jueves, 31 de octubre de 2013

“Manual de espumas”(7), Gerardo Diego. Hoy, "Canción de cuna" y "Vendimia".



CANCIÓN DE CUNA
A Céline Arnauld

El viento de ida y vuelta
y el abanico en calma

El tren ha muerto en la estación de enfrente
y mi pañuelo cuelga de la rama más alta

Dejad que pasen los arroyos
Dejad que vuelen mis lágrimas
No permitáis en cambio que se acerquen
las ventanas lejanas

La noria seguirá
lavando los pañales
y la playa acunando
los náufragos triviales


VENDIMIA

Leñador del ocaso
que perfumas los astros a tu paso

Guarda bien el compás buen leñador
y ten piedad del sol caído
único salvavidas del rubio nadador

Guarda bien el compás
pero no cantes jamás

Canción bajo los árboles sin sangre
y frente al mar de luto
En el parque hay un árbol desleal
y mi poema en flor ya se ha hecho fruto

                                   Leñador musical
Tu canción la ha aprendido mi loro pasional
y a su medida justa desfilan los minutos

Quién no sabe el secreto del color
Rasgar la túnica del viento
y arrancar del humo póstumo
la fruta del amor

Pero tú leñador de las estrellas
no derribes sus hojas sobre el mar
que cuando el sol rescate la antigua primavera
se han de secar tu brazo y tu cantar

"Memoria", "Pájaro de otoño" y "Muerte y resurrección", poemas de José Ángel Valente en "Mandorla"



MEMORIA
Sobre un texto de Ishikawa Takuboku (1885-1912)

Esa mujer que lloraba en mi cuarto
¿era el recuerdo de un poema
o de uno de los días de mi vida?



PÁJARO DE OTOÑO

El azul palidece hacia lo blanco.

El rojo halla en lo negro
su redoblada ausencia.

                                     El amarillo
desciende todas las escalas
hasta entrar en lo gris.

Pájaro largo del otoño acuérdate
de mí,
y de este canto,
cuando estés en tu reino.



MUERTE Y RESURRECCIÓN

No estabas tú, estaban tus despojos.

Luego y después de tanto
morir no estaba el cuerpo
de la muerte.
                      Morir
no tiene cuerpo.
                           Estaba
traslúcido el lugar
donde tu cuerpo estuvo.

La piedra había sido removida.

No estabas tú, tu cuerpo, estaba
sobrevivida al fin la trasparencia.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Cierto que ya pasó el verano, pero...

Deliberadamente he dejado para el final, en esta deleitosa repesca de estío, un libro como ‘Topología de una página en blanco’ (Amargord Ediciones), del asturiano Alejandro Céspedes, un poeta que no se cansa de indagar, una y otra vez, en los caminos más difíciles y menos transitados de la poesía, rompiendo y recomponiendo su verso un libro detrás de otro, pero siempre con esa búsqueda de la revelación que, en su fondo más íntimo, constituye una de las esencias mayores de la poesía. «Nos seguimos creyendo necesarios para que cuanto / existe reclame nuestros ojos / pero el problema de la revelación seguirá intacto», nos dice este poeta de altos vuelos en su última entrega literaria. Una buena receta para leer mucha y buena poesía contemporánea en este verano que acabamos de estrenar.

Recomendación de Carlos Aganzo en el Norte de Castilla. Aquí el artículo completo.

"La palabra", "Recreativa" (con matemáticas) y “Trampas”, poemas de Ida Vitale



LA PALABRA

Expectantes palabras,
fabulosas en sí,
promesas de sentidos posibles,
airosas,
              aéreas,
                           airadas,
                                       ariadnas.

Un breve error
las vuelve ornamentales.
Su indescriptible exactitud
nos borra.


RECREATIVA

Suponiendo que estamos
en el fondo de un pozo imaginario,
que tiene altura, brocal,
más allá cielo
para alguien que lo alcance
y dando por sentado
que tiene un contenido
en esperanzas yertas,
averígüese el tiempo
que habrá de transcurrir
para que quien está
en lo más hondo de él
llegue hasta arriba.

Formúlese la respuesta
en sueños viables,
fines laberintos,
ilusiones volátiles.
Calcúlese también
la energía perdida
cada vez que
se vuelve a tocar fondo.


TRAMPAS
                               Las arpas de la óptica alegría...!
                               JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

El azar, ese dios extraviado
que libra su batalla, fuego a fuego,
no está solo escondido en la catástrofe;
a veces un gorjeo lo delata
y sobornado, entonces
admite durar un poco en la alegría.

Greguerías (2) de Ramón Gómez de la Serna en “Greguerías escogidas”, Agencia Mundial de Librería

Las carreras de caballos serían mucho más elegantes si los caballos pudieran correr con pantalón a rayas y botines blancos.

Sorbía con paja algo más que el helado acabado hacía mucho rato.
“¿Pero qué sorbe usted?”, le pregunté, y él me contestó: “Estoy sorbiéndome el encanto de vivir”.

