martes, 2 de septiembre de 2014

Algunos poemas de Humberto Akabal







Paraíso

Aquí era el Paraíso.
Maíz, trigo, frijol,
no había fruto prohibido,
las culebras eran mudas.
Jelik Ch'umil y Kowilaj Chee
hacían el amor sobre la hierba
y se cubrían con el cielo
hasta que hablaron
las serpientes:
prohibieron los frutos
y se repartieron entre sí
el Paraíso.


Camino al revés

De vez en cuando
camino al revés:
es mi modo de recordar.

Si caminara sólo hacia delante,
te podría contar
cómo es el olvido.


Canto teñido

Las hojas de los árboles
tiñen la voz

Por eso
el canto de los pájaros
es verde

El fuego

El fuego
acuclillado
apaga la tristeza del leño
cantándole
su ardiente canción.

Y el leño
lo escucha
consumiéndose
hasta olvidar
que fue árbol.


Hablo

Hablo
para taparle
la boca

al silencio.


Oración

En los templos
sólo se oye la oración
de los árboles
convertidos en bancas.


Piedras

No es que las piedras sean mudas;
sólo guardan silencio.


Sólo quien

Sólo quien no ha esperado
te
hablará
de
paciencia.

Chistes de Máximo de sus últimos años en EL PAÍS




lunes, 1 de septiembre de 2014

Obra de Amilcar de Castro





Amilcar de Castro (Paraisópolis, 1920-Belo Horizonte, 2002) fue escultor, artista plástico y diseñador gráfico. Se licenció en derecho en el año 1945 en la Universidad Federal de Minas Gerais. De 1944 a 1950 frcuentó la Escuela Guignard, estudiando diseño con Alberto da Veiga Guignard y escultura figurativa con Franz Weissmann. En Río de Janeiro (1959-1961) participó del Grupo Neoconcreto.

Sus trabajos escultóricos, con hierro y madera, los elabora a partir de las acciones básicas de cortar y doblar. En ocasiones las piezas aparecen desligadas, y en otras aún unidas. Construye, pues, objetos tridimensionales  partiendo de objetos bidimensionales. Sus formas (y esta es una impresión particular) intervienen en la naturaleza, rompiendo su armónica desarmonía, para invitarnos a integrarnos en ella. Observa, ya que ahora no en este blog en otro lugar de internet, su puerta al mar, por ejemplo. Lo disfrutes.

"Tres sombreros de copa", Miguel Mihura

sábado, 23 de agosto de 2014

¿Qué han hecho con Basho!


El haiku japonés (Fundación Juan March, 1972; Hiperión, 1994) Fernando Rodríguez-Izquierdo, del japonés. Estudio esencial del haiku, los orígenes, sensibilidad y traducción.

Por sendas de montaña, Matsuo Basho (Satori, 2013, versión de Fernando Rodríguez-Izquierdo), del japonés.

Senda hacia tierras hondas (Senda de Oku), Matsuo Basho (Hiperión, 1993, versión de Antonio Cabezas), del japonés.

Haiku de las estaciones, antología de la poesía zen (Visión libros, 1985, versión de Alberto Manzano y Tsutomu Takagi)

Sendas de Oku, Matsúo Basho (Atalanta, 2014, versión de Octavio Paz y Eikichi Hayashiya; esta edición incorpora el texto japonés caligrafiado e ilustrado por Buson), del japonés.

Haiku de las cuatro estaciones, Matsuo Basho (Miraguano Ediciones, 1983, versión de Francisco F. Villalba) del japonés, inglés, francés y español.

La mirada del peregrino, Matsuo Basho (Endymion, 2010, versión de Rosa Burillo), del inglés.

Jaikais de Basho y de sus discípulos (Editorial Librería Voluntad, 1941, vertido del francés por Jaime Tello)

De camino a Oku y otros diarios de viaje (DVD, 2011, versión de Jesús Aguado), del inglés, francés, italiano y español.

