martes, 11 de enero de 2011

Poemas de Luis Ángel Marín Ibáñez pertenecientes a 'Los atabales del silencio'

RECORDATORIO
Recuerdo las desnudas palabras
de la luz sobre el arroyo
Pedazos de estancias solares
que huían del sol

PISADAS DE CLARIDAD ARCAICA

Textos temblorosos
donde reposaba la cegadora permanencia
de las sombras dionisiacas


MARINA
Olas
como bulliciosos
pergaminos
traían bosques de palabras

Las espumas precipitaban
rumores insomnes
Y en lontananza
volaban mariposas blancas
Con sigilo en la playa
s e m i d e s i e r t a
Los niños hacían castillos
sobre la arena


GOLONDRINAS
A Javier Serrano Solanas
Por fin llegaron las golondrinas
Todas juntas Cogidas de la mano
Colgadas sobre el reloj de la vida

La torre las recibió
con una estruendosa sonrisa

La cigüeña aplaudía

Y en los aleros
volvieron a sonar
los viejos violonchelos

Sin darme cuenta

Había anidado entre mis dedos
LA PRIMAVERA


BALCÓN
Las terrazas están rotas por la claridad

La tarde de septiembre
bambolea
oscuras palabras

Todo el ayer intenta regresar

Al fondo el mar
espejea estampas calcinadas
Y HUELLAS
de maduras transparencias
atadas al último grito
del sol

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta poesía es rescatada del avismo de donde jamás debió salir pues genera tristeza y obviedad. Es patética.

Jesús Malia Gandiaga dijo...

Te admito el comentario por tu amor a las aves:'avismo'.

Anónimo dijo...

Nunca pensé tanta envidia sobre mi perswona....ladrán luego existo...ni que se escondieran en el anonimato para hacer estos comentarios...creo que los versos se juzgan por si mismos y los comentarios también....Este pais nunca cambiará...la envidia es el deporte nacional....Por cierto el que prologa el libro es Leopolodo Panero, nada dudoso y que no se compra...lo puede leer este ser impresentable--aunque creo que es una mujer--

Anónimo dijo...

Perdón,el comentario anterior era el del autor del libro "Los atabales del Silencio"....yo siempre me identifico...

Luis Ángel Marínm Ibañez

Alejandro Lattapiat dijo...

No sé de donde más puede salir la poesía que no sea del abismo. De las entrañas del Ser, de su Inconsciente, de sus fantasmas, sueños y experiencias.

Ese tipo de comentarios sólo puede hacerlo quien siquiera ha leído un libro de buena poesía en su vida. O derechamente no ha leído poesía. Ni a Rimbaud, ni Mallarmé, ni Pound, ni a Eliot, ni nada en lo absoluto. A lo más algunos versitos cursis en el caso más afortunado que haya leído poesía.

Como bien dijo Luis Ángel, no por nada ese libro fue reconocido y admirado por Leopoldo María Panero, que no es dado precisamente aalabar gratuitamente a cualquiera. Leopoldo María es un genio y sólo un genio puede reconocer a otro, y así lo reconoció en Luis.

Está bien opinar pero con argumento y con ortografía.