El que está subido en los soportes de los hilos del telégrafo parece tocar el arpa o templar las clavijas de la lira del viento.

El trote del caballo se debe a su vanidad de publicista, por la que cree que debe ir imprimiendo su paso en el camino como los hombres sus sellos de caucho.

El sol vivo del verano viste con traje a rayas a las que pasan junto a las verjas de los jardines.

En el almanaque de las gallinas todos los días conmemoran los innumerables mártires y los pobrecitos inocentes.

Botella, féretro del vino.

Los timbres de las bicicletas son los timbres de los despertadores para despertar a los transeúntes que van dormidos.

El espejo de su rostro se empañó con el vaho de la ofuscación.

Hay clavos, fallebas, picaportes, puertas que por querernos retener como la mujer bíblica al varón casto, nos hacen los grandes sietes en los abrigos y nos desgarran los bolsillos de las americanas.

Dejó escapara de su pañuelo la mariposa de su perfume.

-¿Qué era aquel hombre?
-Dentista de las máquinas de escribir.

Los zapatos blancos siembran jugadores de tenis.

El acordeonista hace a veces el gesto súbito y arrebatado de aquel a quien se le cae una pila de libros.

Los pollos muertos, pelados y descabezados, que reposan boca arriba sobre las bandejas, hacen el gesto de rezar con sus sotamuslos la oración más contrita.

Si las locomotoras se estropean tanto es porque son fumadores empedernidos que se tragan el humo.

Las calvas iluminan el patio de butacas. Son la batería de candilejas de la sala.

Iba tan abrochado todo el mundo aquel día de frío, que los ladrones no pudieron robar nada.

Toda la arena del reloj de arena de los siglos cae en el desierto.

martes, 29 de octubre de 2013

Las matemáticas para Novalis (8)



Matemáticas. Aplicación de la observación precedente a la cuadratura del círculo. Está basada en la hipótesis o en el postulado de que el tipo original de la forma circular es el cuadrado. El problema del círculo es, pues, el problema de la reducción de todas las figuras al cuadrado – o a la inversa, la de todas las figuras al círculo. Cuanto mayor sea el número de partes en que dividamos la figura – tanto más exacta será la solución que obtengamos. Un divisor infinito nos proporcionará una solución infinitamente exacta. Cálculo diferencial e integral.

Incluso instintivamente el círculo es el canon de las figuras.

Procesos matemáticos – cálculo del infinito.

Diferencia entre el análisis y el álgebra.

Matemáticas. Noción general de la multiplicación – no solamente matemática – lo mismo con la división, la adición, etc.
Particularmente interesante es la consideración filosófica de nociones y operaciones que hasta el momento han sido meramente matemáticas – potencias, raíces, diferenciales, integrales, series – funciones curvas y funciones directas. El teorema del binomio podría tener una significación muy superior – una aplicación mucho más interesante en la física – a propósito de las polaridades, etc.
Polaridades triplespolaridades infinitinómicas. No solamente binomismo – sino también infinitinomismo.
Comprendo una magnitud cuando en el otro miembro de su ecuación tengo una función de la magnitud opuesta.
Una antítesis capital de las matemáticas son las magnitudes conocidas y desconocidas (¿ + y -. Grande – pequeño. Parte – todo?)
O bien intento igualar las magnitudes desconocidas con las funciones de las conocidas, o a la inversa. A esta última forma de cálculo pertenece el cálculo infinitesimal.
Hindenburg sobre el infinitinomio.

Las matemáticas superiores y la filosofía (o teoría de las ideas, de lo infinito, etc.) tienen una analogía muy acusada. (Curvas – series) Elementos. Tres ejes.

3 convertido en una serie: 2 + 1/2 + 1/4 + 1/8 + 1/16, etc. Esta serie es susceptible de muchas modificaciones.

1 es el punto neutro, el punto determinante, es una magnitud gradual. Cuanto más se fracciona, tanto mayor en su integridad – se convierte en un todo superior – en una unidad superior.
                                                          
Este es el punto medio. La serie se desarrolla ahora en ambos sentidos.
                                              

Cf. el teorema binómico...

Serie cualitativa de potencias.

Enciclopedística. Integración y diferenciación reales. Hasta el momento la geometría se ha expuesto siempre methodo integrali. Geometría diferencial. Diferenciar es descomponer en elementos (análisis ideal). Integrar es lo contrario (síntesis real). El cálculo diferencial e integral ordinario no es más que una repetida descomposición de los elementos en elementos.
Diferentes clases de unidades.



Sistemas matemáticos (dobles) accidentales – su unificación en el cálculo infinitesimal. Método sintético analítico.

Sobre la simplificación y abreviación de las series a través de las diferencias (análisis de esta operación).

Sobre la polaridad – binomio – infinitinomio.
 

