuve lo que el mediocre envidia, lo que los
triunfadores disputan y uno solo arrebata.
Lo tuve y fue como comer espuma,
como pasar la mano sobre el lomo del viento.

El orgullo supremo es la suprema
renunciación. No quise
ser el astro difunto
que absorbe luz prestada para vivificarse.
Sin nombre, sin recuerdos,
con una desnudez espectral, giro
en una breve órbita doméstica.

Pero aún así fermento
en la imaginación espesa de los otros.

Mi presencia ha traído
hasta esta soñolienta ciudad de tierra adentro
un aliento salino de aventura.

Mirándome, los hombres recuerdan que el destino
es el gran huracán que parte ramas
y abate firmes árboles
y establece ensu imperio
-sobre la mezquindad de lo humano- la ley
despiadada del cosmos.

Me olfatean desde lejos las mujeres y sueñan
lo que las bestias de labor sí huelen
la ráfaga brutal de la tormenta.
Cumplo también, delante del anciano,
un oficio pasivo:
el de suscitadora de leyendas.

Y cuando, a medianoche,
abro de par en par las ventanas, es para
que el desvelado, el que medita a muerte,
y el que padece el hecho de sus remordimientos
y hasta el adolescente
(bajo de cuya sien arde la almohada)
interroguen lo oscuro en mi persona.

Basta. He callado más de lo que he dicho.
Tostó mi mano el sol de las alturas
y en el dedo que dicen aquí "del corazón"
tengo un anillo de oro con un sello grabado.

El anillo que sirve
para identificar a los cadáveres.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Seguimos de navidad y cambiaremos de año con Omar Janaan (2)



Más sonetos de Quevedo

Dice, que como el Nilo guarda su origen, encubrió también el de su amor la causa y crece así también su llanto con el fuego que le abrasa
(Por ser demasiado largo este soneto, traemos aquí únicamente el primer cuarteto)

Dichoso tú, que naces sin testigo        
y de progenitores ignorados,        
¡oh Nilo!, y nube y río, al campo y prados,        
ya fertilizas troncos y ya trigo.

Compara a la hiedra su amor, que causa parecidos efectos, adornando el árbol por donde sube y destruyéndole

Esta yedra anudada que camina        
y en verde laberinto comprende        
la estatura del álamo que ofende,        
pues cuanto le acaricia, le arruina,        

si es abrazo o prisión, no determina
la vista, que al frondoso lago atiende:        
el tronco solo, si es favor, entiende,        
o cárcel que le esconde y que le inclina.        

¡Ay, Lisi!, quien me viere enriquecido        
con alta adoración de tu hermosura,
y de tan nobles penas asistido,        

pregunte a mi pasión y a mi ventura,        
y sabrá que es prisión de mi sentido        
lo que juzga blasón de mi locura.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Poesía científica: Ricardo López Arcilla, 'Pronósticos de Hipócrates'. Del vómito

DEL VÓMITO

38

Es el vómito
Muy bueno
Si del seno
Estomacal
Sale bilis
Entre moco,
Si es que es poco
Y suelto el tal.
Mas si solo
Se vomita
Pituita,
Malo es:
Y si bilis
Solo brota,
Triste nota
También es.

39

Si es muy negro,
O aplomado,
O pintado
De verdín,
Ya no es bueno,
Que es vicioso,
Peligroso
Por su fin.
Si se acerca
A los matices
Infelices
Dichos ya,
Es lo mismo
Peligroso
O vicioso,
Claro está.

40

Cuando ofrece
Los colores
Anteriores
A la vez,
Sólo anuncia
¡ Triste suerte!
De la muerte
La avidez.

41

Y si lívido
Se ostenta,
Y presenta
Mal olor,
El desorden
Ha tocado
Su alto grado
De vigor.

42

Si en un vómito
Cualquiera
Se advirtiera
Fetidez,
Siempre ha sido
Peligrosa
Su asquerosa
Hediondez.

martes, 27 de diciembre de 2011

Noticia de Augusto Ferrán. Su poesía. (Traducciones e imitaciones del poetaalemán Enrique Heine, 4 y fin) Y fin.

XII

Entre dos que bien se quieren        
no hay ausencia ni distancia,        
que los pensamientos vuelan        
y cada día se hablan.        

Esto es lo que llamar suelen        
el lenguaje de las almas;        
un corazón que recuerda        
no necesita palabras.        

XIII

Cuando a tus citas voy        
me ves mustio y callado,        
y es que en tu calma pensando estoy.        

Cuando de ti me alejo        
ando como espantado,        
y es que celoso de ti me quejo.        

XIV

Yo te he visto dormida        
y te he visto agitada;        
¿los sueños te dan vida?        
¿Lo real no te da nada?        

Despiertas... Ya la calma        
lució tras el beleño:        
¡cuán hermosa es tu alma,        
¡ay, bella como un sueño!        

XV

Yo tus ojos he besado,        
yo he besado tus cabellos,        
yo besé tus manos blancas        
y estreché tu talle esbelto.        

Nombres dulces yo te he oído        
y me has hecho juramentos...        
cuántas flores ¡ay! me has dado        
perfumadas con veneno.        

XVI

La gente que a lo lejos me divisa        
me llama el loco en medio de su risa.      10    
¡Tanto mejor!        
Que aún no he visto -y perdóname el vocablo-        
a ningún ganapán, pobre diablo,        
loco de amor.

Esta toda es la poesía de Augusto Ferrán. No traigo aquí sus prosas: Una inspiración alemana, El puñal y Epitafio de una joven, de entre las cuales sólo he leído con gusto la segunda. La tercera y la primera, en fin, exceden con mucho la miel que tolera mi paladar. Afortunadamente la tercera es breve y admite la lectura completa.
Gracias, Augusto.

lunes, 26 de diciembre de 2011

'Observaciones y máximas de Blas'(3), de Noel Clarasó, Amor

AMOR

El lenguaje amoroso no se distingue del lenguaje corriente por las palabras sino únicamente por la expresión. Palabras tan breves y tan poco sonoras como "tú" cobran, dichas por boca de enamorado, ecos de auténtica música celestial.

