viernes, 11 de junio de 2010

Ya que lo escribí, déjame que te lo cuente

Ayer 10 de junio de 2010, tuvimos la suerte de vivir en Madrid la quinta etapa del ciclo de poesía hispanoamericana 'Madrid: una ciudad, muchas voces', la segunda jornada de este año. Me tocó presentar, así que redacté un brevísimo texto introductorio que intenté mantener vivo en cada escueta presentación de los poetas participantes. ¿En qué sentido? Espero que leído se pueda encontrar más fácilmente que oído. Pues nada, que así aprovecho y te presento mínimamente a los poetas participantes. (Espero que se entienda y disculpe mi humorada, hay una velada referencia a la primera fecha de este año.) Va.

Si nace la flor en la rama del árbol, si la flor ya es fruto, si el fruto madura, si el fruto se cae y pudre en la tierra, si las hojas vuelan, si la copa queda desnuda al invierno, si cubre la copa de cristal la nieve…nosotros, al verso. ¿Nosotros? Sí, ese animal tan irracional, desproporcionado e inmoderado que vive en el árbol, digo en el verso, y al que llamamos poeta.

Pero… relájense, que yo vengo en otro plan, y estoy dispuesto a moderar a los poetas, no tienen nada qué temer.

Arturo Borra (argentino) inicia su poesía en La vigilia del deseo (1998) y marca su última etapa con Umbrales del naufragio, próximo a aparecer. Escribe Arturo:

Nada que no sea vértigo: en el vientre

de la quietud nacen fracturas –como un aullido

que sólo después oiremos: escucha las hojas

de invierno,

supervivientes.

Blanca Morel (madrileña) tiene publicado hasta hoy el poemario Bóveda(2008) y aparece en diversas antologías de poesía y relato.

No hay nada sólido/ al final de mi brazo
Mis manos de agua/escapan de tus dedos

Mis manos de río/pasan sin mirar

Jorge Olivera (uruguayo) comienza su andadura en 1994 con Poemas del desierto de Mojave. También ha publicado ensayo.

el silencio es,
una hoja de otoño que cae lentamente;


Alfonso López (burgalés) ha publicado junto a Hipólito García “Bolo” y a Sergio Cruz Placer Trampolín etcétera. Es un animador esencial del agitado barrio de Lavapiés.

Y dejo que crezca
como un árbol tan silencioso
que no ocupara espacio alguno,
que ni siquiera fuera palabra...

Lourdes de Abajo (española) ha publicado el poemario Aniquilación mía en el año 2009 y espera la publicación de Almendra (junto a Luis Luna) y de Paisaje adentro.

El lápiz es la soga/ Que anuda este dolor

Y lo sostiene.

Bárbara Butragueño (madrileña) ha sido finalista del premio Adonais con su primer poemario (Naufragios diminutos) en 2004. Su poesía está publicada en antologías como Poesía Capital.

Yo también tiemblo la copa vacía
lamo la luz

Pedro Montealegre(chileno) publicó su pimer poemario (Santos Subrogantes) en 1998. El último, Animal Escaso, acaba de aparecer en 2010.

Sobrevívete, oye el crujir de maderas, el crujir del hueso
cuando se encuentra con hueso.

3 comentarios:

alf ölson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alf ölson dijo...

Magnífico cadáver exquisito... y por supuesto, no solo el poeta vive aún en el árbol sino el género humano. Todavía no nos hemos descolgado del árbol...seguimos siendo monitos y monitas, por lo que se ve todos los días.
Un enorme abrazo,

Jesús Malia Gandiaga dijo...

Jejeje. Gracias, Alfonso, por tu inmoderado elogio. Eso demuestra que eres poeta.Jejeje.
Un abrazo.