Poemas de Clara Janés en "Fractales" (6, y fin), hoy "Ardehal (Kashán)"



ARDEHAL (KASHÁN)

Cuando cae la tarde
se yerguen como alas
los troncos de los árboles
y despliegan el misterio.
El monte se retira
para que quede grabada en el aire
la línea del más allá.

Tú estás aquí
y aumentas el enigma.

Y más aquí está el punto
que se abre creciente a la oscuridad.

Todo cabe debajo de los párpados dormidos,
hasta el gesto de las amapolas
que amansan el temor.
Si un día llega el día,
seguiré en esta hora
que escribe sobre la tierra
un verso negro
que solo tú descifras.

No abras los ojos,
que ya leo el sentido del sinsentido
en las vetas del suelo,
y saltan hacia mí fuentes de luz
desde el otro lado de tu sueño.

"Como vemos que un río mansamente..." y "Dijo el doctor Petrarca sabiamente...", sonetos de Hernando de Acuña

Como vemos que un río mansamente        
por do no halla estorbo, sin sonido,        
sigue su natural curso seguido,        
tal que aun apenas murmurar se siente;        

pero si topa algún inconveniente
rompe con fuerza y pasa con ruido,        
tanto que de muy lejos es sentido        
el alto y gran rumor de la corriente:        

por sosegado curso semejante        
fueron un tiempo mis alegres días,
sin que queja o pasión de mí se oyese;        

mas como se me puso amor delante,        
la gran corriente de las ansias mías        
fue fuerza que en el mundo se sintiese.


Dijo el doctor Petrarca sabiamente:        
«Pobre y desnudas vas, Filosofía»,        
lamentando su tiempo en que antevía        
las faltas y miserias del presente;        

do el vicio reina ya tan sueltamente,
que valen poco, y menos cada día,        
la bondad, el saber, la valentía,        
del mejor, o más sabio, o más valiente.        

Mas cuanto el mal está más encumbrado        
y el mundo aprueba más lo que debiera
tenerse por infamia y maleficio,        

tanto merece ser más estimado        
el virtuoso obrar, pues ya no espera        
la virtud premio, ni castigo el vicio.

jueves, 24 de octubre de 2013

“Manual de espumas”(6), Gerardo Diego. Hoy, "Aldea" y "Hotel".



ALDEA

Del campanario va a volar el día
pero las nubes mías no han vuelto todavía

Ni han regresado los corderos
de su viaje a la luna sin pacer los luceros

                        Aplicando el oído sobre el césped
                        en vez del tren o el grillo
                        se oye una pieza de organillo

Y el pastor no sabe
que en su cabaña está la noche
y que el molino es el motor del baile

Las vacas del establo
quieren lamer el sol
                                   plato del día
                        que sirven los pintores de fantasía

            Es la hora del cigarro y de la jaula

Sin mirar al reloj pernocta el gallo
y las estrellas tristes contemplan al caballo


HOTEL
A Alfonso Reyes

La frente sin laurel y sin sombrero
y el corazón para el color de moda

A cada nuevo baile
el reloj pierde el paso
y se equivoca de hora

El viento nace de tu manto
y acaricia las frutas
desgajadas del tango

Vendimia de las nubes pisoteadas
y de las músicas amadas

Y el ritmo de los suspiros
hace girar las parejas
y acercarse a nosotros el vestíbulo

Cerrando bien los ojos
pienso en las travesías
y en los hoteles que anclan la quilla envejecida

Son las islas trasatlánticas
donde crecen los mástiles
y dan frutos de invierno
donde los tísicos respiran
el oxígeno tierno

Al izar la bandera
esparce por los aires
plumas de cazadores y aromas de maderas

El otoño marchita corbatas y sombreros
y de la alfombra brota la primavera

Ruleta del azar y de las temporadas
Los yóqueis de la moda sortean sus colores
Y aquel que pierde la jugada
tiene derecho a un vals para mudar de amores

Yo amo el buen tiempo y el hotel
y yo he visto mujeres de rizos calcinados
Las olas las rociaban de espumas de coctel

Nuestra reina, la Geometría, en el pincel de Frank Stella (3, y fin)





"Il tuffatore", "Miércoles" y "Efemérides", poemas de José Ángel Valente en "Mandorla"



IL TUFFATORE

No estamos en la superficie más que para hacer una inspiración profunda que nos permita regresar al fondo. Nostalgia de las branquias.



MIÉRCOLES

Estamos como rotos o quebrados
de todas las junturas igualmente
y ya nunca podríamos mirarnos
sin retumbarnos de pasado.

Al tímpano le duele tu desnudo
como le duele al grito el nacimiento,
al nacimiento el aire,
al aire el roce,
al roce el peso, al peso
la ley inconsolable
de la gravitación universal de la ceniza.



EFEMÉRIDES

Salir al fin al día,
al día vegetal,
                        al fin,
                                   seguro,
sentirse bien,
perfectamente bien,
                                  reconciliado,
radiante al fin, seguro
de no morir o de morir,
                                      al cabo
tan seguro de sí, de no, de todo,
al día vegetal, al día, al nada.

miércoles, 23 de octubre de 2013

"Campo de maniobras", micropoemario de Isabel Tejada

Pincha aquí.