Los hombres corren el peligro de enamorarse a cualquier edad. Lo único que hace falta para que los hombres se enamoren es tener demasiado cerca una mujer; y lo único que hace falta para que el amor se disipe es seguir teniéndola cerca.

En el descubrimiento de la calidad del amor ajeno se va un poco a ciegas. El hombre no puede saber si la mujer le quiere de verdad mientras la mujer tenga probabilidades de casarse con él. Y es natural que una vez casado, él ya no tenga interés en saberlo.

Aunque sea triste confesarlo, creo que en amor eso de empezar por la grosería solo es ahorrar tiempo.

Hay que tener en cuenta que aunque el hombre se siente capaz de todo por amor, el amor no aumenta en nada la habilidad personal.

Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera. En general se está enamorado como un tonto.

Un secreto de amor, para ser eficaz, ha de ser conocido, al menos, por dos personas.

Un amor confesado siempre parece menos violento y el hombre se ha de esforzar después en sostener lo que ha dicho y, a veces, en sentirlo.

El amor nace y se fomenta con el trato; por lo mismo, cuando ya se está bien seguro de amar a una mujer no hace falta tratarla.

El amor es un sentimiento que tiende a subir: el del niño radica en el estómago, el del joven en el corazón y el del hombre en el cerebro.

Solo pidiendo a otro que comente nuestras cartas de amor, se tiene una idea aproximada de la absoluta necesidad de que la correspondencia sea inviolable.

Los que no tienen el amor ciego, han de cerrar los ojos para no defraudarse.

En el amor, como en los viajes de ida y vuelta, si uno se queda en el sitio siempre pierde dinero.

En amor el hombre se distingue de la mujer en que ella es la que dice las mayores tonterías y él el que las hace.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Ahora que llega la navidad, un mensaje del Jesús del amor... y de la ira a través de Santa Gema Galgani

El siguiente extracto es del "Epistolario de Gema Galgani" (santa de la iglesia católica), publicado por la Editorial Litúrgica Española en febrero de 1944 en la plaza de Barcelona. Concretamente, de la carta número 85 dirigida por Gema Galgani a su director extraordinario, el padre Germán de San Estanislao, a quien trata de "papá".



Carta fechada el 13 de octubre de 1901, extracto

No sé por dónde empezar, pero Jesús me ayudará. Hace varios días, que después de la Sagrada Comunión se deja sentir de tal manera que apenas puedo resistirlo, y me siento morir; me habla de ciertas cosas, que ha sido necesaria toda la buena voluntad de Jesús para hacérmelas entender. Hará unos diez días que, apenas recibido, me hizo esta pregunta: "Dime, hija, ¿me amas mucho?..." ¿Y qué responder a esto, papá mío?... El corazón respondió con sus palpitaciones. "¿Y si me amas -añadió-, ¿harás cuanto yo quiero?..." También a esto el corazón respondió, manifestando el deseo que tenía. "Es un negocio importante, hija mía: tienes que comunicar cosas grandes o tu director..." A lo que, papá mío, respondí con estas palabras: "¡Oh Jesús! - le dije -, por caridad: no me mandes que vaya a monseñor; ya sabéis bien, ¡oh buen Jesús!, que este no hace caso de las cosas de mi fantasía". Y Jesús entonces: "No, no; quiero que te dirijas a tu papá. Espero que él ha de dar a mi Corazón la satisfacción que deseo".

Y me parece que siguió diciendo: "Hija mía - exclamó suspirando -,¡cuánta ingratitud y malicia hay en el mundo! Los pecadores siguen viviendo en la pertinaz obstinación de sus pecados. Mi Padre no les puede tolerar por más tiempo. Las almas viles y flacas no se hacen ninguna violencia para vencer la carne. Las almas afligidas se amedrentan y desesperan. Las almas fervorosas poco a poco van cayendo en la tibieza. Los ministros de mi santuario...", al decir estas palabras Jesús se paró, y luego prosiguió: "A ellos a quienes he confiado la continuación de la obra de la Redención..." Jesús se volvió a callar de nuevo... "A esos tampoco mi Padre puede tolerarlos ya. Yo les doy continuamente luz y fuerza, pero ellos... Ellos, a quienes yo he tratado siempre con particular predilección; ellos a los que siempre he mirado como a la pupila de mis ojos..." Jesús se volvió a callar y suspiró. "Constantemente, solo recibo de las criaturas ingratitud y malos tratos; la indiferencia va cada día en aumento, nadie se arrepiente. Yo, en cambio, desde el cielo, no hago sino dispensar gracias y favores a todas las criaturas; luz y vida a la Iglesia; virtud y poder a quien la dirige; sabiduría a los encargados de ilustrar a las almas envueltas en las tinieblas; constancia y fortaleza a las que deben seguirme; gracias de todas clases a cuantos justos y aun pecadores yacen escondidos en sus antros tenebrosos; hasta allá dentro hago yo llegarles mi luz, allí les enternezco y hago lo posible por convertirles... Mas ellos... ¿Cuál es el fruto de mis afanes? ¿Qué correspondencia hallo en las criaturas por mí tan amadas? Al ver lo que veo, me siento traspasar de nuevo el Corazón..." ¡Oh Jesús!... Pero vayamos adelante, papá mío... "Nadie se cuida ya de mi amor; mi Corazón está olvidado, como si nada hubiese hecho por su amor, como si nada hubiera padecido por ellos, como si de todos fuera desconocido. Mi Corazón está siempre triste. Solo me hallo casi siempre en las iglesias, y si muchos se reúnen, lo hacen con móviles bien distintos de los que yo quisiera; y así tengo que sufrir viendo a mi Iglesia convertida en teatro de diversiones; veo que muchos con semblante hipócrita, me traicionan con comuniones sacrílegas..."

