jueves, 3 de noviembre de 2011

Algunos poemas de Martín di Benedetto en 'la lengua quemada' (y 2)

la esquina celebrada
la baldosa quieta
el bar de mala muerte con viejos y dominó

carne de cañón para poetas desesperados
absolutistas crónicos muertos de amor

se les arraiga un calambre desde el alma
se les confunde lo sublime lo divino
con el hambre y el retorcijón

los poetas locos engañados declarados
mueren de amor y de hambre
y devoran al mundo y no dejan nada
y se regodean satisfechos en la comprensión

los poetas sólo quieren
partirse de hambre
y morirse por amor

y lo bien que hacen
aunque muy bien no pueda explicarlo

___

es saber
desde el trino
que rasga la noche:

no se trata de mí

___

un poema
cruzó
a la vereda
de enfrente

desde allí
me veo borroso

2 comentarios:

BaBel dijo...

el segundo
es
genialísimo

Jesús Malia Gandiaga dijo...

Completamente de acuerdo, misteriosa Babel.