"Onettiana" y "Verano", poemas con matemáticas de Ida Vitale



ONETTIANA
                        Una ola gigantesca, hecha con pedazos de blancura distinta...

            II

Celebro el resplandor
y el viento.
Mido el milagro.
¿Cuánto es justo pedir?
Mido
            el fragor del milagro.
¿Cuánto este mundo nos debe?
Mido milagros
y admito que toda la vida
es su deuda.


VERANO

Todo es azul,
lo que no es verde
y arde,
            I.N.R.I.
-igne natura renovatur integra-
en este aceite grave del verano,
cae el que pesa el vuelo de los pájaros
y blasfema del pájaro sin vuelo,
cae la excrecencia verbal =
            la agorería = el trofeo,
la joya sobre la vieja piel de siempre.

Quien se sienta a la orilla de las cosas
resplandece de cosas sin orillas.

Greguerías (1) de Ramón Gómez de la Serna en “Greguerías escogidas”, Agencia Mundial de Librería

Parece que se consuela a los pescados y a las carnes asados si se los come no escatimando el vino.

Hay niños que son rateros de nuestro tiempo, niños que sin necesidad ninguna nos preguntan: “¿Qué hora es?”

Hacía tal frío aquella mañana que los barrenderos se reunieron y quemaron sus escobas para calentarse.

El aparato más sabio del mundo es el de la cascada de agua para el retrete, con cuya cadena en la mano todos somos Moisés milagrosos.

Si el mar está limpio es porque se lava con todas las esponjas que quiere.

Las latas de conserva se quedaron con la lengua de hoja de lata fuera.

Todo sordo tiene un resquicio en su sordera por el que oye cuando se le llama bruto. ¡Cuidado, pues!

Hay en los paisajes una casa en que se fabrican las nubes de la tarde, que expide por su chimenea... Es su misteriosa misión en ese paisaje.

Los ladrones que lograron escapar se hicieron carboneros, porque es el oficio más disimulado y enmascarado que se conoce.

El reloj, como una máquina de coser, parpadea nuestras ideas.

Los bolsillos altos de los chalecos nos roban los sellos o lo que metemos en ellos.

Las cartas del correo que se recibe deben barajarse bien, dejando en medio la del desconocido... Solo así tendrá interés la brisca solitaria que juega uno con la correspondencia.

Yo no sé cuál será peor: si la mosca del sueño o la mosca que no tiene sueño.

El viento tiene sus libros predilectos, y se sabe cuándo los lee porque cuida de pasar las hojas poco a poco, una a una, con una parsimonia de lector.

Enfrentando los ojos cerrados con el sol, se ve la yema del huevo primero que hay aún en el globo del ojo.

¡Qué grandes lenguas, siempre ensalivadas e incontinentes, tienen que tener los dueños de fábricas de conservas para pegar tantas etiquetas a los botes desnudos!

Debía de haber pájaros para los traductores. Pájaros que supiesen el idioma de su país y a quienes preguntar la palabra difícil.

Cuando pasan los grandes barcos por entre los barcos de vela parece que estos les presentan armas con sus velas. La escena es una magnífica escena de vasallaje.

martes, 22 de octubre de 2013

Las matemáticas para Novalis (7)



Un triángulo encierra una superficie. Una pirámide trilateral, un cuerpo. Así se construye la forma - ¿como la materia? ¿No sucede lo mismo con la tríada? ¡¡¡Equivalencia con la trigonometría!!!

Enciclopedística. Análisis analógico (Análisis – arte de encontrar lo desconocido partiendo de lo conocido). Ecuaciones y problemas analógicos.

Enciclopedística. Analogística. La analogía como instrumento – descripción y exposición de sus múltiples usos.

Sobre la superficie y el contenido. (Expansión con fuerza o sin ella.)

El arte de inventar instrumentos mecánicos es de origen geométrico. Problemas sobre figurasesqueleto – proyecciones.
(Proyecciones lineales – proyecciones planas – estereotipos. Estructura corporal – estructura lineal – estructura superficial. Teoría del descubrimiento – o análisis.
Teoría de las estructuras numéricas y verbales, por ejemplo, series, etc. Mecánica numérica y verbal – teoría de la velocidad.)

Matemáticas. La perspectiva es la teoría de la transposición – o de la composición superficial – de los cuerpos. (Teoría de las sombras y de las profundidades en la pintura.)

Fórmula de generación de un triángulo.
Sobre la sucesiva y parcial determinación del espacio. (Ángulos, hipérbolas, parábolas – líneas paralelas – simples líneas, etc.)

Dimensiones = direcciones.

La noción de superficie nació después de la noción de cuerpo y casi solamente de ella o, cuando menos, a través de su mediación.

Una síntesis es un triángulo temporal.