Jesús habría continuado, pero yo me vi obligada a exclamar: "¡Jesús, Jesús, yo no puedo más!... ¡Si pudiese!..."

Jesús estaba muy conmovido; se paró un poco, y luego prosiguió dulcemente: "Hija, tengo necesidad de almas que me consuelen, cuando son tantas las que me disgustan. Tengo necesidad de víctimas, pero víctimas de verdad. Para calmar la ira divina y justa de mi Padre celestial, necesito almas que con sus padecimientos, tribulaciones y asperezas, satisfagan por los pecadores y los ingratos. ¡Oh, si pudiera hacer comprender a todos cuán irritado está mi divino Padre contra el mundo!... Nada hay posible de contenerlo. Está preparando un castigo terrible para todo el género humano. ¡Cuántas veces he tratado de calmarlo! La vista de mi cruz y de mis padecimientos no son ya bastante a contenerlo. Muchas veces le he calmado presentándole un grupo de almas escogidas, de víctimas heroicas. Sus penitencias, sus asperezas y sus actos herocios le han aplacado. También ahora para aplacarlo le he presentado algunas de estas almas, pero Él me dice: "No, no puedo más". Y es que estas almas, hija mía, no pueden bastar para tanto. Son pocas".

'Ciudad bajo el relámpago' y 'Nocturno', poemas de Rosario Castellanos en 'Al pie de la letra'

CIUDAD BAJO EL RELÁMPAGO

A medianoche corre su caballo
(Jobel, zacatonal, valle para el galope).
Buen jinete, el espanto
espolea -hasta el relincho- la bestia ante la casa
donde yace dormida la memoria.

Hora de recordar lo smuertos. Ven,
busca tu hijo, soltera.
Viudo, tienta la almohada aún tibia. Y tú, asesino,
remeda el estertor violento de tu hermano.

Zigzaguea en el cielo un resplandor de espada.
A esta lívida luz
¡qué honda es la cicatriz del ceño trágico!

NOCTURNO

Me tendí, como el llano, para que aullara el viento.
Y fui una noche entera
ámbito de su furia y su lamento.

Ah, ¿quién conoce esclavitud igual
ni más terrible dueño?

En mi aridez, aquí, llevo la marca
de su pie sin regreso.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Chistes de Omar Janaan (1) Esta semana tenemos (o hemos tenido) en España dos citas importantes...

Los nuevos ministros jurarán o prometerán sus cargos ante el rey y la navidad.

Omar Janaan en http://omarjanaan.es/blog

Más sonetos de Quevedo

Con el ejemplo del fuego enseña a Alexi pastor, cómo se ha de resistir al amor en su principio

¿No ves, piramidal y sin sosiego,        
en esta vela arder inquieta llama,        
y cuán pequeño soplo la derrama        
en cadáver de luz, en humo ciego?        

¿No ves, sonoro y animoso, el fuego
arder voraz en una y otra rama,        
a quien, ya poderoso, el soplo inflama        
que a la centella dio la muerte luego?        

Así pequeño amor recién nacido        
muere, Alexi, con poca resistencia,
y le apaga una ausencia y un olvido;        

mas si crece en las venas su dolencia,        
vence con los que pudo ser vencido        
y vuelve en alimento la violencia.

Dice, que como el labrador teme el agua cuando viene con truenos, habiéndola deseado, así es la vista de su pastora

Ya viste que acusaban los sembrados        
secos, las nubes y las lluvias; luego        
viste en la tempestad temer el riego        
los surcos, con el rayo amenazados.        

Más quieren verse secos que abrasados,   
viendo que al agua la acompaña el fuego,        
y el relámpago y trueno sordo y ciego;        
y mustio el campo teme los nublados.        

No de otra suerte temen la hermosura        
que tuyos mis ojos codiciaron,
anhelando la luz serena y pura;        

pues luego que se abrieron, fulminaron,        
y amedrentando el gozo a mi ventura,        
encendieron en mí cuanto miraron.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Poesía científica: Ricardo López Arcilla, 'Pronósticos de Hipócrates'. Signos que se deducen de la orina

SIGNOS QUE SE DEDUCEN DE LA ORINA

26

Es muy buena aquella orina
Blanquecina;
Con el sedimento igual,
Y al mismo tiempo ligero
Y duradero
Durante el curso del mal.
Porque no sólo denota
Si así brota,
Una gran seguridad,
Sino que a decir se atreve
Será breve
La presente enfermedad.
Mas si de estas cualidades
O bondades
Dejase alguna de haber,
Ya mostrándose la orina
Cristalina
Como debe siempre ser,
Ya después con sedimento
Turbulento,
Ligero y blanco a la par,
Señal que el mal será largo,
Y en descargo
Debemos desconfiar.

27

Aunque la orina rojiza
Que matiza
Sedimento leve, igual,
Indique con su presencia
Que la ausencia
Tardará mucho del mal,
No por eso vez alguna
Por fortuna
Deja de anunciar salud
Para el enfermo angustiado
Y acosado
De una morbosa inquietud.

28

Si a granos gordos de harina
De la orina
Se parece el poso bien,
Es muy malo, y no merece
Lo que ofrece
Que se mire con desdén.
Y aún es mucho más dañoso
Dicho poso
De la orina del mortal,
Cuando presenta sus tramas
Como escamas
De salvado vegetal.
Es malo también el fino
Y blanquecino;
Pero causa más temor
El que a modo de salvado
Se ha formado
En el úrico licor.

29

Si son nevadas las telas
Pequeñuelas
Que sobre la orina están,
Son muy buenas; mas fatales
Si las tales
Un color muy negro dan.

30

La orina que tenue y roja
Se recoja,
Indica que la afección
Que al enfermo da tristeza
Su crudeza
No ha pasado a la cocción.