Amigo lector:

el pequeño listado de obras anteriores versan sobre el haiku y Basho. En antologías pueden encontrarse otras versiones de versos de Basho, pero yo he realizado mi búsqueda y estudio entre estos escasos y específicos nueve libros esencialmente distintos (salvo reediciones o reimpresiones) en que Basho es el principal protagonista (salvo en uno de ellos). Hablo de libros disponibles en la BNE, es decir, editados en España o editados fuera de España y recibidos como donación.

Como puedes apreciar, he hecho una primera aclaración importante, qué libros son traducciones (directas del japonés) y qué libros son falsificaciones (llamadas más amablemente traducciones indirectas, es decir, de otras lenguas que no son la original). Esta aclaración es importante porque en versiones que parecen del mismo poema hay diferencias importantes, si consideramos importante distinguir una libélula o un tábano de una abeja, una cascada de agua saltarina, la nieve del rocío... y muchas más, aún más sangrantes, que podrás apreciar por ti mismo.

Metodología

Así, una primera parte del trabajo que te ofrezco en este blog me ha supuesto leer cada uno de esos libros e ir seleccionando, a mi parecer, los haikus allí traducidos. Hecho esto con un primer libro, sin importar cuál, ordené los poemas atendiendo al protagonista de cada cual: agua, lluvia, nieve, rocío, alondra, cuco... Al seleccionar un poema de cada uno de los libros siguientes, fui comprobando su correspondencia con los haikus anteriores y agrupándolos.

El criterio caprichoso (o muestra de buen gusto) de mi selección ha supuesto (a veces conscientemente) que alguna versión de uno de los haikus no aparezca en mi lista. No es un estudio científico y completo (no merece tanta paciencia esta labor), es un pequeño apunte crítico de unas pocas semanas de trabajo.

Una segunda parte de la labor que (solo parcialmente) aquí te ofrezco, ha sido la de hacer yo mismo versiones, perversiones o falsificaciones de algunos haikus de Basho, a partir de, principalmente, los de Fernando Rodríguez-Izquierdo que, a pesar de parecerme muy alejado de un criterio poético, es puramente traductor y no se limita a dar sus versiones, sino que discute la pertinencia o no de una palabra en su traducción y pone en prosa otros detalles que en su traducción pueden quedar relegados, olvidados o pasar desapercibidos.

Aclaraciones

Por abreviar, encabezo cada versión con las iniciales del autor; las versiones que no llevan iniciales son mías. Cuando las iniciales de un autor van acompañadas de un numeral, significa que ha dado más de una, distinguiéndolas. En casos sospechosos en que un mismo autor parece dar dos versiones de un mismo poema sin conciencia de ello (muy posible al, por ejemplo, tomar como original dos versiones francesas o una francesa y otra inglesa), nos hemos limitado al detectarlo a mostrarlas seguidas.

Respeto los criterios ortográficos y sintácticos de cada autor.

¿Por qué el trabajo que aquí te ofrezco de perversión de Basho es solo parcial? Es pronto para responder. Pero a ese respecto, sí puedo decir que el blog me ofrece un espacio más adecuado e informal para presentar mis pequeños apuntes o indicios críticos, y que para lo que me guardo su espacio es un libro. ¿Por qué Basho? ¿Qué otras cosas caben en ese posible libro? Te agradezco que te formules estas preguntas para las que por el momento no doy mi respuesta.

Criterio en mi creación

Uno de los principales, y en este inflexible, someter los versos, respectivamente, a 5, 7 y 5 sílabas.

Otro, no menos importante, es que como no soy traductor sino perversor, no tengo por qué atenerme fielmente a los contenidos de Basho.

Versiones y perversiones de los haikus de Basho

Y claro, este es el comienzo:

AC
Un viejo estanque.
Se zambulle una rana,
ruido del agua.