Línea curva – victoria de la naturaleza libre sobre la regla.

La regla errónea obedece también a las leyes, lo mismo que las curvas. Diferencia entre racional e irracional.

Sobre el círculo (círculo mágico) – de la determinación de los límites.

Simplicidad del círculo – su fácil construcción. Imbricación de unas secciones cónicas en otras. Generación, a partir de ecuaciones de líneas rectas, opuestas. Filosofía del punto. - Su generación. Todas las líneas curvas nacen de sí mismas – al igual que la vida solo nace de la vida.
Toda definición contiene una relación (análoga) de abscisas y ordenadas (análogas). Además de la ecuación, relación general, hay que determinar para esta figura la serie de la modificación – la ley de la modificación de las abscisas y las ordenadas – en la ecuación. La ley del agotamiento de las posibles modificaciones recíprocas de esta ecuación funcional de x e y – la ley de la secuencia de las subsunciones individuales (casos individuales) bajo estas expresiones de la ecuación general.

Poemas de Clara Janés en "Fractales" (5), hoy "Sueño" y "Líneas"



SUEÑO

Se abría la tierra
y el agua subterránea
se condensaba en un diamante
que se incrustaba
en la frente de un caballo blanco.
Vanas eran a su paso
las arenas inextinguibles,
vanos los vientos y las tempestades.

No creas en la aridez del desierto,
es solo un mapa
de la expectativa.
Cuando su tacto hiere
se configura tu rostro en el horizonte
y se confunde con las rachas luminosas
lanzadas por el caballo
que galopa ya
por encima de los círculos
de los siete cielos.

Dos lunas en el cenit
diluyen la fuga de los tiempos.


LÍNEAS

Una vez más el paisaje fugitivo,
el lago, los valles,
los árboles que corren como ríos.
Llega una nube
y ciega la mirada;
luego descubre
un mar, un fuego.

Cuando duermes
se recoge la vela de tu tiempo,
se borra el libro
por la magia de la sombra
y pasa a tus sueños la escritura.
A mis ojos,
la desaparición de tu día,
y mi quedar en mi día y en mi noche.

La belleza se desliza en su órbita.
En la isla que se aleja
tensas el arco.
La flecha sigue su línea.
Yo la mía.
 

"Cuando era nuevo el mundo y producía..." y "Dígame quién lo sabe: ¿cómo es hecha...", sonetos de Hernando de Acuña

Cuando era nuevo el mundo y producía        
gentes, como salvajes, indiscretas,        
y el cielo dio furor a los poetas        
y el canto con que el vulgo los seguía,    

fingieron dios a Amor, y que tenía
por armas fuego, red, arcos y saetas,        
porque las fieras gentes no sujetas        
se allanasen al trato y compañía;        

después, viniendo a más razón los hombres,        
los que fueron más sabios y constantes
al Amor figuraron niño y ciego,        

para mostrar que de él y de estos hombres        
les viene por herencia a los amantes        
simpleza, ceguedad, desasosiego.


Dígame quién lo sabe: ¿cómo es hecha        
la red de Amor, que tanta gente prende?        
¿Y cómo, habiendo tanto que la tiende,        
no está del tiempo ya rota o deshecha?        

¿Y cómo es hecho el arco que Amor flecha,
pues hierro ni valor se le defiende?        
¿Y cómo y dónde halla, o quién le vende,        
de plomo, plata y oro tanta flecha?        

Y si dicen que es niño, ¿cómo viene        
a vencer los gigantes? Y si es ciego,
¿cómo toma al tirar cierta la mira?        

Y si, como se escribe, siempre tiene        
en una mano el arco, en otra el fuego,        
¿cómo tiende la red y cómo tira?

jueves, 17 de octubre de 2013

“Manual de espumas”(5), Gerardo Diego. Hoy, "Bahía" y "Recital".



BAHÍA
A Luis Corona

Las semanas emergen
del fondo de los mares
y las algas decoran los bares

Para que tú te alejes y yo pueda cantar
esperaremos el regreso
del viento de artificio y de la pleamar

Por eso
y con un ruido que no es el de otras veces
en la bahía ha anclado
tu melena enmohecida
violín para los peces
y para los suicidas

Venid a ver las nubes familiares
en mi taller todas las tardes
Son los naipes del cielo que nadie ha marchitado

El humo de la fábrica
hizo su nido en mi tejado
para los fumadores
que en la cartera llevan
en muestrario completo de habituales colores

Y mientras yo modelo mi retrato columna
sobre los montes delicados
pisa desnuda la lluvia

En las manos me deja
su corona de espinas
y cantando se aleja
sobre los techos y los climas

Tu cabellera gime sin poder levar anclas

Embárcame contigo
timonel de las galernas
Que el enjambre goloso de tus lluvias
se me pose en el hombro y en la pierna


RECITAL

Por las noches el mar vuelve a mi alcoba
y en mis sábanas mueren las más jóvenes olas

No se puede dudar
del ángel volandero
ni del salto de agua                  corazón de pianola

La mariposa nace del espejo
y a la luz derivada del periódico
yo no me siento viejo

Debajo de mi lecho
                        pasa el río
y en la almohada marina
cesa ya de cantar el caracol vacío

Frank Stella (2), emoción geométrica




"Poema", "Aguardábamos", "Escribir" y "Momentos", poemas de José Ángel Valente en "Mandorla"



POEMA

Cuando ya no nos queda nada,
el vacío del no quedar
podría ser al cabo inútil y perfecto.



