sábado, 21 de noviembre de 2009

Palabras Trashumantes: María Sangüesa

Maizales

Altos maizales,
mecidos por le viento
en candente caricia de soles.
Zumo de la tierra,
lágrimas de agua florecida
en tiernos frutos
de escondidas piñas,
cubiertas de verdes
hojas envolventes
que agitan el aire
en destellantes hebras.

Han de llegar a ti, manos de cobre
curtidas por el viento,
quemadas por los soles.
Hombres y mujeres
recogerán el fruto de la tierra,
lágrimas de arcilla
en cuentas de sudor,
te derramarán en lluvia de semillas
para cumplir tu ciclo
de humano alimento,
o de bebida ardiente.

María Sangüesa

1 comentario:

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, Jesús. En este ir y venir que llevo entre Valencia y Madrid, no había visto antes la publicación del poema, de los poemas. Es un hermoso detalle que debemos a tu generosidad y a tu buen hacer literario. Un abrazo.