miércoles, 2 de junio de 2010

'El verso del verso', por Jesús Malia Gandiaga

37
Los amantes de la poesía (es decir, los que se llaman poetas), las más de las veces folladores horribles, gustan calificar de poéticas a otras artes o expresiones cuando las hallan de su gusto, En fin, no es Narciso ante el cristal del agua, qué va, es Narciso que se observa en el vuelo de las aves. Pobrecillos falsantes.

38
Decir que hay poesía en la narrativa es decir: ‘ Déjeme que le meta…esta mosca en el plato’.

39
Decir que hay poesía en un cuadro es decir: ‘¡Ay!¡Quién pudiera trasplantar esa imagen al verso!’.

4 comentarios:

santiago tena dijo...

disiento, querido amigo, creo que el adjetivo "poético" no ha de aplicarse solo a la palabra escrita, narrativa o no, creo que quiere decir mucho más que eso

por otro lado un narciso asumido no es un mal narciso

Jesús Malia Gandiaga dijo...

No sé Santiago, también los artistas y afines utilizan la la expresión 'obra de arte' para ensalzar lo bien hecho en cualquier disciplina. No es otra cosa que celebrarsese a sí mismo, me parece. Lo demalos folladores...hoy no me gusta (mañana no sé).

alf ölson dijo...

Poesía viene de poesis, creación, venga de donde venga... Lo que ocurre es que cuando se habla de poesía nos referimos, por lo general, a un género literario no a su sentido etimológico.

"Tu sabes que la idea de poiesis (creación) es algo múltiple, pues en realidad toda causa que haga pasar cualquier cosa del no ser al ser es creación, de suerte que también los trabajos realizados en todas las artes son creaciones y los artífices de éstas son todos poiétai (creadores)...Pero también sabes -continuó ella- que no se llaman poietai, sino que tienen otros nombres y que del conjunto entero de la creación se ha separado una parte, la concerniente a la música y al verso, y se la denomina con el nombre del todo. Únicamente a esto se llama, en efecto, "poeisis" y "poietai" a los que poseen esta porción de creación." Platón, El Banquete.

Abrazos, Jesús

Jesús Malia Gandiaga dijo...

Muchas gracias Alfonso por tu lección. Y gracias por ti.
Para mí el cierre de Amargord en Lavapiés fue un primer hecho trágico, era un lugar de cultura y cerveza esencial.
Aün más fuerte para mí fue el golpe de ver cerrar Artépolis: aún lo cargo.
Pero esto último...Alfonso. Si tú te marchas, Lavapiés se condena definitivamente.
Un fuerte abrazo.