AGUARDÁBAMOS la palabra. Y no llegó. No se dijo a sí misma. Estaba allí y aquí aún muda, grávida. Ahora no sabemos si la palabra es nosotros o éramos nosotros la palabra. Mas ni ella ni nosotros fuimos proferidos. Nada ni nadie en esta hora adviene, pues la soledad es la sola estancia del estar. Y nosotros aguardamos la palabra.



ESCRIBIR es como la segregación de las resinas; no es acto, sino lenta formación natural. Musgo, humedad, arcillas, limo, fenómenos del fondo, y no del sueño o de los sueños, sino de los barros oscuros donde las figuras de los sueños fermentan. Escribir no es hacer, sino aposentarse, estar.



MOMENTOS privilegiados en los que sobre la escritura desciende en verdad la palabra y se hace cuerpo, materia de la encarnación. Incandescente torbellino inmóvil en la velocidad del centro y centro mismo de la quietud.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Alberto García Teresa sobre "Rojo bastante", de Hipólito García "Bolo"




Alberto García-Teresa – laRepúblicaCultural.es
Rojo bastante se compone de 84 piezas hiperbreves, movidas por una notable sed poética. En estas greguerías, aforismos y apuntes líricos, Hipólito García Fernández, “Bolo”, combina referentes urbanos en unos textos con otros sobre la naturaleza. Todos ellos se insertan en un registro meditativo y suelen ser de corte existencial.
Estos fogonazos líricos, donde se pueden hallar también algunas paradojas, nacen de la observación de la realidad, del afán de reconstruirla o de dejar constancia de otra perspectiva, no del juego de palabras, ni del banal artificio lúcido o de un presuntuoso alarde de ingenio. Lo que mueve la escritura de Rojo bastante es la necesidad de obligarnos a repensar el mundo y los elementos que lo componen, de encontrar las relaciones y los vínculos que subyacen en y entre todos ellos. Porque sólo desprendiendo de rutina y de tedio nuestra mirada podremos vivir el mundo con intensidad.
Destaca especialmente el espléndido diseño de Anja Mejac, que logra que prácticamente todas las páginas del volumen, editado a cuatro tintas, sean diferentes. Con una combinación de elementos minimalistas, letra manuscrita, ilustraciones e infinitud de pequeños detalles, ha conseguido crear un libro delicioso, en consonancia con la esencialidad de los textos.

"Pez en el agua" (con matemáticas) y "Descanso", poemas de Ida Vitale



PEZ EN EL AGUA

Como pez en el agua,
como pez, empero, pensado por Leibniz:
pez lleno de lago,
                             de lago lleno de peces,
pez infinito lleno de lagos infinitos,
a la orilla de un sí mismo infinito.
Entonces sí,
                    como pez en el agua
de un lago
                  de otro mundo donde
no
     nos
            laceren
                          lagunas.


DESCANSO

Estas alas de ser
pluma tras pluma pierden
el malicioso vuelo,
practican cada vez en menos aire,
más se detienen
en inquieta quietud.
Trozo tras trozo
el viento se ha llevado
tanto fragmento de piel
                                      a polvo,
de luz a sombra,
de adivinanza olvido,
que es falsa ya
la abierta envergadura,
el simulacro de águila
que en un día de lobos constantes
intentaste.
Mirándolas plegadas
echas a andar despacio.

"A más cómo, menos por qué" es un libro de aforismos de Jorge Wagensberg (4, y fin)

Lo humano: construcciones y fronteras

Por un solo detalle se distingue el sueño de la vigilia: la vigilia se puede compartir con otros seres en estado de vigilia.

Dios pudo inventar la física, pero tuvo que aceptar la matemática.

Si Dios, que es eterno, creó el mundo, entonces ¿en qué se ocupó durante la primera semieternidad?

La afirmación “Dios nos es necesario para explicar la realidad” no es una conclusión de la ciencia, sino una hipótesis de trabajo.

La frecuente atribución humana de una catástrofe natural a un castigo divino es un indicio (otro) de que Dios está hecho a la imagen y semejanza del ser humano.

Es inútil rogar a Dios, ya que Él es uno de los pocos conceptos que, por definición, no cambia.

La pregunta es de un estirado teólogo: “Con toda su ciencia ¿ha llegado usted a alguna conclusión sobre la existencia de Dios?” y la respuesta es de J. B. S. Haldane, el legendario naturalista especialista en escarabajos: “No, pero lo que sí puedo decir es que, si existe, tiene una afición desmedida por los escarabajos”.