31

Y si mucho tiempo corre
Sin que borre
La citada cualidad,
Hay peligro ciertamente
Que el doliente
Se vaya a la eternidad,
Por su dolencia acosado
Despojado.
De las fuerzas y vigor,
Antes de que el tiempo cueza
La crudeza
Del urinoso licor.

32

La orina también es mala
Cuando exhala
En el aire mal olor,
Y es negra, tenue, y acuosa,
U otra cosa,
Como de un turbio espesor.

33

La orina negra y oscura
Mal augura
En el hombre y la mujer,
Y la delgada y acuosa
Peligrosa
En los niños suele ser.

34

Si largo tiempo la orina
Sale fina,
Con crudeza y sin cocción,
Y todos los demás signos
Son muy dignos
De una buena aprobación ,
Casi siempre abscesos crecen
Y aparecen
Bajo del septo carnal,
Por el diafragma formado
Colocado
En un plano horizontal.

35

Si en la orina ya arrojada
Sobrenada
Una tela al parecer
Pingüedinosa y extraña
Cual de araña
Por su forma y por su ser;
Hay peligro; y es corriente
Que al doliente
Le atormenta una afección
Consuntiva y destructora
Que devora
Su vital constitución.

36

Observar mucho conviene
Si es que tiene
En el extremo inferior
La nubécula la orina,
O si está encima
Del nefrítico licor.
Pues si a su parte más baja
Se rebaja
Con los colores también
Que se han dicho anteriormente,
Ciertamente
Que se debe augurar bien.
Mas si con dichos colores
Anteriores
En la parte superior
De la orina está la tela,
Desconsuela,
Pues no puede ser peor.

37

Pero cuidado, no sea
Que posea
La vejiga una afección
Que alterando las orinas
Cristalinas
Cause engaño a la razón.
Porque en tal caso los signos
Son muy dignos
De un afecto vesical,
Pero no de una dolencia
Por su esencia
Puramente general.

martes, 20 de diciembre de 2011

Tiras de Daniel Egido en su blog



En http://g-comic.blogspot.com. Una joyita este G.

Noticia de Augusto Ferrán. Su poesía. (Traducciones e imitaciones del poeta alemán Enrique Heine, 3)

VII

Yo te amé cuando niño        
como un anhelo,        
te amé de adolescente        
como un deseo,        
y mi amor cuando hombre        
fue un sentimiento.        

Tú me amaste de niña        
como un recreo,        
luego de adolescente        
como un muñeco,        
y ya mujer, he sido        
tu pasatiempo.        

¡Qué extraño que mi alma        
sea tu juego,        
y la tuya... la tuya        
sea mi infierno!        

VIII

Entre peñascos duros        
con ¡ay! sentido,        
por la montaña abajo        
desciende el río,        
sus quejas para        
cuando en el mar penetran        
sus turbias aguas.        

Río mis ilusiones,        
tu amor peñasco,        
deslízase mi vida        
quejas lanzando;        
hasta que mudas        
las torne el mar que llaman        
los hombres tumba.        

IX

Cuando la primavera llegó con sus verdores      15    
te vi y te amé.        
Te vi por vez primera al ver las puras flores        
y te adoré.        
Cuando el otoño triste llegó, seco y sombrío        
ya no te vi.                       20    
Tu amor, vida, no existe, y en un invierno frío        
muero sin ti.        



X

Cuando eras, mi amor, buena        
¡cuánto te he amado!...        
Hoy, mi amor, que eres mala      25    
¡cuánto te amo!...        

XI

Pláceme la noche amiga        
de los que viven sufriendo,        
y contar las tristes horas        
embebido en su silencio.      30    
Entonces se ensancha el alma,        
y desprendida del cuerpo        
vive vida de armonías,        
vive vida de recuerdos.        
Si me da en el rostro el aura      35    
me creo sentir tus besos,        
y si aspiro algún aroma        
me creo aspirar tu aliento.        
En las brillantes estrellas        
tus miradas vagas veo,           40    
y en el disco de la luna        
me finjo tu tenue cuerpo.        
Pronto las luces se apagan,        
pronto se extinguen los ecos,        
y las sombras se suceden,      45    
y la aurora viene luego,        
y tras de la aurora el día        
que ahuyenta el dulce misterio,        
y veo la realidad...        
¡y miserable me veo!...      50

lunes, 19 de diciembre de 2011

'Observaciones y máximas de Blas'(2), de Noel Clarasó, Máximas fundamentales

MÁXIMAS FUNDAMENTALES

Si los hombres hablaran solo cuando tienen algo que decir, dentro de diez generaciones se habría perdido el uso de la palabra.

Algo habrá de malo en la riqueza cuando a todo el mundo le da vergüenza confesar que la tiene.

El amor solo se puede demostrar haciendo el ridículo.

Todo el mundo se acuerda de su primer pitillo y nadie del segundo; y, sin embargo, eran iguales.

Nada se gana con hablar mal de los otros; a veces, ni ellos se enteran.

Todo el mal viene de decir que sí cuando los otros esperan que uno diga que sí.

La virtud es un bien que solo aprovecha a los que no la usan.

La palabra favorece al que la da mientras no la cumple; después solo favorece al que la recibió.

El hombre sensato dice que sí o dice que no, según los casos.

Hay quien duerme con la boca abierta; otros, con la boca cerrada. Pero lo más difícil es tener la boca cerrada cuando se está despierto.

Nadie puede cambiar su pasado, pero todo el mundo puede contarlo al revés.

La mujer de otro, si nos gusta, tiene una ventaja: que ya es de otro. Y si no nos gusta esta ventaja aparece mucho más clara.

El hombre nace inteligente y se va embotando a medida que crece; a los veinte años ya es vulgar y a los cuarenta ya es tonto de nacimiento.

viernes, 16 de diciembre de 2011

'Falsa elegía' y 'La velada del sapo', poemas de Rosario Castellanos en 'Al pie de la letra'

FALSA ELEGÍA

Compartimos solo un desastre lento.
Me veo morir en ti, en otro, en todo,
y todavía bostezo o me distraigo
como ante el espectáculo aburrido.

