miércoles, 27 de julio de 2011

Poemas de Ada Menéndez en 'La mujer anochecía' (4, y fin)

Fumo demasiado mi dieta es rica en grasas no tengo
tiempo para fogones
los pies se me van cuando debo sentarme descansar es un lujo
no puedo permitirme cerrar los ojos no quiero bajar mis arritmias
ser autodestructiva es lo más constructivo que una mujer
mi amor
que una mujer puede aprender para degustarte


Plántame en un tiesto con mucho abono
menea las hojas de mi tallo
riégame soléame
pero hazlo con delicadeza
pincho y huelo mal


Me masturbo cuando él se marcha
aprovecho el deseo que desaparecerá
cuando regrese oliendo
a esclavitud


Ni un sofá tres plazas asientos deslizantes quiero oír más ni un
suelo de madera parquet último grito ni una
pared lisa que el gotelé es poligonero ni una
cocina amarilla o beige porque el blanco mancha que da gusto ni un
edredón haciendo juego con las cortinas de tu madre ni un
colchón látex donde perpetuar nuestras siluetas ni una
grifería monomando que así se friega más cómodo ni una
vajilla con soperas y cacitos y todos grabados bien bonitos ni
una mierda más de éstas quiero oír o me construirás
una casa sin mujer

'La mujer anochecía' está publicado por Amargod.

1 comentario:

KENIT dijo...

Una vez hablé alto, por si me oías.