Cuando se gana espacio o tiempo casi siempre es a costa de un vecino.

Los que están a favor suelen estarlo con matices, los que están en contra solo están en contra.

Estar a favor une menos que estar en contra.

Los amigos descubiertos entre los enemigos de nuestros enemigos están siempre pendientes de confirmación.

La ciencia sirve para conocer el mundo, la tecnología sirve para cambiarlo y, al cambiarlo, la tecnología crea nuevas incertidumbres que la ciencia debe aprender a anticipar con nueva tecnología, la cual, a su vez, crea nuevas incertidumbres...

Educar no es llenar sino encender.

El mal uso de una nueva tecnología no es un argumento contra su buen uso.

Elitista, una de las pocas palabras capaz de desprestigiar la palabra cultura.

Malentendido masivo: acabar con la élite por el procedimiento de que la elite se convierta en masa.

Bienentendido elitista: acabar con la elite por el procedimiento de que la masa se convierta en elite.

Hay dos maneras de acabar con la elite: matando a todos los que pertenecen a ella o apuntando en la elite a todos los que no pertenecen a ella.

En general, ante una minoría cultural selecta hay que intentar que sea menos minoría, no menos culta, ni menos selecta.

En las sociedades creativas (por ejemplo, el Renacimiento italiano), las masas se miran en la elite, en las sociedades destructivas (por ejemplo, el nacinalsocialismo alemán), la elite se mira en las masas.

Síndrome espiralmente injusto en un equipo de trabajo: el que trabaja bien cada vez trabaja más, el que trabaja mal cada vez trabaja menos.

Una de las felicidades más intensas que se pueden vivir es el avistamiento fugaz de un animal libre.

El ser humano es individualmente inteligente y colectivamente imbécil.

Síndrome asintótico: saber que se está cada vez más cerca sin dejar de saber que no se llega nunca.

El animal que más individuos de su propia especie mata es, con mucho, el que mejores poemas escribe.

Lo singular: innovación y extinción

Las notas del violín, y solo las del violín, suenan envueltas en un raro terciopelo que ninguna tecnología ha sabido aún reproducir del todo.

Cualquier instrumento se ha beneficiado del progreso de la tecnología con una única excepción, el violín.

Toda inverosimilitud decrece con la frecuencia de su ocurrencia, excepto quizá el sonido de un violín.

martes, 15 de octubre de 2013

Las matemáticas para Novalis (6)



Si no fuésemos fundamentalmente matemáticos no percibiríamos ninguna diferencia, etc.

La geometría es el arte de dibujar – la plástica trascendental. (Mecánica – acústica trascendental, etc.)

¿No sería posible descubrir un sistema numérico más perfecto? Buscar matemáticamente. Sobre los sistemas numéricos.

Geometría mística. (Entre los matemáticos ha reinado hasta el momento un auténtico espíritu científico.)

El método matemático es la esencia de las matemáticas. Quien comprende plenamente el método es un matemático.
Como método científico es sumamente interesante y proporciona quizás el modelo más correcto para la separación de las facultades de conocimiento y de experiencia.

Los axiomas y los postulados caracterizan la facultad de saber teórica (a) y práctica (b). Los problemas caracterizan la tendencia. La solución y la demostración, las facultades analítica (a) y sintética (b). Las explicaciones y las observaciones tienen también su significación. De aquí se desprende que nuestro afán de saber es la tendencia vital de la inteligencia, un juego de las fuerzas intelectuales.

Tentativa de demostrar y resolver – de construir lo que las matemáticas no demuestran o resuelven – teoría científica de las matemáticas.
Aplicación de los problemas y teoremas – su conexión – elevación de las matemáticas al rango de ciencia.

Toda ciencia histórica aspira a ser matemática. La fuerza matemática es la fuerza ordenadora. Toda ciencia matemática aspira a su vez a ser filosófica – a ser animada o racionalizada – luego aspira a ser poética – más tarde moral – finalmente religiosa.

La medida es lo que en la escala es el punto o el grado intermedio. La medida auténtica es siempre el punto medio – de un lado ruptura – del otro composición.
Diferentes formas de medida.

Sobre la identificación y la sustitución en el algebrista

0 es el elemento igualador general de los elementos igualadores unificados.
Números y palabras son figuras y signos de la dimensión temporal. Figuraciones verbales y numéricas.

El cálculo de magnitudes variables es una especie de mecánica – una teoría de la configuración o de la conmoción.
Las matemáticas son la auténtica ciencia – porque contienen conocimientos hechos – producto de la propia actividad intelectual – porque genializa de forma metódica.
Es arte porque ha encerrado en unas reglas la conducta genial – porque enseña a ser genio – porque sustituye a la naturaleza con la razón.
Las matemáticas superiores tratan del espíritu de las magnitudes – de su principio político – del mundo de las magnitudes.