FV
Un viejo estanque
salta una rana
¡plof!

OP
Un viejo estanque:
salta una rana ¡zas!
chapaleteo.

AM
El viejo estanque.
Una rana salta dentro.
El sonido del agua

JT
¡Ah! ¡El viejo estanque
y el ruido que hace el agua
cuando se hunde una rana!

FRI
Un viejo estanque;
al zambullirse una rana,
ruido del agua.

En el estanque
se zambulle_una rana,
responde_el agua.

Sobre este poema, tan significativo y significado de Basho, versa una anécdota, tampoco falta de diversidad de versiones. Cuenta que Basho compuso este haiku en respuesta a Butcho, su maestro de Zen, en una ocasión en que le visitó en compañía de algunos poetas y le instó a responder cuál era el camino de Buda. Basho encontró la respuesta en una rana que en ese momento se sumergía en el estanque.

En palabras de Alberto Manzano: “Un día, mientras Basho estaba absorto en la contemplación, sentado en el jardín de un templo, fue interrogado por su maestro: '¿Cómo te encuentras hoy?' La respuesta de Basho fue: 'Ha llovido. El musgo ha crecido sobre la roca'. Entonces, el maestro, movido por la responsabilidad de profundizar en el nivel de meditación de su discípulo, formuló una nueva pregunta: 'Antes de que creciera el musgo, ¿qué era lo que veías?' Basho respondió: 'El viejo estanque. Una rana salta dentro. El sonido del agua'. Desde ese momento, en la suprema experiencia individual de un hombre, el estanque permanece en un lugar sin presente, sin pasado, sin futuro, donde no existe la medida del subconsciente, donde nada crece y nada muere, más allá del mundo de la distinción del mundo del fenómeno, en el preciso lugar en que Todo es Uno”.

¿Cómo se concilian esas dos visiones de la misma anécdota? ¿Cuál está más próxima a la realidad?

Seguiremos en septiembre. No con esta respuesta, sí con otras.

viernes, 27 de junio de 2014

Enrique Jardiel Poncela, "Máximas mínimas y otros aforismos" (19, y fin)

Obra inédita (1967)

PENSAMIENTOS SOBRE DIVERSAS MATERIAS, HASTA...

1308. Ha pasado el predominio de los privilegiados, pero no ha sido sustituido por el de los eminentes.

1314. Para el equilibrio del alma, el pasado tiene que tener igual peso que el presente y que el futuro.

1316. Los animales domésticos son un depósito confiado a los hombres por Dios.

1319. Cuando un hombre viene hacia mí con demasiada velocidad le dejo paso.

1328. Lo que se guarda, se pierde. Lo que se da, se guarda.

1338. La personalidad es una fuerza acentuada sobre los demás.

1340. Aterra pensar lo que hubiera sido del cristianismo si en lugar de Cristo hubiera estado un cristiano.

1354. Ganar el favor de los jefes es intriga, y solo produce resultados secundarios; ganar el favor de las multitudes es el éxito del ingenio y acaba por hacer variar la naturaleza de las cosas.


REFLEXIONES TEATRALES PARA USO DE LOS AUTORES NOVELES QUE PIDEN OPINIÓN SOBRE SUS COMEDIAS Y SE LAMENTAN DE NO PODER ESTRENAR

1366. Lograr estrenar la primera comedia sería lo más grave que puede ocurrir al autor novel, de no darse la circunstancia de que lo más grave que puede ocurrirle al autor novel es que la primera comedia estrenada constituya un gran triunfo.

1370. El crítico más exacto es el propio autor, y el camino más acertado el que él mismo se marca, y la luz que mejor le ilumina, la que lleva dentro de sí.