Se destejen los días,
las noches se consumen antes de darnos cuenta;
así nos acabamos.

Nada es. Nada está
entre el alzarse y el caer del párpado.

Pero si alguno va a nacer (su anuncio,
la posibilidad de su inminencia
y su peso de sílaba en el aire),
trastrna lo existente,
puede más que lo real
y desaloja el cuerpo de los vivos.

LA VELADA DEL SAPO

Sentadito en la sombra
-solemne con tu bocio exoftálmico; cruel
(en apariencia, al menos, debido a la hinchazón
de los parpados); frío,
frío de repulsiva sangre fría.

Sentadito en la sombra miras arder la lámpara.

En torno de la luz hablamos y quizá
uno dice tu nombre.

(Es septiembre. Ha llovido.)

Como por el resorte de la sorpresa, saltas
y aquí estás ya, en medio de la conversación,
en el centro del grito.

¡Con qué miedo sentimos palpitar
el corazón desnudo
de la noche en el campo!

jueves, 15 de diciembre de 2011

Recital de Bárbara Butragueño en el Ateneo de Madrid

Viernes 16 de diciembre, a las 22.30 horas
en el ciclo Los Viernes de la Cacharrería 

 
 
recital de poesía de
 
BÁRBARA BUTRAGUEÑO
 
presenta Noni Benegas
 
en el
Ateneo de MadridC/ Prado, 21

Metros: Sol, Antón Martín, Sevilla
Autobuses: 5,6,9,15,27,32,51,52,53,57,150

Entrada Libre
 
coordina Miguel Losada
 
*
 
 
 
En el recital leerá poemas de su último libro, Casa útero, y textos como éste: http://www.youtube.com/watch?v=qICN7bnzY28&feature=youtu.be

Más sonetos de Quevedo

A la brevedad de la vida

¡Cómo de entre mis manos te resbalas!        
¡Oh, cómo te deslizas, edad mía!        
¡Qué mudos pasos traes, oh muerte fría,        
pues con callado pie todo lo igualas!        

Feroz, de tierra el débil muro escalas,   
en quien lozana juventud se fía;        
mas ya mi corazón del postrer día        
atiende el vuelo, sin mirar las alas.        

¡Oh condición mortal! ¡Oh dura suerte!        
¡Qué no puedo querer vivir mañana   
sin la pensión de procurar mi muerte!        

Cualquier instante de la vida humana        
es nueva ejecución, con que me advierte        
cuán frágil es, cuán mísera, cuán vana.

Muestra lo que es una mujer despreciada

Disparado esmeril, toro herido;        
fuego que libremente se ha soltado,        
osa que los hijuelos le han robado,        
rayo de pardas nubes escupido;        

serpiente o áspid con el pie oprimido,
león que las prisiones ha quebrado,        
caballo volador desenfrenado,        
águila que le tocan a su nido;        

espada que la rige loca mano,        
pedernal sacudido del acero,
pólvora a quien llegó encendida mecha;        

villano rico con poder tirano,        
víbora, cocodrilo, caimán fiero        
es la mujer si el hombre la desecha.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Últimos chistes de David_Absurdos en Poesía Abierta, que no se nos moleste.Y gracias


En http://david-absurdos.blogspot.com.

Poesía científica: Ricardo López Arcilla, 'Pronósticos de Hipócrates'. De las deyecciones ventrales

DE LA DEYECCIONES VENTRALES

13

Entre las buenas notas o señales
Que en el mísero enfermo se presentan
A nuestra observación, a las ventrales
Deyecciones se cuentan.
Cuando son de cilíndrica figura,
Y a las horas se excretan que es costumbre
Cuando recorre con placer natura
De la salud la cumbre:
Si están en relación con lo comido,
Pues esto indica de que el vientre bajo
Se encuentra en el estado que es debido
Sin dar ningún trabajo.

14

Mas si líquidas son en consistencia
Conviene que se excreten sin dolor;
No a cada instante, ni con gran frecuencia
Tampoco es lo mejor.
Pues se cansa el enfermo sin consuelo
Si del lecho a menudo se levanta,
Y las vigilias le consumen luego
Con diligencia tanta.
Y si abundantes son y repetidas,
El peligro hay entonces que temer
De que sean las fuerzas abatidas
A tanto deponer.

15

Con aquellos precisos alimentos
Que dentro del estómago se ingieren,
Deben de convenir los excrementos
Duros o blandos fueren;
Y deponerlos mientras dura el día
Dos o tres veces, por la noche una,
Especialmente al empezar su vía
El sol desde su cuna.
Mas las veces que debe de excretarse
Por el día y la noche , es necesario
Saber que es según llega acostumbrarse
El hombre de ordinario.

16

Si la dolencia a disiparse empieza,
Es muy buen signo que el común color
Tomen los excrementos, su dureza
Siendo a la par mayor.

17

Y es muy bueno también que no superen
En el fétido olor al excremento
De aquellos hombres que salud tuvieren
Y el ánimo contento.

18

Conviene que hacia el fin de la afección
Si hay lombrices, se arrojen confundidas
Con las materias que del vientre son
Por el ano expelidas.

19

En cualquiera dolencia debe el vientre
Un mediano volumen presentar,
Y también es preciso que se encuentre
Blando y flexible al par.

20

Es muy mal excremento el que hace espuma;
El que es muy rojo, o de color mediano,
El que líquido o blanco sale en suma
Por el ojo del ano.

21

Si del vientre se arroja el excremento
En pequeñas y cortas cantidades,
Glutinoso y un poco amarillento,
Son malas cualidades.

22

El excremento en fin que da más susto
Es el lívido, negro, eruginoso,
El que huele peor de lo que es justo,
Y el que es pingüedinoso.

23

Aun cuando muerte próxima no indican
Excrementos variados, sin embargo
Todos ellos muy claro significan
Un desenlace amargo.
De aquesta especie son los sanguinosos,
Los que cual raeduras se presentan;
Y los negros, porráceos, y biliosos,
También aquí se cuentan.
Todos ellos se muestran a los ojos
Algunas veces entre sí mezclados,
Otras salen del cuerpo por despojos
Sin mezcla y alternados.

24

Es muy buena señal que el flato salga
Del cuerpo sin estrépito ni ruido ,
Aunque para el placer mucho más valga
Que salga con sonido,
Que en el cóncavo vientre retenerlo;
Pues si sale con ruido involuntario
Denota que ya habido para hacerlo
Delirio o dolor vario.

25

Los recientes dolores y los bultos
Que en los dos hipocondrios aparecen,
Con sonoros estrépitos incultos
Al fin desaparecen,
A no ser de una flógosis nacidos;
Y se expelen por cierto al arrojar
Los excrementos con el flato unidos
Y al tiempo de orinar.
Cuando así no suceda, será bueno
Que de sitio varíen los dolores,
Y más si buscan en lugar del seno
Las partes inferiores.

martes, 13 de diciembre de 2011

Marta Macho anima a leer 'Πoetas (primera antología de poesía con matemáticas)'

Uno de los matemáticos más eminentes de nuestro siglo ha dicho con gran acierto que es imposible ser matemático si no se tiene también el alma de un poeta. En lo que a mi se refiere, nunca he sido capaz de elegir entre mi pasión por las matemáticas y mi pasión por la literatura.
Sofia Kovalévskaya (1850-1891)

La gran matemática y escritora Sofia Kovalévskaya se refiere en la cita anterior a una acertada frase de su maestro Karl Weierstrass (1815-1897). ¿Matemáticas? ¿Poesía?

Las matemáticas atrapan a quien quiere jugar con ellas, como la poesía. La poesía seduce a quien se acerca a ella con audacia, como las matemáticas.

Esta antología seleccionada con tanto acierto por Jesús Malia demuestra que las matemáticas no son tan frías, ni la poesía tan ajena a ellas. Sólo hay que atreverse, leer y sentir...

El prólogo, perfecto, un repaso preciso y precioso.

Marta Macho Stadler
Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea
Facultad de Ciencia y Tecnología
Departamento de Matemáticas

La labor investigadora de Marta Macho se desarrolla, entre otros campos, en estos aspectos:

Matemáticas y literatura

Contar con el aval y los aportes de Marta Macho era imprescindible para estar seguro de hacer un buen trabajo con esta antología. Gracias te sean dadas. Muchas gracias, Marta.

Poema de Carmen Lafuente en el Taller

Cada día Carmen se superas más. El día 30 de noviembre  trabajamos, entre otras, la repetición y el eco. A carmen le vienen saliendo los octosílabos sin pensarlo, pero pensando un poco sobre el propio texto que compuso, arregló las rimas para que cuadrasen como aparecen aquí, en una gracil y novedosa estrofa. Aires populares en la forma y en el tema. Poesía de siempre, apta para ser cantada.

El camino
          
Has visto el carro de hierbas
Has visto como repica
Repica por el camino
Has visto el manto de piedras
Has visto como complica
La ruta del campesino.

Ángel Petisme, mañana en Madrid, el viernes en Zaragoza

Presentaciones de LA NOCHE 351 de ÁNGEL PETISME (Ediciones Hiperión)
 
MADRID.Miércoles 14 diciembre.Librería Arrebato (C/La Palma, 21)
con Juan Carlos Mestre y Jesús Munárriz. 20,15 h.

ZARAGOZA. Viernes 16 diciembre. Librería El Pequeño Teatro de los Libros (C/Silvestre Pérez,21)
con Miguel Mena y las ilustraciones de Agnes Daroca. 20 h.
 
CASA VACÍA
La vida sólo es
una casa vacía.
Entras por una puerta
y sales por la otra.
No deseo nada.
Todo está oscuro,
todos tienen miedo.
Esto es Iraq,
una profunda herida.
Una herida vacía.

No deseo vivir
ni un día más
en la casa vacía.   

Noticia de Augusto Ferrán. Su poesía. (Traducciones e imitaciones del poetaalemán Enrique Heine, 2)

IV

Los sonidos de tu boca        
son dulcísimos, mi amor;        
ellos eran armonías        
cuando expresaban pasión.        
Los sonidos de tu boca        
amargos, mi vida, son;        
me parecen hiel y acíbar        
hoy que no tienes amor.        
En dos sílabas, mi alma,        
corristes el diapasón:        
¡qué dulce que fue tu sí!        
¡qué amargo que fue tu no!        

V

Pasada la tormenta        
sonríes a la fortuna:        
tu amor no es sol, es luna      15    
que brilla y no calienta.        

VI

Tu rostro con mi rostro se ha juntado,        
tu espanto se ha reunido con mi espanto,        
y juntos hemos llorado...        
¡Me amabas tanto!                                  20    
Tu mano con mi mano se ha estrechado,        
tu canto se ha mezclado con mi canto...        
¡Qué alegre que de mí te has separado        
sin amor santo!

lunes, 12 de diciembre de 2011

Presentación de la colección de poesía Avena Loca, a cargo (sendas) de Jesús Urceloy

Nos escribe Urceloy al email lo que sigue. No te lo pierdas.
 
Queridos amigos:
 
Como ya sabéis voy a dirigir una nueva colección de poesía.
Se llama AVENA LOCA, en Ediciones Amargord.
Su filosofía es muy sencilla:
Publicar primeros libros de autores inéditos, en la que tendrán prioridad los alumnos de mis talleres, sin olvidar por ello a ex-alumnos y otros autores necesarios. No será una colección de autores jóvenes sino inéditos, aunque a menudo ambos adjetivos vayan de la mano. El precio del libro también será muy ajustado: 6 euros. Salvo alguno que sea una edición especial.
 
El día 14 de Diciembre de 2011, miércoles, a las 20:00 horas presentaré la colección en el Ateneo de Madrid, que está en la Calle del Prado, 21. Para ello contaremos con las palabras de los poetas Javier Lostalé y Miguel Losada, además de José María de la Quintana, director del sello Amargord.
 
Serán tres libros:
 
1. Todo sigue así. De Julio César Navarro.
    Se trata de la edición completa con todos los textos encontrados hasta hoy del autor, que murió en 2009 a los 38 años. Un poeta necesario.
2. Menos Amelie, más Clarissa Dolloway. De Deborah Antón.
    Poeta de Elche, nacida en 1986. Una voz fresca, valiente y rigurosa.
3. Peligroso asomarse al interior. De José Antonio Rodríguez Alva
    Nacido en Madrid en 1964. Una lírica íntima y diferente, alejada de los arquetipos habituales.
 
Me gustaría que vinieras al acto, y que, en la medida de tus posibilidades, si así lo consideras, te hicieras eco de esta propuesta.
 
Muchas gracias.
 
Jesús Urceloy

Un par de poemas de Juan Carlos Puerta en su blog

Vienes, saludas, ríes,
y lo borroso se levanta y marcha sin excusas.

Entonces te sientas en lo opaco,
tose la alborada su primavera leve,
y el cristal se inventa para mostar lo invisible,
lo caro a la vida.

El amor amanece detrás de la calle
que nunca te atreviste a pisar.

Bajo el sol de las doce en punto,
un lago de hojas baila
una fuga de cisnes vegetales.

En los ojos de un perro arrepentido
suena Bach. Un aire de gloria
dibuja el rizo igual al rizo del aire vulnerado,
su íntima invisibilidad, la celebrada compañía
que te brinda lo invisible tan caro a la vida,

Es el asombro cotidiano,
cuando vienes, saludas y ríes.

____


Me falta mar para tantas voces que traigo.
Me falta la fatigada insistencia de su reclinar
que es la ola, la ciega obstinación
que llega hasta mis pies, como animal
que se arma en el embate y se deshace, y se deshace
para volver limpio y nacido.
Y nos borra la piedra alegre
donde grabamos aquellas palabras, 

no sacudas con los dedos tristes de la duda
el limpio espejo del momento,
envejeceremos juntos,

como envejece el mar siempre naciendo,
muerto,
siempre a los pies
de estos extraños
en que nos hemos convertido.

En http://elairevulnerado.blogspot.com/.

Noel Clarasó, 'Observaciones y máximas de Blas'

A Noel Clarasó llego por dos vías.

La segunda, José María Forqué. Repasando la filmografía del autor de 'Atraco a las tres', 'Maribel y la extraña familia' (más conocidas) y la divertidísima 'Casi un caballero' (interpretada por Alberto Closas, Concha Velasco, José Luis López Vázquez y Alfredo Landa, elenco irrepetible) encuentro esta segunda referencia. Que por cierto, ya que hablamos de José María Forqué, citar su servicio al franquismo con 'Embajadores en el infierno' (1954) y su contribución a aquel género patrio hoy perdido que fue el de hacer películas a cantantes y grupos con 'Dame un poco de amor' (1968), con Los Bravos como protagonistas. Pues, como decía, 'El diablo toca la flauta' (1954), película de José María Forqué, tiene guion de Noel Clarasó, así como 'Un día perdido' (1954), con igual nómina. Todas estas películas, salvo la última, pueden verse en CineTube.

La primera vía, su libro 'Observaciones y máximas de Blas' (1950, José Janés Editor). De Blas no os hablaré, a Blas le dejaré hablar por sí mismo. Como aperitivo, estas dos sentencias de un catalán (Noel Clarasó) sobre el trabajo (para que no señalen):

Vivimos oprimidos por dos castigos divinos: el amor y el trabajo. Solo los elegidos de los dioses consiguen vivir sin trabajar y sin enamorarse.

Hay que estar siempre esforzándose en dos cosas: en buscar trabajo y en procurar que lo hagan los otros.

Continuará, cada lunes a las 9 de la mañana hora española. Esto hay que rescatarlo íntegramente. ¿Bajo qué etiqueta? Observaciones y máximas de Blas, desde luego, pero luego dudo si bajo chistes o bajo ensayo. Creo que ambas.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Poemas de Rosario Castellanos en 'Al pie de la letra': Linaje y El otro

Al fin unos días de descanso de los nuevos (y también de los rutinarios) quehaceres para poder consagrar a viejas y queridas tareas.Tras tres largos meses de no publicación de versos de Rosario Castellanos, aquí vuelve. Disculpa, Rosario, pero sabes que no me olvido de ti. Y dile a Jorge que de él tampoco, que me tenga un poco más de paciencia, que seguiré con su Cántico. Ay, a vosotros me consagraría, pero uno tiene la desdicha de seguir conociendo y emprender nuevas empresas. Qué no hay forma de acomodarse, leñe. Ya quisiera. Pero mientras no encuentre un mecenas...pinta chungo. Pero de esta, Rosario, Al pie de la letra hasta el final y al completo. Gracias.


LINAJE

Hay cierta raza de hombres
(ahora ya conozco a mis hermanos)
que llevan en el pecho como un agua desnuda
temblando.
Que tienen manos torpes
y todo se les quiebra entre las manos;
que no quieren mirar para no herir
y levantan sus actos
como una estatua de ángel amoroso
y repentinamente degollado.

Raza de la ternura funesta, de Abel
resucitado.

EL OTRO

¿Por qué decir nombres de dioses, astros,
espumas de un océano invisible,
polen de los jardines más remotos?
Si nos duele la vida, si cada día llega
desgarrando la entraña, si cada noche cae
convulsa, asesinada.
Si nos duele el dolor en alguien, en un hombre
al que no conocemos, pero está
presente a todas horas y es la víctima
y el enemigo y el amor y todo
lo que nos falta para ser enteros.
Nunca digas que es tuya la tiniebla,
no te bebas de un sorbo la alegría.
Mira a tu alrededor: hay otro, siempre hay otro.
Lo que él respira es lo que a ti te asfixia,
lo que come es tu hambre.
Muere con la mitad más pura de tu muerte.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Versos de Bolo en 'El sofá de los valientes' (y fin)

Al solar le creció un lunar.


