lunes, 26 de marzo de 2012

Poemas de Ernesto Mario Barreda y Alberto Ghiraldo

Seguimos con los modernistas argentinos y, principalmente, sus sonetos.

En vista de que las versiones que tengo difieren en algo de las que he encontrado en internet, cito la fuente. Hay mucho avispado al que no le duelen prendas al pervertir el sentido original del poema cuando no es de su agrado, en un caso, y mucho torpe que a su capricho modifica la estructura del verso. En fin, ahí van.

EL MALÓN (Ernesto Mario Barreda)

Por la enorme y despierta planicie del paisaje
los pájaros de presa prorrumpen su graznido.
Y entre la humareda del pajonal ardido,
se descubre a lo lejos el horror del pillaje...

Empuñada la lanza, sobre el potro, un salvaje
medio desnudo, cruza lanzando su alarido;
y blanquean los dientes del bronceado bandido,
¡bajo la dura máscara de su feroz tatuaje!

Sobre la misteriosa llanura dilatada,
dando al viento la negra cabellera crinada,
ululante y feroz, se aleja como un dardo.

Le fulguran los ojos en avidez lasciva:
¡y aprieta el cuerpo blanco de la mujer cautiva
su áspera y terrible caricia de leopardo!

En "La poesía modernista" (Centro editor de América Latina, 1968)

LA VOZ MATINAL (Alberto Ghiraldo)

I

Los avispones zumban bajo el alero,
en el corral el gallo lanza su alerta
y en el fondo del bosque todos los pájaros
vibran himno gigante porque despierta
el sol y la esperanza; vuelve a la vida
el mundo como un niño que abre los ojos
tras la noche apacible de encantos llena;
allá en el horizonte, lucen los rojos
del astro, que soberbio, fecunda o taja,
que da luz o la quita, según la suerte,
pues que también tranquilo mira a los hombres
caer bajo sus rayos que dan la muerte
en medio de los trojes de trigo rubio
o en medio de los campos hechos jardines.
Que la tumba va abriéndose paso entre flores
a las que ama y seduce para sus fines.

III

Todo palpita, muévese o sonríe

de la vida exterior bajo los mantos

y en mi mundo interior, en mi floresta,

canta el pájaro azul todos sus cantos.

En "La poesía modernista" (Centro editor de América Latina, 1968)

No hay comentarios: