martes, 14 de febrero de 2012

Poema de h-elena Rodríguez en 'Nunca-de-sus-ojos'

por una mirada

no me mirabas
no
y
la luz no se hacía
para buscar la lumbre
para arder
yo misma me hacía sombra
escarbaba
sin tu luz
mi pupila
se
hacía
estrecha
no me mirabas
y
yo
apenas
tenía ojos
para mirar las cosas
para mirar las cosas
para arder
en plena noche
al
mundo
de pronto una mirada
(no sé de dónde vino)
las cosas
encogidas
aparecen
están
en sus perfiles
observándome
(tan crédulas)
murmuran
en el ánimo del alba
dejándome
nacer

2 comentarios:

BaBel dijo...

oh

Jesús Malia dijo...

Jajaja. De acuerdo.