Matematicidad de la analogía.
Sobre la superficie como síntesis.

Forma reticular.

Poemas de Clara Janés en "Fractales" (4), hoy "Nupcial" y "Como un inicio"



NUPCIAL

Ven a la desaparición
del poema,
al punto central
del círculo de aire
mientras el latido del corazón
arroja la sombra
del desasosiego
en la linde
del sueño sin medida,
sin tinieblas ni luz,
sin levedad ni peso.
Se encierra en sí mismo
el cuarzo cristalino del amor,
en su perfección, mudo.
Oh cantor
del ser mínimo,
en tu no estar
aroma irrevocable.
El camino que se abre
ante nosotros
afirma
lo posible
de la imposibilidad que somos.
Ven a la desaparición del poema,
porque es vana la luz de las antorchas
en la calígine incesante,
en el letargo previo
al nuevo nacimiento.


COMO UN INICIO

Puso en mis manos
el candil
cuando todo era sombra.
El candil se rompió.
Cada fragmento
se convirtió en espejo
de la propia sombra.
Luego sopló al oído
el canto
de la primera fuente,
la risa del sol.
El aceite
que cubría mi barro
cerró el paso a los sonidos.
Calla,
detén el movimiento,
que el tiempo
no se detiene
y no hay espera
para la flecha,
sino olvido.
Bajo el agua la luz se multiplica
como un inicio.
 

"El ímpetu cruel de mi destino...", soneto de Francisco de Aldana

El ímpetu cruel de mi destino        
¡cómo me arroja miserablemente        
de tierra en tierra, de una en otra gente,        
cerrando a mi quietud siempre el camino!        

¡Oh!, si tras tanto mal grave y contino,
roto su velo mísero y doliente,        
el alma con un vuelo diligente        
volviese a la región de donde vino,        

iríame por el cielo en compañía        
del alma de algún caro y dulce amigo,
con quien hice común acá mi suerte.        

¿Qué gran montón de cosas le diría,        
cuáles y cuántas, sin tener castigo        
de fortuna, de amor, de tiempo y muerte!

lunes, 14 de octubre de 2013

Homenaje a Sagrario del Peral Pérez


Hace dos meses que no contamos con la risa de Sagrario del Peral animando las veladas poéticas de Madrid.

Muchos de los que la queremos, nos juntaremos este sábado, 19 de octubre, a las 18 horas, en el Campo de Cebada, para recitar su verso, cantarle y verla y escucharla en imágenes.

Además de las personas a las que nombro en el cartel, Ángel Petisme, David Llosa (Gatoperro) e Íñigo Coppel tocarán sus acordes.

Su pinchas en la etiqueta "Sagrario del Peral", en la siguiente entrada de este blog accedes al contenido completo de su poemario "Fragmentada".

Deseamos compartirte a Sagrario y que nos la compartas. Si se me ha escapado invitarte a participar, aquí lo hago.

Matemáticas a la moda (4)





Presentación de la novela "Tú serás Virginia Woolf", de Juana Vázquez


Miércoles 16 de octubre
19 horas
Ámbito Cultural
Serrano, 52, 7ª planta
Presentan
Juana Vázquez, Rosa Pereda, Rafael Soler

jueves, 10 de octubre de 2013

“Manual de espumas”(4), Gerardo Diego. Hoy, "Otoño" y "La noche de reyes".



OTOÑO
A J. Chabás Martí

Mujer densa de horas
y amarilla de frutos
como el sol del ayer

El reloj de los vientos te vio florecer
cuando en su jaula antigua
se arrancaba las plumas el terco atardecer

El reloj de los vientos
despertador de pájaros pascuales
que ha dado la vuelta al mundo
y hace juegos de agua en los advientos

De tus ojos la arena fluye en un río estéril

Y tantas mariposas distraídas
han fallecido en tu mirada
que las estrellas ya no alumbran nada

Mujer cautivadora
de semillas y auroras

Mujer en donde nacen las abejas
que fabrican las horas

Mujer puntual como la luna llena

Abre tu cabellera                     origen de los vientos
que vacía y sin muebles
mi colmena te espera


LA NOCHE DE REYES
A J. Díaz Fernández

El niño y el molino
han olvidado su único estribillo

Se ha callado la rueda en mi bemol
alrededor del pozo
por donde sube el agua y baja el sol

La mano en la mejilla
piensan las chimeneas que volarán un día

Hoy no vendrá la luna
ni pasará el borracho
entre el portal abierto y la canción de cuna

Aquí al pie del muro
fatigado del viaje
el viento se ha sentado

El policía lleno de fe
apunta las estrellas nuevas en el carné

Y sin lograr atravesar el barrio
las fluviales carretas
cabecean en vano

Solo cantan alegres las veletas

Las casas melancólicas
se peinan los tejados

Y una de ellas se muere
sin que nadie se entere

Esta noche no viene la luna
ni el farol al borracho le sirve de cuna