viernes, 19 de marzo de 2010

Un poema de Rosario Castellanos en 'El rescate del mundo'

ESTROFAS EN LA PLAYA

I

El río viene de secretas grutas,
desconocidas fuentes.
A mirarlo pasar corren los árboles,
adiós le dicen los follajes verdes.

El río viene con su torso esbelto,
con su mano en que juega
un inminente espejo.
Con la pulpa fresquísima
de su pecho sombrío
y su espumoso belfo
de potro repentino.
Para que el cielo sepa qué caminos
llevan al mar, para que aprenda el campo
una nueva canción y el día tenga
dónde mojar los pies,
el río viene izando su largo nombre líquido.
Ay del que junto al río
no quiere llamarse sed.

II

Atardece en la playa. En el río madura
una profunda noche duplicada.
Sobre la arena late
-como una estrella viva y desgajada-
una hoguera que el viento apresura, clavándole
sus espuelas agudas y plateadas.
Yo, dividida, voy como entre dos orillas
entre el fuego y el agua;
mitad sangre, mordida de taciturnos peces
y mitad sangre rota de fiera llamarada.

2 comentarios:

trovador errante dijo...

The river flow, y nada mas.

Gracias Jesus, por enseñarme.

Aun no me he enfrascao con tu "reversos"...pero prometo feedback, y te pido autorizacion para enviarselos a Ignacio de "no siento nada"...como se llamaba cuando nos presentaste.

Un abrazo y sigue tio,
Kike

Jesús Malia Gandiaga dijo...

Claro que puedes pasarlo a quién estimes oportuno, Kike. Pero recuérdale que no está de más que entre en Poesía Abierta y pinche en la publicidad. Jejeje. Perdona que insista en este tema.

Por cierto, ¿no shemos conocido personalmente? Soy un despistado, tío.