sábado, 8 de noviembre de 2008

'Los pensamientos de Juan Armas Sánchez'

Nada hay tan veloz como la calumnia; ninguna cosa más fácil de lanzar, más fácil de aceptar, ni más rápida en extenderse.
. . .
En la vida nadie se para, y no hay más que dos caminos: uno hacia el bien y otro que conduce al mal, y es preciso marchar por uno de ellos.
. . .
El que no sabe por qué camino llegar al mar, debe buscar el río por compañero.

2 comentarios:

Maria Sanguesa dijo...

Casi todos vamos siguiendo el curso de algún río... Es un placer seguir tu blog. Besos y gracias.

Jesús Malia Gandiaga dijo...

Muchas gracias a ti, María.