Río y afluente discutían sobre la propiedad intelectual.


La felicidad es un segundo que se aleja de otro.


Soy el junco que reconoce tu viento.


La
vida
cotidiana
es
errar
todos
los
días.


La clase media perdió los calcetines.


Sumé los restos multiplicándolos por nada.
Ojos tristes, tumba de membrillos.


Gran acierto aquel error!
Otros vendieron amistad por arroz amargo


Felicidad vigilada.
Di
no
a la primera.


Me
alegra
ofrecer
en
algunas
ocasiones
esa
imagen
que
invita
a
algunas
personas
a
no
acercarse


Se cambiaron de sitio ofreciéndose el mismo perfil.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Qué juventud


En http://david-absurdos.blogspot.com.

Poesía científica: Ricardo López Arcilla, 'Pronósticos de Hipócrates'. Del sueño

DEL SUEÑO

11

En cuanto al sueño, conviene
Dormir de noche, y de día
Vigilar
Como aquel que salud tiene;
Y es muy malo esta armonía
Quebrantar.
No lo es tanto en la mañana
La tercer parte del día
Dar al sueño,
Y es costumbre poco sana
Dormir después todavía
Con empeño.

12

Pero inspira más temores
De un largo insomnio el martirio,
Pues radica
En trabajos, o dolores;
O que habrá grave delirio
Significa.

martes, 6 de diciembre de 2011

Noticia de Augusto Ferrán. Su poesía. (Traducciones e imitaciones del poetaalemán Enrique Heine, 1)

Traducciones e imitaciones del poeta alemán Enrique Heine

I

Corriendo entre la bruma        
sin brújula ni guía        
perdido el buque va...        
¿Dónde irá?        

Entre la espesa espuma        
que alza la mar bravía        
un alma triste está...        
¿Qué tendrá?        

Oyérase un crujido...        
La nave en una roca        
de hielo se estrelló        
y se perdió.        

Escúchase un gemido...        
Un alma vaga loca...        
¡Alma que amó        
y en roca dio!        

II

En una jaula de oro        
cantaba un pájaro;        
un niño que le escucha        
le echa la mano,        
y con cariño        
lo acaricia... y lo mata.        
Tal me has herido.        

III

Tus cabellos deseé        
y me diste algunos de ellos,        
luego un beso te pedí        
y tú me distes un beso.        
Que si me amabas te dije        
y lo juraste al momento,        
y luego añadiste: -Pide,        
pide para concedértelo.        
Yo te pedí el corazón        
y no accedistes a ello,        
que eso tú no lo has tenido        
ni nunca podrás tenerlo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

En breves fechas llega... 'Πoetas'


Ya está próximo el lanzamiento de Πoetas, antología que he tenido la suerte de preparar. El diseño de cubierta es obra de Julio Reija, y la imagen de Pedro Núñez. Se publica con Amargord, dentro de la 'Colección pi de poesía' que ahora inicio.

Iré informando de próximos eventos, por ahora te comparto esta breve reflexión a modo de nota. Inmensa ilusión. Gracias a los autores, que han confiado en mi trabajo, y a ti por tu atención.


Πoetas (primera antología de poesía con matemáticas)
Editorial Amargord, Colección pi de poesía

Se plantaba Ganivet en su Idearium español, entre otras cuestiones, la pertinencia de hablar de ciencia nacional. La respuesta solo puede ser un rotundo no. Y si hablamos de matemáticas, añadimos absolutamente no. Las matemáticas (este maravilloso conjunto de matemas, o saberes, áticos, o superiores) son la auténtica torre de Babel, de la que se nos ha querido hacer creer que es un lugar de confusión y desorden. Falso, los ladrillos de las culturas china, egipcia, griega, india, árabe…(todas las que han sido) se aparejan ármonicamente para alzar este portentoso edificio en que se habla un solo idioma. La humanidad ya se ha dotado de un lenguaje universal, el matemático, que nos facilita entendernos entre todos los hombres y mujeres de la tierra, así como con el propio Universo. Las matemáticas nos permiten hablar con las estrellas.

¿Y acaso son otras las aspiraciones de los poetas? ¿No busca el poeta el entendimiento de sí mismo y el mundo, el acercamiento al otro?

Con esta antología, al fin matemáticas y poesía se hacen justicia. Los matemáticos siempre han apreciado y empleado el soporte del verso (como se repasa en πoetas), y ahora los poetas se rinden a las matemáticas.

A pesar de que en este primer acercamiento a la πoesía nos hemos circunscrito al idioma español, no podíamos más que ser fieles al espíritu matemático y tomar una muestra lo más axhaustiva posible, para lo que hemos cruzado el charco y traído autores de Hispanoamérica. Rodolfo Hinostroza, Enrique Verástegui, José Florencio Martínez, David Jou, Ramon Dachs, Daniel Ruiz, Agustín Fernández Mallo, Javier Moreno, Julio Reija y Jesús Malia constituyen la nómina.

Se abre una vía más, la del versω, un nuevo afluente de la poesía.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Versos de Bolo en 'El sofá de los valientes' (4)

una lágrima humedece, otra seca.


Encontré un bolígrafo que hacía juego con mis gafas.


El secreto consiste en guardarlo y no saber dónde.


Me siento como un estanque en una discusión entre patos.


Ya no sufro cuando me dices hola.


Esa niebla uniforme que te ordena.


Nunca son demasiados adioses.


En esta vida pasas de no tener nada a perderlo todo.


Dios ni madruga,
ni fuma,
ni friega,
ni firma autógrafos
porque
ni ha existido, ni existe,
ni existirá,
lo que necesita
es
dinero.


El mundo es sólo una sugerencia.