DICCIONARIO DEL AUTOR NOVEL RETIRADO DE LA LUCHA PORQUE NO HA LOGRADO ESTRENAR

1371. Donde dice: "No tuve suerte", debe decir: "No tuve condiciones".

1372. Donde dice: "No me ayudó nadie", debe decir: "No me ayudé a mí mismo".

1373. Donde dice: "Lo mío valía tanto o era igual que lo de los otros, y sin embargo...", debe decir: "Lo mío tenía que haber valido más o ser diferente a lo de los otros, y entonces...".

1375. Donde dice: "No tuve amistades ni dinero, y por eso...", debe decir: "Ninguno tuvo amistades ni dinero y a pesar de eso...".

1376. Donde dice: "Como mis padres no me dejaron que me dedicase a escribir...", debe decir: "Como yo no tenía ni vocación, ni carácter para oponer mi voluntad a la de mis padres...".

jueves, 26 de junio de 2014

Enrique Jardiel Poncela, "Máximas mínimas y otros aforismos" (18)

Obra inédita (1967)

VARIACIONES SOBRE UN MISMO TEMA TIPOGRÁFICO

1186. Siempre se tiene la esperanza de que la errata que ha aparecido en un libro o en una revista no aparezca en todos los ejemplares de la revista o del libro en cuestión.

1187. La errata de la prosa lanza su culpabilidad sobre el tipógrafo; la errata del verso lanza su culpabilidad sobre el poeta.

1192. La errata tiene un muelle que la hace saltar en cuanto se llega a la página donde se esconde.

1204. La fe de erratas sirve para que el lector que ya ha terminado el libro se dé cuenta de que el libro tenía erratas.


NUEVAS MÁXIMAS MÍNIMAS

DE LA DUDA

1237. Solo se duda de aquello de que se está absolutamente convencido.


DEL AMOR

1243. El amor, el tabaco, el café y, en general, todos los venenos que no son lo bastante fuertes para matarnos en un instante, se nos convierten en una necesidad diaria.


DEL HUMORISMO Y LA VERDAD

1261. Basta decir una gran verdad para que todo el mundo se ría pensando que se trata de un rasgo de humorismo.


DE LA FILOSOFÍA

1264. Para ver las cosas tal como son -filosofía- lo primero que es preciso es que la temperatura del clima sea igual que la de nuestro cuerpo: que no sintamos ni frío ni calor.

1265. El alma en que se impone lo arcaico es la del poeta. En la que se impone lo religioso, la del santo. Y en la que la razón impera sobre las dos, la del filósofo.


DE TEATRO

1270. Para no fracasar en Arte, hay que tener en cuenta que el público es más bruto que uno.


OJEADAS ALREDEDOR

1277. Sin desproporción no hay belleza posible.

1279. El amor crea obstáculos; el cariño da facilidades.

1284. El espectáculo más triste es el de una mujer ciega con un espejo en la mano.

1288. Si tienes razón, si eres fuerte, si eres guapo o si eres inteligente, nunca dejará de discutírsete en vida.

1290. El amor nos da fuerzas, debilitándonos un poco más cada día.

1291. Si el gobernante no encanece al gobernar, es que no gobierna.

1295. El que se queja de su Patria es siempre un descontento de sí mismo.

1300. España no tiene necesidad de invertir millones y millones en intentar dividir el átomo, porque nuestros átomos, por el único hecho de nacer españoles, nacen ya divididos.

1303. En todas las ciudades del mundo existe una población fija y otra flotante, si se exceptúa Venecia, en la que es flotante toda la población.

"El síndrome del viejo jersey" y "Una relación moderna", por Moderna de Pueblo


miércoles, 25 de junio de 2014

Enrique Jardiel Poncela, "Máximas mínimas y otros aforismos" (17)

Aforismos intertextuales

826. El humorismo es el padre de todo, puesto que es la esencia concentrada de todo y porque el que hace humorismo piensa, sabe, observa y siente.

858. El azar y el absurdo juegan al fútbol diariamente con el planeta.

864. Un hombre que se enamora es siempre un imbécil elevado al cubo.

867. El valor consiste en olvidar los defectos ajenos y en no ocultar los propios.

884. La felicidad del amor reside en la condescendencia y en la tolerancia.

894. Pudrirse es una costumbre muy arraigada entre los humanos.

968. Lo que busca el hombre normal al aproximarse a la mujer es crear niños y niñas o tranquilizar su ánimo alterado. Y cuando ha logrado ambas cosas -o una de ellas- el hombre normal vuelve a sus ocupaciones.

973. Las mujeres quieren hacerlo todo eterno, a excepción de sus sombreros y sus vestidos.

985. Los pinos llevan el cabello a lo garzón.

986. Del Amor y la Ilusión, dos seres hermanos, nace siempre un hijo horrible: el Hastío.

998. La honradez es un cáncer que lleva a la tumba entre los sufrimientos del desengaño y los dolores del arrepentimiento.

1003. La bondad hace nacer la ingratitud; de suerte, que la verdadera bondad consiste en ser malo para evitar que los demás caigan en el horrible vicio de ser ingratos.

1006. El instante de seducir a la mujer es aquel momento en que su belleza nos tienta, y el instante de abandonarla es aquel momento en que su suerte empieza a preocuparnos.

1010. Los perfumes más delicados nacen de la materia que ya se pudre.

1011. Las flores más divinas brotan en las charcas infectas.

1015. El amor entre hombre y mujer tiene dos únicas trayectorias: o empieza con una carcajada para acabar en sollozo, o empieza con un juramento para acabar en una blasfemia.

1020. Cuando los hombres galantes convidan a almorzar a una mujer le halagan el estómago con la esperanza puesta en otros órganos.

1021. Teniendo en cuenta que el sufrimiento es inexorable en la vida, siempre es preferible que sufran los demás a sufrir uno mismo.

1031. Lo pájaros cantan sus romanzas en el pentagrama de los hilos del telégrafo.

1051. Los literatos son gentes que no conocen el amor más que de referencia, por lo cual desvirtúan su realidad con fantasías estúpidas.

1064. Las ideas están en el aire, como el agua, y un día se condensan y caen.

1065. Las galanterías aparecen siempre en el principio y en el final de las historias de amor...

1073. Los hombres están construidos "en serie", como los automóviles Chevrolet y solo se diferencias de ellos en que no tienen piezas de repuesto.

1081. Al que se dedica a escribir para que le lean los demás es demasiado pedirle que lea lo que los demás escriben.

1090. Los dolores del parto son dolores-tómbola: dolores con premio.

1092. Uno debe sacrificarse por las cosas que no compensan.

1096. El murciélago es trapecista del día y avión de la noche.

1103. Existen personas que llaman destino a sus equivocaciones.

1111. Donde esté una mujer, que se quite todo...

1114. Una mujer te inspirará una obra de arte, pero no te dejará realizarla.

1120. Si los viejos poseyeran verdadera experiencia de la vida, no le tendrían el miedo que le tienen a morirse.

1125. Cuando una mujer suspira mientras rodea con sus brazos el cuello de un hombre, debe uno darse por enterado de que la dama tiene gana de suspirar.

1126. El hombre es un león con cuello planchado.

1133. En la vida de los hombres, para retratar a un ser desdeñable, se dice "un hombre".

1138. El camino más seguro para perder un afecto es frecuentarlo.

1149. El corazón es frágil pero está muy bien embalado.

1155. Parece más fácil morir por una mujer que vivir con ella.

1163. En todos los laberintos que nos armamos los hombres hay siempre una mujer, salvo en los casos en que hay dos.

1165. Para aguantar medicinas hay que estar muy bien de salud.

1175. Todo el mundo se expresa mejor siempre por escrito... si se exceptúa, naturalmente, a la mayor parte de los escritores.

1181. El amor solo se obtiene renunciando.

Chistes de Máximo de sus últimos años en EL PAÍS